Climbing with Dr. Sputnik

Aquí se hablará de la vida, de lo humano y lo divino, de lo natural y lo metafísico, pero por encima de todo, con HUMOR.

20/4/2014

El Escuadrón de la Sierra

Domingo Santo y que mejor que ir de peregrinación a El Escorial. Si, aunque nuestra peregrinación pasa por alto ermitas, iglesias, vírgenes y monolitos conmemorativos. Bueno la verdad es que nuestra peregrinación a decir verdad se ha basado íntegramente sobre monolitos. Y que mejor compañía que el Escuadrón de la Sierra. Es una especie de secta secreta que cuenta con unas huestes, según dicen los libros de historia, labradas en mil y una batallas. Lo mejor de cada pueblo de la sierra y todos juntos de una tacada. Manolín, Tristón, Diego, Pacha, René y Paula junto con incontables perros han sido la mejor compañía que podía tener para una mañana de bloque en la cual el gorro y las chaquetas han sido clave sobretodo a primera hora. Rápidamente se ha acordado un objetivo y hacia ahí nos hemos dirigido, en concreto hacia el "Lárgate de Aquí" y en los bloques colindantes nos hemos puesto a calentar, que de momento la mañana era algo más que fresca incluso para los serranos.


Javi Pacha calentando en "Pitufo" un bloque de patatas generosas a pesar de su aspecto intimidador. Después de reírnos un rato en otra de las líneas de al lado nos hemos puesto manos a la obra en el bloque que queríamos probar. Ya desde el principio se ha visto claro quien iba para caballo ganador y quien para mula de carga y la verdad es que había mulas de carga como para renovar el Destacamento de Montaña de Jaca.


Pacha en acción, encadenando "Lárgate de Aquí" donde evidentemente era caballo ganador. Diego ha aprovechado y lo ha repetido y el resto hemos ido de mal en peor en lo que vienen llamándose Modo Retropegue. Para cambiar de gesto nos hemos metido también en "Efecto 2000" que entra igual pero se va hacia la izquierda y ahí todavía ha habido más mulas de carga y cerillazos por doquier. Esa primera regleta de por si necesita un cepillado tras cada pegue, si encima se junta manos para ir a la izquierda y uno tras otro hace lo mismo, el tacto que queda es entre malo y gorrino. 


Parte del escuadrón se volvía hacia sus bases y René, Paula y yo nos subíamos a La Colina donde Paula quería finiquitar un tema y René probar otro. Los castaños están en plena efervescencia primaveral.


Paula encadenando "El Esforzado Dani Japo" que definitiva era a lo que había subido. Unos cuantos bloques por aquí, otros por allá y hemos ido a probar "Paralitic" donde las yemas ya estaban para pocas tontunas. Lo único que hemos podido constatar es que es un bloque mucho más duro de lo que parece a simple vista, pero es sentarse y de repente pensar: - Imposible.


René probando la salida de "Paralitic" que tiene miga ya de por silo como para que vengas desdde abajo y no sepas que hacer luego. La entrada es muy salvaje y requiere lo que Tristón ha dicho esta mañana: - Desde el principio hasta el final.
Y al rato, tras constatar que las yemas estaban kaput, no podía ni hacer los bloques de al lado, he decidido irme para casa puesto que tenía que estar antes de las 18h y con todo el quilombo de la Operación Dominguerismo Extremo de Semana Santa no sabía que podía pasar.

17/4/2014

Éxodo

Llegan las vacaciones y se da un éxodo, todo el mundo se ha ido de vacaciones fuera, mucha gente por Targasonne y por Albarracín. Sin embargo, cada uno por motivos diferentes Lega y yo andábamos por aquí y hemos salido un rato por El Escorial esperando encontrar una tarde aceptable. 
La verdad es que hemos llegado tranquilamente, sin prisa y nos lo hemos tomado con calma en Cetáceos donde buscábamos la sombra como los Koalas buscan los eucaliptus.


Pues eso, con la calma total debajo del "Ultraviolence" y tranquilamente para no quedarnos apoltronados hemos empezado a calentar en "Ultrasimon" y así en todos los bloques clásicos del sector sin encadenar ninguno. Las condiciones sin llegar a ser malas eran bastante lamentables. Pero esa no era nuestra guerra, sólo el campo de tiro. Fracaso tras fracaso nos hemos movido algo más abajo al "Zaida".


Sufriendo en las regletas de "Zaida" y una colleja más para luego decidir que nos íbamos hacia La Colina donde el sol ya se estaba empezando a ocultar detrás de la loma. Una vez arriba nos hemos ido directamente hacia "La Sauna" un buen bloque relativamente nuevo que me gusta y hoy aunque no había un buen tacto en los romos he mejorado respecto al primer día que lo probé. Tan solo le hemos dado unos pegues porque rápidamente hemos visto que para hacerlo había que dar mucho y no lo teníamos. En ese momento llegaba Natalia y nos movíamos a los bloques más fáciles que hay abajo porque no se podía apretar en lo que teníamos en mente.


Lega en un bloque de desplome que nunca habíamos hecho muy cerca al "Esguinzofrénico", desplome con canto agradable y grado fácil. Pues eso, hemos acabado haciendo un circuito deshollados y fundidos de la paliza con los romos de "La Sauna".


Natalia en el mismo bloque, desconectando de la rutina laboral. Finalmente y tras unos cuantos bloques más hemos decidido recoger, ya de noche, e irnos a casa. Antes de irnos hemos tenido una charla con Little Richard y un ataque de manchis que hemos solucionado con la más célebre gastronomía internacional.

12/4/2014

Prueba de Esfuerzo

Resulta que la semana pasada escalando en un paso cualquiera me estiré mucho sobre los pies para coger un canto en un movimiento largo y se me fueron los pies quedándome cogido sólo del brazo en el cual tengo el hombro todavía en recuperación. Me hice daño y me había quedado, literalmente, acojonado ya que en estos meses a pesar de estar limitado no me dolía al escalar sino apretaba en serio. Pues el domingo psado me fui bastante fastidiado y lo peor, pensando en si me había fastidiado algo. Esta semana he reposado y el viernes fui al fisio, donde después de una hora de manipulación dolorosa llegó a la conclusión que lo tenía muy dolorido pero no parecía que estuviera fastidiado. Estirar, masajear musculatura y descongestionar los tendones que me operaron el verano pasado, en eso consistió la sesión así que pensé: pues si no hay nada jodido iré a escalar con suavidad para probar que no hay nada que duela porque esté hecho polvo. Una prueba de esfuerzo, así le llaman los entendidos. Aprovechando que Lega y Nuria iban a La Pedriza a ver a unos amigos yo he ido también pero para volverme al final de la jornada. Doler lo que es doler, me ha dolido, pero he escalado con mucho tiento ya que es la primera vez en meses que iba para atrás y eso no puedo permitírmelo.


Nos hemos dirigido al Laboratorio porque hemos pensado que era de acceso rápido ya que estaban previstas tormentas para al principio de la tarde y aun así no hemos tenido problema con la lluvia, al menos donde hemos estado. Ahí nos hemos encontrado con Talo, Roser, la pequeña Dhana, Jorge, Javi y un montón de malagueños amigos suyos y rápidamente nos hemos puesto a hacer una ronda de clásicos para calentar y así de paso echaba yo un vistazo a la maquinaria para ver como respondía.


Nuria en "El Maestro de la Luz", bloque buenísimo que he hecho infinidad de veces y hoy me ha resultado imposible y lo he visto en el primer y único pegue que le he dado. Pasos de hombro prohibidos hoy. Inmediatamente después, Lega y yo nos metíamos en "Misoginia" y resolvíamos rápidamente los dos, ya no entendía nada, un apretón de sentado a un canto lejano con la derecha y con poquito de dolor he aguantado para seguir escalando ya más relajado. Sorprendido para como estaba. Lega también lo encadenaba y Nuria lo hacía de pie.


Lega encadenando "Misoginia" habiendo resuelto los primero movimientos que son donde realmente aprietas unos cantos que no son de los más adherentes. Al rato se apuntaban los malagueños y algunos también se lo llevaban. Buscando un poco de soledad nos hemos subido al "Petit Suïsse" donde queríamos ver a Nuria y nos metíamos Lega y yo mientras en "El Duelo", un poquito de placa para castigar nuestras carencias.


Lega en "El Duelo" sumergiéndose en el maravilloso mundo de las placas con sol y calor. el resultado no hace falta que lo diga, si es que no valemos para esto y punto (y para otras muchas cosas tampoco). Finalmente, nos hemos alejado un poco más de las masas y nos hemos movido hasta un grupete muy bueno de bloques que hemos tanteado para decidir meternos de lleno en "Técnicas Ancestrales" donde Lega ha estado muy cerca de llevárselo si bien le han faltado unas condiciones algo mejores, ya que por momentos el sol se filtraba entre la arboleda y el tacto dejaba bastante que desear.


Lega en "Técnicas Ancestrales"  donde como ha dicha ha estado muy cerca de llevárselo y aunque no lo parezca este bloque es bastante más físico de lo que uno puede pensar a primera vista. Tras unos momentos de reposo nos hemos vuelto a mover y esta vez ya en sentido descendente pensando más en el cervecismo extremo que en escalar, pero con para en "La Columna de Hércules". Sin embargo aquí ya estábamos cansados y hemos aguardado a que Nuria hiciera las dos líneas fáciles de la izquierda, "La Herradura" y su vecina. Una buena jornada, muy tranquila, para mi era de prueba a no fastidiarme, he pasado unos días pensando que me había roto otra vez.
No quisiera pasar por alto en como ha empezado el día, ya que cuando hemos llegado Nuria se ha dado cuenta que no había cogido los pies de gato y hemos tenido que ir a la tienda de Manzanares el Real donde Lega le ha regalado unos y casi me multan a mi por aparcar mal. Suerte que uno es majo cuando quiere. Pero aun no había acabado la pesadilla, resulta que la pareja de iluminados también se había olvidado coger los crashpads del otro coche. En fin.

7/4/2014

Four Old Glories

Título de post de lo más sugerente que refleja el día de hoy y que ha ideado Lega durante nuestro regreso a casa. Resulta que hoy era festivo en Toledo y Lega y yo habíamos pensado ir a La Pedriza, aunque la verdad que después de la paliza de ayer hoy nos hemos levantado perros y devorados físicamente y de yemas y los dos hemos esperado a que se rajara el otro. Finalmente no sólo eso, sino que nos hemos hecho con dos socios de los que su Curriculum Vitae Scalatorius empieza con la página 1 como todos pero aun no se ha cerrado tampoco y llevan de momento páginas para empapelar Siberia entera, Bolo y Sandro. Nosotros hemos llegado antes y hemos subido directos al Laboratorio para ir calentando y al rato las 4 viejas glorias formaban un Comando de Élite con más de 185 años en total y con una media de 25 años escalando, números y tal pero como dice mi amigo Chacón, ¿Pa qué? Pa ná.


Sandro en "Los Tres Mosqueteros", una línea rebautizada que originalmente fue abierta como "Desequilibrios" y que Bolo crujía con su savoir faire en su último día de la temporada de bloque, también era el primero. Los dos primos, Lega y Bolo, rivales en performances hoy han competido duramente por ser el mejor bloquero de la familia. Little Richard acudía raudo y veloz a la cita. Después de unos pegues anecdóticos a "Bukake de Romos" nos dirigíamos al "Sharmático" y es que a Lega le picaba la curiosidad y ya se sabe que nosotros sólo probamos lances cuando estamos en Fontainebleau y aquí el amigo venía de estar dos semanas y media ahí. Así que nos hemos metido de lleno. Buenos pegues pero ahí hay que entrar a perder el día a pegues para ir mejorando poco a poco. En ese momento se nos unía a las batallitas Roman, que había encadenado el bloque por la mañana y ha subido las apuestas hasta hacerse casi imposibles de cubrir. De repente nos hemos visto Lega, Sandro y yo lanzando como chavalitos.


Lega con su gorrilla de butanero lanzando en "Sharmático", la verdad es que es cuestión de ir afinando cada vez más hasta que reduces las puertas a biombos de seda. Y ahí el Bolo me decía qeu quería hacer "La Sonrisa del Payaso", me hacía preguntas sobre la calidad de las regletas y la dificultad de la salida y mi respuesta ha sido que eso en sus manos era un juguete. Se ha calzado y la ha hecho a la primera.


Bolo merendándose "La Sonrisa" entre un tipo de escalada que le es algo más que familiar. De momento estaba encantando porque en su último día de escalada de la temporada, y primero, había conocido el Laboratorio y había encadenado dos clasicazos. Volvíamos a encendernos y nos metíamos en "El Talador", un bloque al que le tenía ganas desde antes que me operaran y no había vuelto a probarlo, pero Roman sin esperarnos a ninguno dejaba bien claro como se tenía que hacer.


Roman encadenando "El Talador" al primer pegue con un método más para bajitos con el cual se pone el pie en el canto que bandea como una bandera en la popa de una carabela. Esa sika no aguantará muchos trompazos más.


Me he pasado unos buenos momentos en "El Talador" un bloque que por primera vez en mucho tiempo tenía toda la mandanga hacia la izquierda.


Bolo luchando con su enratone en "Petit Suïsse" donde después de haber saboreado las mieles del triunfo toda la jornada se ha encontrado en una jaula comiendo queso, jugando con una bola y dando vueltas a una rueda con cascabel. Dos pegues como mucho, había dicho antes. Al rato nos movíamos hacia el bloque del río donde Sandro y yo habíamos hablado de probar "Comando Comando" pero BIIIIIPPP, error. Calor y humedad por doquier, parecía que habíamos cambiado la zona de escalada como si estuviéramos en La Mancha. Un increíble cambio de condiciones de estar arriba de abajo del Laboratorio.


Sin embargo, el Bolo había venido a hablar de su libro y se hacía con la versión menos dura de "Aprendiz de Brujo" y tan solo Roman hacía la versión dura.


Y así termina una jornada larga de bloque entre amigos, con cervezas en Casa Julián y con la inesperada visita de Lomo justo cuando nos íbamos, una lástima no haber podido pasar un rato con él. El balance es dolor, no sabía si hoy podría escalar después del tirón de ayer, y yemas devoradas pero felices como perdices toledanas.

Calor Veraniego

Hoy domingo, habíamos decidido ir a El Escorial donde Nuria, Lega y yo pensábamos que nos íbamos a encontrar un bosque frondoso que nos cubriera las cabezas para protegernos del astro rey y sin embargo hemos encontrado un bosque aun pelado que no nos ha ofrecido ninguna sombra. Ahí estaban Diego y Javi Pacha esperándonos y una vez juntos hemos empezado nuestro suplicio y penitencia bajo el sol de justicia que ha pegado hoy. Directos hacia el sector de Bajos Bar donde pensábamos encontrar sombra hemos empezado a calentar y ya rápidamente hemos visto que Diego, Pacha y Lega se calentaban sin estar a punto al meterse de cabeza en "Kike, Espacio, Tiempo" para darse de bruces con la realidad.


Pacha apretando con todas las partes de su cuerpo en "Kike, Espacio, Tiempo" sin resultados aparentemente satisfactorios y es que este bloque es duro y comprimido en pocos movimientos. Al rato, nos movíamos ladera abajo buscando más sombras y parábamos en "Mareo de Rodilla", donde los hemos repetido todos menos Nuria, que a pesar de no haberlo hecho nunca ha estado cerquísima. En esos momentos ya se empezaba a notar el calor y entonces llegaban los refuerzos talaveranos con Carlos Cabe, Naranja y Rodri y algo más tarde Fran y dos amigos suyos.


Nuria cuando ya había cogido el gesto de cadera en "Mareo de Rodilla" donde finalmente ha ganado este bloque aunque ella ha estado a punto y ya lo tienen matizado para ir un día sin calufa y hacerlo. Y para seguir con una jornada en la que cada elección suponía otra cagada mayor intensidad que la anterior, sin saber porque nos hemos ido hacia "Osobuco" y "Medinando" para encontrarnos con más sol y menos sombras aun.

