Climbing with Dr. Sputnik

Aquí se hablará de la vida, de lo humano y lo divino, de lo natural y lo metafísico, pero por encima de todo, con HUMOR.

24 mar. 2017

Rasca de Nebraska

El cambio climático parece que si que debe estar sucediendo a pesar que Donald Trump y sus asesores no crean en él y un montón de escépticos y bien documentados tertulianos lo nieguen sistemáticamente a diario. Ayer cayó una buena por la mañana en forma de agua y/o nieve según las zonas por lo que la mañana transcurría tranquila, trabajando, sin esperanzas de salir a escalar hasta que 15 minutos antes de las 3 de la tarde, mi hora de salida, recibía un mensaje que decía ¿Nos movemos o qué? Condiciones excelentes. Era Lega y el resto ya se sabe, corriendo hacia casa, comer a toda prisa, café, coche, perro, trastos de escalar y a por mi compinche para acercarnos a disfrutar de este 5º invierno que el cambio climático nos regala, y por supuesto nunca gratis. Íbamos por la A5 y la temperatura era 5ºC, ni siquiera nos imaginábamos la rasca que haría al llegar y sobretodo al bajar del coche donde un viento constante y punzante nos dejaba claro que las condiciones de la tarde iban a ser invernales y yo me había olvidado las mallas térmicas aunque ese no sería el descuido más importante, puesto que Lega se había olvidado el crashpad. Total que estábamos dos tontos helados, dos perros un crashpad y un satélite, aunque afortunadamente Amado lo leyó en el grupo y debido a su profesión el compañerismo es lo primero, de forma que acudía presto con su crashpad a escalar un rato. Elegimos el sector Tiburón porque hay una amplia gama de bloques y bastantes de ellos, de tamaño normal para ir con la infraestructura que teníamos, por lo que acabamos haciendo un circuito de bloques sin apenas descanso, hacía frío, hasta que llevábamos una paliza seria.


Esta nube de aspecto mordoriano es la que dejó un a tormenta de granizo en la autovía del sur de Toledo donde hubo un choque múltiple, pero muy múltiple. Las tormentas se divisaban, miraras donde miraras,  a lo lejos desde nuestro pedestal en Castillo de Bayuela.


Amado, casi recién llegado de Londres, mostrando su mejor versión en "Joshua Tree" y es que tenía más ganas que todos esos locales desaparecidos en su búsqueda interminable de quilombos que justifiquen su apatía. Sin embargo, los locales son gente que sorprendentemente salen mucho más en verano y primavera que en plena temporada de apretar.


Lega en "El Tiburón" en pleno circuito anaeróbico propiciado por el frío y que consiste en salir del coche, coger aire inspirando, hacer todos los bloques sin parar y soltar el aire expirando cuando llegas al coche de nuevo para irte. Te pasas por el forro todas las leyes básicas de reposos y tiempos.


Lega en "A Contrabanda" otra de las líneas que hicimos al sprint y al final a pesar que cuando llegamos pensábamos que no íbamos a hacer mucho sucedió todo lo contrario, nos llevamos un palizón muy serio y es que cuando hay días de estos inestables con lluvia y nevadas lo mejor es salir en el momento de calma y darlo todo porque no sabes que te permitirá hacer la meteorología al día siguiente.

No hay comentarios: