Climbing with Dr. Sputnik

Aquí se hablará de la vida, de lo humano y lo divino, de lo natural y lo metafísico, pero por encima de todo, con HUMOR.

18 oct. 2020

Un Finde como los de Antes

Este finde era raro porque el viernes salí del trabajo a las 22 h y no me quedaban fuerzas de coger la furgo e irnos hacia algún lado. El sábado por la mañana y ya descansado Ula y yo nos íbamos hacia la sierra con la duda sobre donde ir y decidimos a ver como estaba El Escorial. Al llegar no vimos ningún cartel ni ninguna indicación por lo que mandamos un par de mensajes y luego nos juntábamos Chaca, Marta, David, Nat y Jonás para ir escalando en todos los bloques con los que nos tropezamos en el camino.


Marta en el bonito "Avispero" en su primer contacto escorialino donde hasta a veces los bloques de grado más fácil son rudos en el trato.


Chaca invertía más pegues de la cuenta en el duro lance "Babylon" hasta que ya en sesión de tarde estando cerca, decidía hacer un último intento que finalmente fue provechoso al máximo.


David en "Juego de Romos", una línea que debido a su dureza y rareza, lance desde romos, permanece sin ascensión, si bien David, Chaca y Jonás estuvieron a punto de hacerse con la F.A.


Chaca apretando con todo el core y el no core en "Juego de Romos". Tras una última ristra de bloques por la zona del "Karmita" antes de bajar al coche Ula se enratonaba en este clásico y acabábamos marchando de noche para irnos a dormir al parking de Zarzalejo que es mucho más tranquilo. El día amanecía soleado de más y en vez de escalar en Zarzalejo repetíamos lo mismo que el día anterior con la incorporación de Maikel Cabezas y los mismos de ayer.


Jonás tenía ganas de mambo y junto a Chaca decidían que "Katapult" el lance de mayor graduación de la escuela era la víctima.

Jonás ha tenido dos pegues espléndidos en "Katapult", muy buenos de verdad pero aun insuficientes para llevarse el encadene.


El monasterio de San Lorenzo del Escorial luce siempre impecable se mire desde donde se mire. En fin, mucha caña durante todo el finde y sensaciones de las de antaño en uno de mis sitios preferidos de todos los que conozco.

13 oct. 2020

La Tranquilidad del Sur

Se nos venía encima un finde largo y Ula y yo pensábamos en ir a escalar a un lugar tranquilo en el cual no hubiera mucha gente así que tras hablarlo y barajar las diferentes posibilidades decidíamos ir a El Roao, Villanueva del Rosario. Allí como siempre nos esperaba Charlie Brown con los brazos abiertos en compañía de Koki con la mesa lista con los platos puestos, ideal para un finde fanático.

El Desprendimiento del Chamizo, El Rodadero, o El Roao como se le conoce en Villanueva del Rosario, una escuela de bloque de caliza muy recomendable.


Mientras llegaba Charlie, Koki nos llevaba al sector Conglomerado y rápidamente nos hacíamos, Ula en la foto, con "El Pequeño Ruiseñor".


Ula en el bloque de la izquierda que ya era más apretado y también nos encantó.


Los verdaderos locales no dejaban de tenernos bajo su control visual no fuera que nos desmadráramos.


Por la tarde Charlie se encartonaba hasta quedar reducido a un despojo, tanto que a las 22:30h estábamos durmiendo cada uno en su furgo en el parking.


Los atardeceres desde el mirador del parking con el sol ocultándose detrás del Torcal de Antequera no necesitan palabras para describirlos. El día siguiente no iba a diferir en cuanto a ritmo frenético de escalada, calidad de las líneas y asombro por todo lo que íbamos viendo. Tanto es así que apenas hice fotos de muchos de los bloques porque estaba con las manos en la roca, cogiendo cantos calderos que te dejan la mano dolorida por completo.


Ula en una de las mejores líneas donde estuvimos que tenía un paso final bastante picante, de esos que tienes que ir a por el filo. Tras otra buena paliza de bloques conseguíamos lo imposible, ir a dormir a las 21:30h absolutamente reventados en la soledad del parking. Hoy por la mañana Charlie y Koki, a los cuales les estamos agradecidos como siempre, se iban pronto y nos han dejado a Ula ya mi con un palizón de narices solos para escalar.


Ula en un muro de caliza gris excepcional y es que hoy hemos empezado con la calma, primero al sol y ya luego buscando la sombra porque el frío mañanero desparecía.  Como a eso de las 15:00 hora hemos acabado y nos hemos acercado a la cueva de la "Chilam Balam" donde Michal estaba con sus proyectos.


Michał en un momento de un chapaje bicicletero en una de las vías que probaba.


Michał mostrando lo bien que se le dan este tipo de vías con empotres de rodilla, tufas y demás recursos técnicos. Tras verle en un buen pegue nos hemos despedido de él y hemos emprendido el regreso a casa. Ya pienso en cuando podremos volver a El Roao, porque la verdad es que es un de esos sitios en los cuales  estás a gusto.

5 oct. 2020

Boulder Dominical

Tras una semana muy dura en la que he trabajado 3 días de 8 a 20h y el sábado de 8 a 22h resulta que los reactivos para seguir haciendo PCRs de Covid-19 y el domingo tocaba descanso, por suerte, por lo que Ula y yo fuimos a Castillo de Bayuela donde estaban los locales y alguno más. la jornada era perfecta en cuanto a temperatura, viento y condiciones para la escalada pero mi cuerpo estaba cansado y mi mente en la cama. Una vez ahí, decidíamos que iríamos a Garciotum para burlar así los nubarrones instalados en Castillo de Bayuela. La jornada transcurrió repitiendo los mejores bloques del sector hasta que la fatiga de toda la semana me dejó tirado encima de un crashpad pero disfrutando del espectáculo que ofrecían los que seguían escalando.


Lega dando muestra de su clase y técnica en "El Baile de los Zánganos".


Ula buscó su beta y consiguió hacerse, de forma espectacular, con "El Baile de los Zánganos".


Nava ha regresado a casa después de su periplo de dos años y pico en Nueva Zelanda y rápidamente se calzaba los gatos en "El Praticante" para tratar de recuperar el swing perdido.

Ula que le ha cogido el gusto a los movimientos dinámicos seguía jugando al saltamontes en "El Praticante", un lance ideal para iniciarse en este tipo de pasos. Ahí mis párpados se cerraban como las persianas de un comercio toledano a las 20:00h de cualquier día laborable (broma sólo apta para TTVs, Toledanos de Toda la Vida).

27 sept. 2020

A la Tercera...

Al final parece que funciona con rigurosidad científica lo de que a la tercera va la vencida (Irony Mode ON). Llevaba dos intentos de escalada con Ula en el sector Pozo de las Nieves en El Tiemblo por recomendación de los locales como Luisito No Dogma, Rafita Jarcorclimbing y Jorge Rubio. Sin embargo, un día hizo mucho calor y el segundo nos llovió y ayer por la mañana me acerqué con Lega, Cabe y Nuria mientras Ula se quedaba en casa acatarrada. Una vez ahí nos fuimos directos al tajo porque las dos veces que estuve y apenas pude escalar aproveché para bichear casi todas las líneas.

Cuando llegaba arriba me encontré al trío la-la-la que todavía estaban instalándose y yo venía caliente de la subida por lo que en seguida nos pusimos a escalar los bloques de corazoncito en la guía. Los primeros bloques que te encuentras al llegar al grueso del sector, los dos primeros están algo aislados en el camino, tiene muchas líneas en las que calentar y ayer además nos ofrecían la posibilidad de escalar al sol de la mañana.


Lega calentando el cuerpo en "The Grasshopper" con un viento algo fresco y un sol que luchaba por imponerse a las nubes.


Cabe tenía dudas en la entrada de "El Poposito" pero poniéndose serio resolvía este pequeño bloque de entrada ratonera pero con unos movimientos muy bonitos y unas buenas regletas. Mientras tanto íbamos haciendo y probando todos las líneas que veíamos atractivas por el camino principal del sector que pasa por casi todos los bloques. Hasta que llegamos al objetivo del día que no era otro que el bloque que alberga "Barbero", "Majuelo" y "Conexión Majuelo",  3 buenas líneas donde ya hay que apretar más que durante el calentamiento.


Lega y yo probamos y tocamos todo lo que veíamos pero nos centramos en "Conexión Majuelo" y hay que decir que la laja en la cual Lega está juntando manos en la foto bandeba un poco más de lo que nos gustaba.Llevábamos 6 horas escalando sin apenas parones y la piel lo notaba pero en mi caso la musculatura y la maltrecha espalda también.


Cuando ya nos íbamos por la tarde Cabe aun tenía piel para darle a "Plato Rico" lo cual ya me sorprendía después de todo el día escalando. Esto demuestra que muchas veces se habla desde el desconocimiento y quizás la fama que precede a los bloques de Burguillo de pinchudos es inmerecida en bastantes sectores. A ver, la roca es granito y el granito pincha y esto no es para flojos. En breve volveré un finde completo y encadenar más bloques y lo que quedó pendiente.

25 sept. 2020

Actividad de Entre Semana

El otoño ya está aquí y hay que empezar a ponerse las pilas con el entreno durante la semana. Ayer unos cuantos, quizás demasiados, nos acercamos al sector Tiburón en Castillo de Bayuela para tratar de apretar un poco por la tarde después del trabajo. Hay días que la cosa se da bien y otros peor y ayer para mi fue uno de esos días malos donde me molestó la lesión de mis vértebras lumbares. La tarde transcurrió entretenida y con motivación a causa de las temperaturas que indefectiblemente anuncian el cambio estacional hacia lo que parece ser el principio de la temporada de bloque, si la pandemia no nos obliga a otro confinamiento.


Julio el eterno becario rechazado por todos sus mentores se empleaba a fondo en el bonito dinámico de "Lanzando a los Cuarenta y Pico", aunque sin éxito.


Julio de nuevo usando la extensión donde debería arquear en "Cara de Rino". Tras unos cuantos bloques por la zona nos movíamos algo más arriba y nos acercábamos a "El Gran Filo" donde había muchos aspirantes que querían tacharlo de su lista de proyectos.


El incombustible Carlos Cabeza apuntalaba los cimientos de un futuro encadene de "El Gran Filo"  con unos buenos pegues, aunque sin conseguir el ansiado objetivo.


Jaime Flexia, otro de los incombustibles, que aprovechando su cercanía a la zona a causa de asuntos laborales participaba en el acoso y derribo de  esta increíble línea que es "El Gran Filo".

Y como la cosa iba de motivados no podía faltar Javi Pec y su actitud, incombustible, en "El Gran Filo" que por suerte o por desgracia vamos a tener que volver durante esta temporada. Una tarde divertida, motivante y sobretodo otoñal, lo cual nos llena de esperanza. Hasta que vuelvan los confinamientos y nos quiten esta esperanza, esperemos que no.

20 sept. 2020

Finde Movido

El fin de semana se presentaba movidito en términos meteorológicos y estábamos un poco a la expectativa de donde se podría escalar. El sábado a mediodía Ula y yo íbamos hacia Garciotum donde habíamos quedado con Toni, Cabe, su hijo Martín, Bote, Mamen y la pequeña Martina para tratar de escalar en seco. Y eso hicimos, escalar sin concesiones porque no sabíamos que sucedería hoy domingo. Empezamos con una ronda de clásicos para que Ula conociera el sector y nos fuimos dejando la piel en cada bloque que nos metíamos en el bolsillo. 


Ula en "El Praticante" un lance que como su nombre, mal escrito, indica que consiste en un dinámico especialmente concebido para aprender a lanzar.


Martín en "Muro Gramón" donde hizo todas las líneas de placa y muro. Ahí también se encuentra "Lluvia de Plomo" que es un desplome-filo-regletas que yo no había hecho nunca y Ula también se hizo con el tras un buen enratone. La noche llegaba y nosotros andábamos muertos y sin piel ya cuando miramos por última vez la meten y decidimos ir a dormir a El Tiemblo para escalar hoy en el Pozo de las Nieves. Esta mañana nos hemos levantado más o menos pronto y sobre las 10 llegaban Jaime Flexia y familia pero chispeaba a muerte. Aun así hemos decidido subir al sector y ahí todavía llovía más y hemos decidido que era el momento de la retirada a tiempo del refrán y en ese momento nos encontrábamos a Lega y Nuria subiendo. Al final hemos visto que era imposible escalar y nos hemos vuelto hacia Castillo de Bayuela donde nos hemos dirigido al sector comodín para estas ocasiones, Cuevas.