Lega encadenando a flash "Medinando" y sin embargo el resto no hemos podido tener sensaciones en las regletas pequeñas y dolorosas de esta línea. Después de un obligado parón durante las horas de mayor insolación en las cuales hemos estado haciendo bloque fáciles a la sombra nos hemos movido hacia la parte de detrás de "La Puerta" buscando el bien más preciado durante la jornada, la sombra.


Cabe encadenando "El Avispado" a pleno sol, y es que por la tarde aun pegaba de lo lindo el sol y aun con toda la solana tanto él como Nuria han hecho este bonito aunque asequible bloque.


Y es que los robles justo están empezando a sacar sus primeros brotes pero aun está todo muy pelado. Una cuestión de un fallo de cálculo. De ahí, o íbamos a la fuente al lado de El Castañar o teníamos que empezar a filtrar nuestro propio orín con una camiseta de algodón para hidratarnos. Una vez en la fuente hemos subido a los bloques de la zona de "El Pendiente" para seguir escalando aunque a una intensidad menor de la deseada y de la que a priori habíamos estimado.


Rodri en "El Pendiente" donde le ha faltado poco para quedarse en la patata de arriba donde ya sólo queda salir después del dinámico. Unos cuantos bloques más por la zona y de repente alguien ha mencionado la palabra cerveza y nos hemos encaminado hacia el bar a la hora en la cual la cercanía de l anoche levantaba una brisa muy interesante pero que poco íbamos a aprovechar con nuestras yemas desintegradas.


La luna salía y raía consigo brisa de atardecer. Una vez en el bar dábamos buena cuenta de las bebidas que les quedaba y en el fragor de las batallitas regadas en cerveza de bar han empezado a surgir las apuestas tontas referente a las dos increíbles líneas del bloque del bar. Y finalmente él que ponía las cosas en su sitio era el recién llegado de Fontainebleau, el Lega. Se hacía rápidamente con las dos líneas de forma rápida y efectiva, eso si, un control antidoping no hubiera ido mal de cara a la homologación de los encadenes. Rodri también podía, no sin esfuerzos, con la línea clásica.


Naranja también ha estado muy cerca de hacerse con "El del Bar" pero la jornada nefasta de hoy le ha pasado factura y finalmente no ha podido encadenar ninguna de las líneas. Yo me había hecho daño en el hombro dos bloques antes al resbalarme los pies y quedarme colgado del brazo tonto y no he podido entrar a hacer el ganso en el último bloque, quizás pensando en que mañana quiero escalar también.

30/3/2014

Overbooking en Zarzalejo

¿Donde va la gente de Madrid y alrededores a blocar cuaando ha hecho, hace o hará mal tiempo? No conteste ahora, hágalo después de la publicidad. Pues a Zarzalejo. Ahí hemos acabado hoy después de un fin de semana de ruina meteorológica junto con mil quilombos que tenía yo, que hacían más que incierta mi salida habitual a escalar. Aunque como inciso diré que este fin de semana yo debería estar en Fontainebleau hasta el martes pero que diferentes eventos familiares surgidos en cadena en el momento de sacar el billete hicieron que no pudiera finalmente confirmarlo e ir con Lega, Nuria y los Broder al paraíso del bloque europeo por excelencia. Así que he podido hacer coincidir la ventana meteorológica del finde con la ventana en mi apretada agenda de eventos familiares y esta tarde me juntaba con Diego y Javi Pacha en Zarzalejo. De modo que llegaba yo a las 4 de la tarde y me ponía a calentar solo en las líneas que hay en el bloque donde está "El Mundo al Revés" y ahí me encontraba a Juan, con quien ya había coincidido otras veces por ahí y nos poníamos a escalar sin dejar de ver pasar grupos de gente hacia La Pradera y con los coches que había aparcados debía parecer eso la calle Preciados en pleno 24 de diciembre a las 5 de la tarde. 


