Climbing with Dr. Sputnik

Aquí se hablará de la vida, de lo humano y lo divino, de lo natural y lo metafísico, pero por encima de todo, con HUMOR.

24 ago. 2016

¿Cuando Acabará Esto?

Otra tarde más de verano, canícula, sol, todo parecía apuntar a que volveríamos a tener una tarde de esas con las 7 plagas bíblicas y sin embargo tal y como dijo Lega, el calor había eliminado hasta las plagas. No había moscas, muertas por deshidratación e incineración. No había chicharras, habían perecido flameadas y así con el resto de plagas. Por no haber, no había ni garrapatas o eso creemos. Oías tus pasos andando sobre los rastrojos secos crujiendo como quien anda encima del muesli que cae al suelo. Aun así, habíamos tomado una decisión ayer y fue de ir a escalar y había que seguir hacia delante para en caso de hacerlo, morir dignamente, como valientes. Tal y como nos acercábamos a Castillo de Bayuela las dudas se hacían más grandes acerca de donde ir, si buscar un sector en sombra o buscar uno alto y esperar a que corriera la brisa. Finalmente, deducimos que no había grandes cambios significativos así que tiramos hacia Garciotum que este año aun no habíamos ido. Pues, la decisión fue tan mala como cualquier otra ya que al llegar el termómetro marcaba 37ºC, justo lo mismo que la temperatura corporal. Aun así, Lega y yo tiramos hacia los bloques que por suerte en este sector están a 50m del coche.


Cooper en la sombra mirando los pastos secos con un cierto aire de llanuras del Serengetti. Así que la cosa consistía en intentar hacer tantos bloques como fuera posible y sobrevivir a ello y así empezamos con un calentamiento, más que nada muscular y de articulaciones porque el ambiente ya estaba caldeado al estilo Fragua de Vulcano.
Empezamos con un par de muros como "Lazy Man" y su vecino a media tarde y de repente, boquete en el dedo. Hacía tiempo que no me hacía un agujero de estas características, ni lo noté con la yema anestesiada por el calor hasta que lo vi. 


Ya me condicionó toda la tarde aunque no quise que ello pasara y seguimos con "El Praticante" un bonito lance de grado fácil pero que no por ello deja de ser precioso. La roca ardía en plan Desierto de Namibia y las regletas se me clavaban en el agujero de la yema como las estacas en el corazón de los vampiros pero otro bloque que salía también en esas condiciones. 


Lega en "El Baile de los Zánganos" donde todos los bloques que habitualmente hacemos sin más problemas que algún apretón se convertían en verdaderos apretones con todo, sin magnesio al segundo movimiento y resbalando sobre la piedra asollamada. El porteo era imprescindible, lo cual redujo bastante la sesión fotográfica.


Wilma tampoco estaba para aventuras y salirse de la sombra. 


En "Smoke Sellers", el mejor nombre de la historia puesto en uno de los mejores bloques, aunque la foto no hace honor al blocazo y no es por culpa de Lega sino desde el ángulo y el angular con la que fue tomada. Además tampoco quise que se fuera muy lejos a hacer la foto puesto que esta línea es mucho más alta y desplomada de lo que parece en la foto y llevado un dedo abierto con un capuchón de esparadrapo y esas regletas hincándose en el tuétano me daban una sensación de inseguridad que no quería verme reventado en el suelo. A esa hora, cuando ya habíamos acabado llegaban Olga, Iván del Bar Dos Plazas y alguno más para escalar un rato, así que les hicimos algo de compañía y les enseñamos los bloques del sector. No se creían que estuviéramos ahí desde las 5 y media de la tarde, pero mejor en el campo que en casa. 


Iván volando en "El Praticante", disfrutando de una buena línea ya de noche casi. Ahí ya nos volvíamos para casa con un reventón fuera de lo normal y es que en esas condiciones por encima de 30ºC, aun a las 9 y media, aprietas con todo mucho más.
Eso si, otro día menos de verano...

22 ago. 2016

The Outsiders

Outsiders, eso hemos sido en un fin de semana en el cual nos hemos adentrado en ese terreno semi-desconocido para muchos que es Peñas Blancas. El sábado por la mañana salíamos pronto con ese destino un pequeño grupo de irreductibles formado por Lega, Nuria, Cabe y yo. Nos adentrábamos en ese precioso bosque de pinos y nos acercábamos al sector Complu donde a la sombra de los árboles y con la brisa reinante encontrábamos un buen campo de batalla. La cosa no fue mal del todo y estuvimos escalando durante toda la jornada sin notar el calor en exceso y es que no hizo mucho calor, a diferencia de ayer domingo.


La verdad es que el sitio es solitario y se está a gusto alejado de las hordas de domingueros, se respira paz.


Nuria concentrada para hacerse con "Smoking" sit. Una buena línea en la zona donde estuvimos calentando.


Cabe disfrutando de otra línea muy buena "Rizzla +" y es que en la parte alta del sector el viento que no era calentorro te permitía estar muy a gusto incluso algunos ratos al sol.


Lega en pleno proceso de contorsión en "Marley" otra línea muy buena, algo ya más complicada y a esta le daba un poco el sol por lo que el tacto con el grano típico de la roca de la zona se convertía en poco más que una pequeña tortura. Cuando ya teníamos los dedos bien calientes, el cuerpo también y las manos chirriando del dolor de piel bajábamos a la placita de más abajo donde se encuentra "El Druida" junto a un buen puñado de bloques.


Cabe disfrutando en la fisura que se encuentra a la derecha de "Sopalajo de Arrieres y Torreznos", una clásica fisura de las de bavaresa de toda la vida. 


Nuria en otra de las grandes líneas del sector "Test de Talo" pero que cada uno de sus cantos pinchan como mordiscos de serpiente de cascabel. Ya por la tarde descendíamos hasta el Laberinto donde esperábamos escalar hasta el anochecer pero después de todo el día nuestra piel pedía una tregua y eso que no hizo calor. Aun así recibimos la agradable visita de Lau y Kevin que se acercaron un rato a limarse los pellejos de las yemas con la vieja técnica de la abrasión.


Lega en "La Puerta Corredera" donde retomamos de nuevo la escalada en el sector Laberinto, al cual acabábamos de llegar. Ahí anduvimos probando líneas sin mucho éxito, algunas de ellas no supimos ni por donde cogerlas como "Psilocibes Cubensis".


Cabe con las Peñas Blancas justo detrás mostrando la cara de fatiga después de todo el día.Tras una buena cena acompañada de bebidas y sustancias prohibidas nos íbamos a dormir. A la mañana siguiente, domingo, llegaban refuerzos desde La Pedriza con Lomo, Rafillas, Chulo, Olga y sus churumbeles. La verdad es que ayer domingo hacía más calor y eso se notaba en la cabeza y en la piel, ya que los que habíamos escalado el sábado teníamos las yemas con menos piel que el prepucio de un judío, no es chiste xenófobo o racista es simplemente un chiste.
repetimos más o menos los sectores del sábado puesto que sólo Rafillas controlaba la zona algo y para el resto era nuevo todo, así que fuimos a buscar sombra y brisa pero ayer no era igual que el sábado y era día de los de ir escondiéndose. Hicimos un tour parecido por los bloques del día anterior siempre a la sombra.


Rafillas en "Marley", una línea que como la pilles al sol te dejas la piel de todo el año.


Cooper ha disfrutado del fin de semana como el que más y la verdad lo entiendo aunque no sé que anduvo haciendo a noche del sábado al domingo.


Lomo en "Test de Talo" apretando y resistiendo el dolor. Como suele ser habitual se marcharon sobre las 3 de la tarde y entonces nosotros aun nos quedamos enredando por otros bloques en los cuales no habíamos escalado el sábado pero que si los habíamos fichado y así estuvimos hasta que el dolor de piel y el calor nos hicieron rendirnos ya bien entrada la tarde. Un buen fin de semana, en definitiva.

15 ago. 2016

¿Escalar Hoy? Imposible

De todas las tardes que hemos estado haciendo el suicida en Castillo de Bayuela durante este verano hoy ha sido el día de pinchar. A pesar que la tarde prometía con la brisa reinante, nos hemos encontrado un calor y la roca ardiendo que cuando cogíamos las regletas notábamos como se estiraba y agujereaba la piel. No hemos sido Lega y yo los únicos locos puesto que Rodri, el hipsterflauta, se ha apuntado a pasar la tarde y nos ha acercado unas cervezas frías, mixtas para mi. Hemos buscado un lugar alto y por tanto venteado, sector Muse, pero no contábamos que el sol ha atizado y aun atizaba de lo lindo por lo que la roca ardía haciendo que lo fácil fuera casi imposible.


Lega en "Espolón Klatre" justo en el momento que habíamos llegado y todo tenía color rojo Marte. Por suerte, a la sombra y sin moverse se podía sobrevivir.


Rodri en "Muse", el pobre finalmente ha podido escapar de Hoya Moros y no se encontraba en su propia casa con esa incandescencia.


Rodri arqueando y poniendo en peligro su piel en "La Salamanquesa", una bonita línea a la derecha de "Muse" que no se suele repetir mucho. Como rápidamente hemos visto que no había mucho más juego y que las regletas de los bloques de ahí causaban estragos en la piel hemos decidido, una vez el sol se medio ocultaba, cambiar al sector Los Prados.


Lega en "Expósito" donde acabábamos de llegar ya sin sol pero con un bochorno aun peor. No ha dado mucho juego el cambio así que tras estos dos bloques hemos desistido y abandonado. Hoy ha sido un día de los de olvidar. Lo hemos intentado porque llevábamos tiempo que por un motivo u otro no tocábamos roca pero hoy ha sido prácticamente imposible. Esperemos que esto pase pronto, que se acabe el verano ya.

11 ago. 2016

Vuelta a la Rutina entre Amigos

Que sea rutina no quiere decir que no sea interesante. Todo lo contrario, hoy nos juntábamos Lega, Aitor, Cabe, Toni, Cristian y yo para ir desempolvando un poco las líneas de Castillo de Bayuela. Tras las vacaciones de unos y de otros había ganas de reencontrarnos y contarnos todas las movidas vacacionales. Yo aun ando algo jodido de mi viaje a Marruecos y es que he adquirido un superpoder que consiste en como lo que sea y lo transformo en Cacaolat. Esta última semana he visto casi la luz al final del túnel, pensando que en cualquiera de esas visitas al WC me desintegraría.
Supongo que en cuanto mejore me sentiré mejor pero hoy estaba vacío y no me refiero en sentido escatológico, sino de fuerzas.
Hemos llegado como siempre un poco antes Lega y yo y nos hemos acercado a ver unos bloques en una ladera que teníamos fichados desde abajo. Una vez hemos llegado y conseguido acceder nos hemos dado cuenta que no valía la pena la paliza de limpiar para sacar tan poco. Así que hemos cambiado de planes y hemos esperado al resto escalando y la verdad a mi me daba igual por mi estado.


Cabe disfrutando de una de las líneas de calentamiento cuando aun pegaba el sol si bien con el viento se estaba super a gusto incluso al sol.


Aitor en "Lanzando a los 40 y Pico" una línea con movimiento de lance que le dejaba un buen sabor de boca en su reaparición 3 meses después de su rotura de poleas. 


Lega aprovechaba la salida de un bloque para echar de nuevo un vistazo a la ladera donde antes habíamos estado sin creerse que no saliera nada interesante.


Cabe en "Rinoceronte Derecha", una línea que yo nunca había probado y hacía no sin desfondarme debido a mi estado gastronterítico. Cabe le daba unos pegues pero de todos ellos uno que casi le lleva al encadene.


Aitor antes de irse a casa le daba unos cuantos pegues a "Rinoceronte Izquierda" y creemos que ya le ha perdido el miedo de nuevo al arqueo y es que todos tenemos aun presentes en la cabeza el día que le pegó ese chasquido en el dedo que nos quedamos todos mirando.


Toni en "Cinturón de Asteroides" otra línea que jamás había hecho y hoy también encadenaba por pundonor ya que estaba desfondado en el momento de la salida, debilitado tras estos días. Lega y Cristian también se hacían con la línea. Poco después nos teníamos que ir Lega y yo e iniciábamos la vuelta a casa. No ha ido mal la primera jornada de vuelta al cole.

1 ago. 2016

De Nuevo en Hoya Moros

Otra vez enfilaba hacia Hoya Moros el viernes, ahí me esperaban mi socio de temporada Miguel Cabezas junto a una potente cuadrilla sacada de la flor y nata bloquera nacional.  que iban desde Toni, Rodri, Davilo, Lidi, Pitxi, Marco, Pelut, Victor hasta el grupo de Charlie Brown al frente del califato de Al-Andalus con un amplio número de caballos ganadores como Javi, Fran y el resto. Y así y todo, me estoy olvidando de nombres.
Llegaba a la misma hora que los findes pasados y me encontraba a uno de los andaluces, Fran, que había llegado antes y quería subir ya esa tarde, así que nos fuimos para arriba.


Bajando hacia Hoya Moros una vez se ha acabado la subida cuando ya divisas las cimas de Los Hermanitos.


La noche del viernes a parte de ventosa fue super estrellada y Los Hermanitos le dan un toque muy especial.


La jornada del sábado, mucho más fresca de lo que habíamos pensado, empezaba con Lidi luciendo su salvaje dulzura en "El Oráculo". Empezábamos con un buen calentamiento cerca de donde estábamos antes de empezarnos a mover por todos lados persiguiendo bloques.


Lidi apretando en el techo "Mystic River" donde últimamente suelo acabar pasar ahí cada fin de semana. Esta vez lo empezamos desde un paso más abajo que donde se suele empezar.


Davilo apretaba los garfios en "Orígenes" mientras se quitaba de encima la pereza y es que compartir vivac con Pitxi, los Víctor, Toni y Rodri el Hipsterflauta pesa mucho.


Rodri en "Kinkal Crack" donde la revelación de la jornada era Lidi que tenía un encadene épico de este bloque ultraconocido.


Ambientazo en "Kinkal Crack" con Toni dando espectáculo y el resto atendiendo con interés.


Miguel en "Dulcimer" una delas maravillas que se hayan ocultas entre los pasillos del caos y como no Davilo fue quien nos la mostraba para nuestro goce.


Otra foto de "Dulciner" donde se puede ver que el porteo si cuenta y es que la caída puede ser fea con tantas piedras en la base.


Javi Ochoa decidía el sábado al atardecer que con la de gente que había tumbada sobre los crashpads podía utilizarlos para darle unos pegues a la "Artista de la Pacheca" y al tercer pegue caía en el último movimiento ya con luces. 


Javi de nuevo en "Asamblea de Majaras" donde nos parábamos para darle unos pegues tras un buen calentamiento. Sin embargo el calor hoy apretaba más que ayer y se imponía la corriente de ir a comer y a dormir una siesta, momento que yo aprovechaba para volver a casa. Tras un mes y medio muy divertido subiendo casi cada fin de semana, llega el tiempo de vacaciones y aprovecharé para descansar un poco porque el ritmo este o me hace inmortal o acaba conmigo.