Ula, ya en Cuevas, en el bloque de calentar a la derecha del "Castiguito de Bayuela". Hace cosa de más de medio años estuvimos con Miguelito Ayllón, Sancho y Samu y Ula se enamoró de una de las mejores líneas del sector "Le Feu de la Forêt".


Ula encadenando "Le Feu de la Forêt", quizás cosas del destino pero esta mañana mientras desayunábamos en El Tiemblo, Ula me decía que tenía ganas de volver a ese sector para probar este bloque que la otra vez no pudo por cansancio y hoy, ¡Zas!


Lega se venía arriba en la Golden Hour y rápidamente les enseñaba la beta de "Sustancia Fundamental" al resto.


Cabe empezaba a entender los movimientos de "Sustancia Fundamental" en lo que se ha convertido en su proyecto para un futuro inmediato. Cuando el sol ya se iba llegaba el momento de recoger y volver cada uno a su casa en lo que ha sido un finde un poco extraño pero a la vez fanático.

13 sept. 2020

Más Arenisca, Ahora en Alcolea del Pinar

El verano continua y se nos acaban las ideas y esta vez Ula y yo probamos con la arenisca de Alcolea del Pinar donde fuimos el viernes por la tarde. En el sector Barbizon habíamos quedado con Radu, impulsor de la zona, y además con un grumete de irreductibles Pandemials. Estos eran nada más y nada menos que Chaca, Lahn, Luisito Canijo, Carra, Jaime Flexia, Lidia y la pequeña Lola, aunque siempre estaban presentes las medidas anti-Covid. Estuvimos escalando toda la tarde en la arenisca roja de este sector y por ese motivo no hay ninguna foto. Cuando se hizo de noche unos cuantos nos fuimos ya al campo base en el parking del sector Lobos donde acababa de llegar Toni y Piru. Mientras tanto los más fanáticos siguieron escalando hasta ya bien entrada la noche. Al día siguiente conforme nos íbamos despertando, seguíamos con el desayuno para ir hacia los bloques en cuantos estuvimos todos, aunque el calor ya empezaba a hacer acto de presencia.


Radu empezaba a demostrar en "El Tándem" la paternidad de las líneas del sector Lobos.

Luisito también empezaba calentito con los desplomes de arenisca del sector, aquí en "El Tándem".


Radu mostraba la beta de "Rubik's Cube" ante un atento Carra. El calor empezaba a apretar y nos fuimos a buscar un sitio con sombra donde estuvimos comiendo y descansando hasta que Radu nos llevó a un pequeño farallón desplomado donde hay unas cuantas líneas muy buenas.


Jaime se deleitaba haciendo escorpiones en "El Número 73" con Chaca como primera línea de público.


Chaca se dejaba de hostias y se hacía rápidamente con "El Número 73" para ponerse rápidamente manos a la obra en su vecina de la derecha.


Carra sacaba las pinturas de guerra y tras el bloque anterior también se hacía "Sisipus" con su habitual soltura.


Cuando Chaca tiene un mensaje que decir, lo mejor es atender.  Llegó el momento que la mayoría se tenía que volver a Madrid, Toni y Piru hacia Covaleda y Ula y yo nos fuimos a dormir al sector Principal para madrugar un poco hoy y tratar de escala, tal y como hemos acabado haciendo.

 
Ula en una de las líneas del sector. La única opción hoy era empezar pronto porque el parte meteorológico era que también íbamos a tener calor, por supuesto aderezado de unos tábanos muy cabrones como pudimos comprobar ayer.


Ula en otra de las líneas del sector donde hemos estado haciendo todas de la parte alta porque ahí soplaba el viento y unas encinas nos tapaban el sol eso si, hasta que el calor empezaba a achuchar y los tábanos salían a comer. Ahí nos hemos dado cuenta que era el momento de volver a casa porque no merecía la pena esperar hasta las 19h para escalar un poco y con calor. Volveremos pronto porque a mi este sitio siempre me deja buenas sensaciones.