Llegaban Diego y Pacha y se ponían también a calentar los dedos en la línea de la derecha de "El Mundo al Revés" en un tarde con sol y nubes y sobretodo con un viento que te dejaba helado. Yo no he conseguido estar a gusto más que cuando me ponía buscando el solete como si fuera una planta haciendo la fotosíntesis. Rápidamente, hacíamos las líneas fáciles un par de veces para entrar en calor y Diego y yo nos poníamos a probar la otra buena línea de este boulder, la de la izquierda de su línea más conocida.


Diego en esta bonita línea de dos movimientos y medio supercomprimidos que ya teníamos los dos y que hoy no hemos hecho ninguno. Pie que usas una vez, pies que rompes. Estoy seguro que si me pusiera a cepillar con saña este boulder dejaba en su lugar una montaña de grava. Desmigar es un término demasiado benévolo para el proceso erosivo que sufre esta roca.


Pacha se medía directamente con "El Mundo al Revés", uno de sus retos pendientes en la zona, yo que no quería darle, dije que no iba a probar este bloque hasta que no tuviera dolor y viera que lo afronto con garantías de éxito, me traicionaba y le daba dos buenos pegues. La verdad es que lo he visto muy bien pero en el momento que hay que comprimir todavía me duele bastante el hombro y lo dejaba rápidamente, aunque no dejaba de pensar en, y si le doy otro...Sin embargo movía el brazo un poco y ya se me pasaba la idea.


Neska y Naia, las perras de Pacha nos hacían una buena compañía y curioseaban sin parar. Una vez Pacha se ha quedado a gusto y ha visto que hoy tampoco sería el día en el cual iba a encadenar "El Mundo al Revés" nos hemos movido hacia el Ovni, donde se encuentra la línea que coge el nombre de la piedra "Ovni" y a la derecha la física "Zaplasteko" que Diego había caído hacía poco en la salida.


Diego luchando contra todo en "Zaplasteko", sin embargo hoy no ha podido llegar donde lo dejó pendiente hace unos días. Pacha y yo tampoco hemos visto color al bloque así que después que Diego se diera cuenta que hoy iba en modo retropegue nos hemos movido hacia el "Corso" y otras líneas que hay por la zona pero como las yemas cantaban solas, y no era lo único que hacía ruido, nos hemos puesto sólo con las líneas fáciles y divertidas para seguir escalando más en esos bloques nuevos pero que estaban a la sombra. Ahí hacía una rasca bastante seria y con el puto jet lag del cambio de hora, menuda torrija que llevo desde que me he levantado, estaba ya pensando en la paliza de vuelta. Quizás influyan los 600 km que he hecho en todo el fin de semana entre llevar a una de mis hijas a un pueblo en el quinto coño de La Mancha para un partido de baloncesto y a la otra hoy a otro pueblo para luego llegar a casa y coger el coche e ir a escalar. Aun así esto del cambio de hora lo entenderá el hijoputa que lo inventó porque me parece que el resto no entiende un carajo para que sirve.

23/3/2014

Mañana Intensa

Justo acababan de poner todos los bloques en su sitio, los pájaros en las ramas y todo en su emplazamiento habitual llegábamos Diego, Manolo y yo a El Escorial. Hacía que no madrugaba tanto un domingo para ir a escalar que no recuerdo cual fue la última vez pero había una razón, teníamos todos asuntos que atender por la tarde, cada uno los suyos. Javi Pacha se nos unía más tarde, ya se sabe que el domingo desayuna porras en la cafetería de su pueblo y eso es más sagrado que la misa de 12. 
Hemos empezado calentando en los dos bloques fáciles que hay al lado del "Power Balance" para luego ponernos Manolo y yo a piñón fijo en este precioso desplome. En ese momento llegaban René y Paula que se unían al plan y sobretodo René que se metía en faena con nosotros. 


Manolo haciendo el Nureyev en "Power Balance", unos cuantos pegues, unos cuantos tirones de psoas, unos cuantos cerillazos y unos cuanto rebanamientos de tobillo después asumíamos la derrota y nos movíamos a La Colina. A las 9 y media hacía una rasca de las buenas, firmaba por tener el frío éste hasta de aquí dos meses. Ahí Diego y Pacha se han puesto rápido el mono de trabajo y se han metido de lleno de nuevo en "Pasión de Gavilanes" donde el sol pegaba pero el frío viento te hacía buscar la irradiación del astro rey para estar a gusto.