25 jul. 2016

Sobredosis de Granito y Carnes Charras

Un fin de semana más que he acudido a la Sierra de Béjar, para unos, o Sierra de Candelario, para otros, en busca de esa sobredosis de granito charro y que solemos rematar antes de volver a casa con otra sobredosis de carne de la zona. El viernes a mediodía, tras mucho pensarlo a causa de una otitis queme tuvo en jaque todo el jueves y viernes, decidía no faltar a mi cita en Hoya Moros con Miguel  Cabezas, local donde los haya, Irene, Jaime Lannister piloto de drones y Dani Zarauza, aunque más tarde llegarían Carra y su chica.


Llegar a Hoya Moros, sentarte a esperar a que vayan llegando escalonadamente el resto y disfrutar de las puestas de sol no tienen precio, en total tranquilidad y en paz con la naturaleza.
A modo de inciso es necesario que la gente no haga fuego, utilice parrillas o monte tiendas de camping en este delicado entorno que hay que preservar. Todo esto ha sucedido esta semana y durante el fin de semana. No voy a entrar en todo eso de respeto y tal es sólo una cuestión de educación e inteligencia. Si vas a un sitio te informas previamente que se puede y que no se puede hacer.


Retomando el hilo, nuestro pequeño campo base donde teníamos desde bien pronto la compañía de las vacas como despertador.


El día empezaba con calentamiento y rápidamente nos poníamos a escalar algunas de las mejores líneas de la zona, en este caso Dani en "Liquid Sun".


Dani en otra maravilla de la zona "Top Less", un blocazo donde los haya tanto en su versión de pie como en su versión sentado.


Jaime que postergaba sus interminables vacaciones entre yates y drones para volver a escalar después de unos meses y se metía en "Black Cow".


El camino mágico de las baldosas amarillas para lelo al río Cuerpo de Hombre que lleva al reino de Oz, en este caso al reino de los bloques.


Jaime encadenando "Confussion" en un arrebato de dejarse llevar por los ánimos de los demás. No quería probar más porque sabía que lo podía hacer pero le daba miedo salir. Así que espoleado por la concurrencia conseguimos que arqueara, le cuesta poco, y saliera por arriba.


Miguel volvía a enfrentarse con "La Fisura" pero desde que ha roto un canto ha quedado algo más difícil, sino es hoy la sacará el finde que viene.


Carra se hacía con "Serval" ya por la tarde cuando la sombra empezaba a cubrir la mitad del valle y el viento empezaba a darnos una muestra de lo que estaba a punto de venir por la noche.


Miguel haciendo una demo en su línea "En Busca de la Colchoneta Perdida", fue en ese momento cuando Jaime, pilot de drones, sacó a pasear el drone y a hacer un vídeo a vista de pájaro de este sitio increíble. Y doy fe que el vídeo será la hostia porque lo poco que vimos ofrece un punto de vista totalmente diferente a cualquiera que puedas haber tenido de Hoya Moros.


Jaime ya con el atardecer metido eliminaba rápidamente de la lista de deberes "Treparriscos" y "Big Ben" de una tacada antes de irnos a refugiar a La Pacheca, repito durante esta semana los que habéis estado ahí lo habéis dejado hecho una guarrada.


Dani en "El Oráculo" ya el domingo por la mañana donde iniciamos un calentamiento con vistas para que Jaime vía Zángano Media siguiese pilotando su drone para ofrecernos esas inéditas perspectivas. El vídeo llegará pronto.


Dani creciendo, si abría los ojos no llegaba al canto o perdía pie, en "Tomorrowland", regletas perfectas para recordar porque te duelen las yemas después de escalar dos días seguidos. Anduvimos trasteando por otros bloques, hasta que llegó el momento que los que hoy teníamos responsabilidades debíamos volver a la base y Dani, Jaime y yo nos bajamos hacia el coche pero antes de volver a a casa teníamos la parada obligatoria en Casa Sindo para que Manu nos avituallara con el ya clásico entrecotte post-Hoya Moros.