6 sept. 2020

Granito Abulense

Nuestro afán de visitar zonas poco transitadas y redescubrir esas a las que vamos muy esporádicamente nos ha llevado a Ula y a mi a visitar este fin de semana el granito abulense de el Burguillo. Quizás me traicionó el subconsciente después del frío del fin de semana pasado y yo esperaba algo aceptable para éste, pero el calor no pensaba lo mismo. Y la verdad es que hemos tenido más calor del que esperábamos y hemos escalado muy poco, aunque nos hemos dedicado a conocer los sectores y fijar todos los objetivos para de aquí un mes. 

Tras este breve prefacio, tan solo decir que el sábado subimos a El Bosque o Cañada del Perro en la guía de la zona, donde yo recordaba algo que me gustó pero puedo asegurar que no fui ahí con el calor de ayer. Aun así, algo si escalamos.


Ula en "Robotín", una línea que se disfruta más con menos calor. Por la tarde se acercó nuestro amigo el Rubio a saludarnos y hablar un rato, todo lo que la vida de business man le deja. Tras haber pasado parte del día en la sombra sin movernos hicimos unos cuantos bloques, los que la motivación nos dejó, y nos fuimos a cenar ya dormir al parking del Castañar. Teníamos la intención de ir al Pozo de las Nieves hoy domingo atraídos por la descripción de la guía que ponía bueno para las cuatro estaciones. Es cierto que está alto y corre el viento pero hoy las nubes estaban en el lado contrario que el sol y pocos bloques a la sombra hemos podido hacer antes que el calor fuera ya eliminante.


Gracias a un roble "Poposito", un pequeño pero bonito bloque permanecía en la sombra (Foto de Ula).



Ula calentando en "Plato Rico" otra línea fácil que nos ha encantado. La verdad es que los dos hemos comentado lo mismo, que el sector Pozo de las Nieves nos ha encantado. Como ha hecho bastante calor y muchos bloques quedaban a la solana nos hemos dejado los trastos en un punto y hemos recorrido el sector guía en mano identificando todas las líneas. Y aseguro que el 80% de ellas me han encantado, en todos los grados en los que puedo escalar. Así que con 10 C menos haremos otra visita, aquí queda escrito.

30 ago. 2020

Frescor en Hoya Moros

La previsión meteorológica nos avisaba de una bajada drástica de las temperaturas y durante la semana Javi Pec, Ula y yo pensamos -¡A Hoya Moros! Y así lo hicimos, el viernes en cuanto Ula llegaba del trabajo poníamos rumbo a El Travieso y de ahí hacia el Hotel Cimata donde habanas condiciones de frío y viento que nos hacían presagiar un fin de semana de tacto velcro, y así ha sido.


Cooper se siente en Hoya Moros como el Rey León.


Javi se hacía con el clásico "Total Brutal" a flash cuando aun andábamos con el calentamiento con un viento frío que a mi me parecía gloria divina después del caluroso verano que llevábamos hasta ahora.


Ula en otro clásico como "La Chapa" donde se le volvía a atragantar y Javi se lo metía en el bolsillo rápido. 


Javi en "Gaditanos" otra de las líneas que hacíamos. No había ningún problema en escalar al sol o si el bloque estaba a la sombra, era de mañana o de tarde. Simplemente escalábamos lo que queríamos cuando queríamos, o mejor podíamos.


Javi estuvo muy cerca de hacer "El Explorador" a mediodía, donde Ula nos había llevado como siempre. Sin embargo, su generosidad en el esfuerzo le hizo dar un último pegue cuando pasamos por delante antes de ir a cenar y a final del día en un pegue explosivo lo cuadraba todo y salía por arriba. Otra noche fría y tras un buen desayuno nos poníamos manos a la obra ya que habíamos calculado dejar ala Hoya a las 15:30h porque Javi se iba directo a Asturias. Así pues, hemos empezado a seguir una selección de bloques que Javi no conocía y a escalar sin parar aprovechando unas condiciones excelentes hoy también.


Ula en el precioso "El Reloj" un bloque que para empezar el día te despeja lo suficiente. De ahí hemos hecho un circuito de clásicos de renombre como "El Amante", "Piornimans" y "Sinaloa" donde ya hemos empaquetado todo y hemos enfilado hacia abajo, esperando volver otra vez antes que se ponga impracticable.