Diego en el empotre de pie de "Pasión de Gavilanes" donde hemos tenido que portear al cuerpo ya que a pacha se le han escapado las regletas una vez y suerte que estábamos ahí porque caía de cabeza con el pie súper-empotrado que no se había liberado. para hacerse una desgracia en la rodilla o el tobillo, suerte que este equipo es de los de primera línea de fuego y portean como debería hacerse siempre.


Javi Pacha arqueando como sino hubiera dios en "Pasión de Gavilanes" en una foto en la cual se puede ver como el sol empezaba a lanzar rayos a mansalva pero el viento te dejaba helado. Diego ha dado unos muy buenos pegues pero la prisa, tenía que irse a las 13:00h al sprint, le pesaba como la losa de la lápida del mausoleo de Rocío Jurado. Cuando despedíamos a Diego, nos movíamos algo más arriba donde hay un bloque relativamente nuevo que creo que llaman "La Sauna" y que Manolo y yo queríamos hacer, René también se unía a las escaramuzas.


Manolo en "La Sauna" donde lo ha dado todo y no ha sacado nada más en claro, que una paliza. Eso si, motivado lo estaba y debo decir que se ha entregado en cuerpo y alma como suele hacer. Me ha gustado el bloque pero he tenido que adaptarme a una secuencia en la cual no fuerzo tanto el hombro derecho aunque haga dos pasos más pero es que cuando tienes un handycup te das cuenta que lo que vale para todo el mundo no es lo ideal para uno. Y así llevo toda la temporada pero al menos estoy escalando.
Y tal y como todo empezó, con puntualidad británica, hemos ido acabando al estilo Cenicienta, cada hora cerca de la tarde íbamos perdiendo efectivos y es que la presión del hogar estaba muy presente hoy. Como diría una ateo como yo, ¡Gracias a Dios que ha vuelto el invierno!

15/3/2014

Todo esto es un Sinsentido

Salida de Toledo a las 12 del mediodía, llegada a El Escorial a la hora de máxima insolación, coches aparcados desde la carretera, el bosque petado de gente como la calle Preciados el 24 de diciembre y como dice Javiqui Camarón: quien no se acerca no aparca en la puerta. Zaska! uno que se iba en medio del follón, rápidamente ha organizado el follón para que me metiera yo y ya estábamos listos para darlo todo. Lega, Nuria, Javiqui, Chiqui y yo cogíamos las cosas y nos adentrábamos en el bosque buscando la zona más sombreada y en ese momento decidíamos ir hacia La Colina. Por el camino nos cruzábamos, ya de vuelta, a Diego, Manolo, Pacha y Juan que nos habían dejado los bloques con el attrezzo perfecto.


Javiqui en "Esguinzofrénico", este tío cuando viene, viene para hablar del libro y lo da todo. En ese momento hacía calorcete y sólo se podía escalar en los bloques que estaban orientados al norte, o sea mirando hacia abajo.


Nuria encadenando "Puzzle Stone" con soltura y savoir faire, yo la he animado a que lo hiciera sin importar la altura y luego estaba pensando en si empezaría con el numerito de la cabra en pla, me subo, me bajo. Pero no, ha ido tiesa para arriba sin pensar en más que escalar.


Chiqui probando "Pasión de Gavilanes" al sol, se ha puesto pesadito con que quería probarlo y al final hemos subido a que el chico lo probara. le ha encantado y nos tocará volver. De ahí La Colina nos movíamos hacia abajo porque el sol se había metido de lleno y nos acercábamos a "Lárgate de Aquí" pero con la sorpresa que los árboles están más pelados que medio país y también le daba el sol en muy mala posición, justo al mirar para subir el pie derecho y cuando una vez subido vas hacia la regleta derecha.


Chiqui en uno de los pegues a "Lárgate de Aquí" todavía con el molesto sol, luego en la sombra las sensaciones han cambiado y aun con buenos pegues que le hemos dado nos hemos ido, sin premio, hacia El Castañar.


Lega en un súper pegue a "La Media Luna" con la secuencia old school en el cual ha estado a un tris de salir por arriba, aunque ya era final de día y las yemas ya no respondían después de los bloques de ayer en roca que descascarillaba y el tute de hoy al sol y luego a la sombra. Chiqui por su parte ha caído dos veces por precipitarse en la salida y perder el equilibrio, caerse e irse con las manos vacías.


Finalmente, con una luna llena omnipresente y un atardecer como los que suele regalarnos este bosque nos retirábamos destrozados y pensando en el sinsentido que nos lleva a hacer esto cada vez que podemos. Simplemente nos gusta, no hay que buscar más explicaciones.

14/3/2014

No Todas las Piedras son Boulders

Resulta que durante esta semana, la fauna local encabezada por Naranja, Toni y Rodri habían avistado un nuevo grupo de bloques por debajo de Germania y habían abierto dos líneas nuevas así que hoy nos hemos acercado a cotillear por la zona y acercarnos a ese grupo de piedras que estaba arriba en la ladera. Lega, Rodri, Marina, Jesús Broder, Sandra, Inma, Emilio, Naranja y yo hemos estado buscando y escarbando, nunca mejor dicho, las posibilidades de las piedras de la zona.
Pues resulta que no todas las piedras son boulders y es que una vez te pones a verlas, habiendo subido con la solana, nos hemos quedado bastante decepcionados porque la roca era muy blanda y arenosa. Las nuevas líneas dejaban la sensación de estar escalando en Chocokrispies y las colchonetas siempre estaban llenas de gravilla. Aun así hemos pasado una buena tarde entretenidos con las 3 líneas ya abiertas y buscando la posibilidad de cepillar alguna línea nueva pero la calidad de la piedra o simplemente el acceso y el pie de bloque en plano inclinado a 60º nos ha quitado la idea de la cabeza de seguir abriendo sólo por abrir. ¿Qué sentido tiene cepillar y abrir unos bloques que ni son bonitos ni cómodos ni siquiera tienen buena roca? Ya lo avanzo yo, ninguno.


En "Abrasión" un bloque que hemos encadenado casi todos y que es más desplomado de lo que parece y en el cual sólo podías poner los pies donde tocaban o coger los cantos de manos que estaban exclusivamente cepillados. Si te salías, volvías al mundo de los Chocokrispies.


Naranja con la mirada de tigre en "Las Agallas" un muro con una fisura que cada vez se hace más pequeña para salir a unas regletas con forma de agallas como si fueran de arenque islandés. Sin embargo, el amigo Naranja se ha dejado pendiente esta línea que si hemos finiquitado Lega, Rodri, Broder y yo, algunos con más dificultades que otros.


Otra imagen de "Las Agallas" donde con unos pequeños cerrojos en la parte más fina de la fisura lograbas subir pies. Sin embargo, la rotura de una presa de pie con los dedos empotrados me ha hecho una carnicería en un dedo que he dejado sangre por todos lados como si hubieran rodado una película gore ahí mismo. 
Tras diversos intentos de abrir más líneas en la zona, frustrados por la calidad de la roca, nos hemos visto obligados a movernos hacia otro sector y por proximidad y por facilidad de acceso, Sandra está embarazada de 8 meses, nos hemos ido hacia El Mirador. Ahí espoleados por los encadenes de Chiqui en la última nos hemos venido arriba pero rápidamente los propios bloques nos han puesto en nuestro lugar y hemos probado "Hans Landa" y "Gusiluz" con más pena que gloria.


Naranja en el clásico de la zona, "El Mirador" donde nos ha obsequiado con el numerito de la cabra arriba en la salida y cuando parecía que iba para arriba y salía resulta que ha recordado la fuerza de la gravitación universal.


Rodri arqueando en la regleta-filo de machete cubano y un gabarro extra -doloroso para pensarse si ir en dinámico al canto de "Hans Landa", finalmente ninguno ha conseguido ni siquiera rozarlo.
Y ya aquí, con las yemas como carne picada hemos decidido que era el momento de bajarse al remolque de hamburguesas y patatas de la entrada del pueblo donde nos tratan muy bien y recuperamos las energías perdidas para poder volver a casa. Mañana más.