Climbing with Dr. Sputnik

Aquí se hablará de la vida, de lo humano y lo divino, de lo natural y lo metafísico, pero por encima de todo, con HUMOR.

11 ago. 2019

Fin de Semana Tranquilo

Este fin de semana ha sido bastante más tranquilo al final de lo esperado, porque ante unos planes iniciales muy atractivos finalmente con la visita de Kaja y Ula aun medio convaleciente de una cirugía en una muela del juicio nos hemos hecho gran cosa. Sin embargo, ayer por la tarde necesitábamos algo de movimiento y nos acercamos a El Ventorrillo aprovechando las fantásticas condiciones meteorológicas.


Rápidamente Ula se soltaba la melena y se olvidaba de dos semanas chungas y del dolor y empezaba a disfrutar como siempre en los bloques, a la vez se daba cuenta que no estaba tan mal como ella se imaginaba.


Cooper posaba para Ula mientras nos observaba escalando.


Kaja conseguía hacer alguna línea más de las que no pudo escalar una semana antes.


¿Quien es el mejor de todos?  La tarde dio hasta para ponerse una sudadera, lo cual es de agradecer cuando sales desde Toledo con un clima norteafricano.


Kaja marcando los tiempos en una bandera muy académica.


Al final de la tarde aprovechando el fresco, Ula y yo nos hacíamos con la mejor línea del bloque y que es característica por dos regletas, la primera que es muy buena y la segunda que muerde como una piraña. Finalmente, nos volvíamos a casa contentos con la sensación de haber escalado una tarde en muy buenas condiciones para estar en agosto. Ahora ya toca pensar en la próxima escalada.

3 ago. 2019

El Ventorrillo, ¿Dos Veces en un Verano?

Buscando ayer por la tarde un sitio donde se pudiera más o menos escalar con estos calores que van vuelven y con Kaja de visita estos días pensamos en la solución El Ventorrillo. Junto a Lega y Nuria nos dirigimos a este sitio, que durante las tardes de verano es bastante fresco y permite la vida a su alrededor. No hay mucha más historia, unas 10 líneas y algunas variantes o ultralocalismos ypor lo que Lega puso como marca hacer 9 líneas y no llegamos a ello, aunque hicimos muchas y nos dimos un buen tute en las más difíciles también.


Nuria con la mirada de tigresa o mejor de gatita de angora buscando como evitar una puerta que efectivamente no pudo cerrar.


Si fuera por Cooper, nos quedaríamos a vivir ahí donde al menos se puede respirar y es que ayer en Toledo el calor, sin ser épico, era asqueroso como todos los veranos.


Kaja desarrollando sus habilidades de macaco en una línea de placa del célebre y único bloque del sitio. Es acojonante el juego que da una sola piedra en un enclave fresco de la sierra como este.


Lega pinzando en el bloque de las dos pinzas, apretando la pinza con todos los KiloNewtons disponibles.


Kaja poniendo toda la carne en el asador en una de las líneas desplomadas, bloqueando a lo bestia en los invertidos como se hace en Polonia.


Lega en las regletas de la mejor línea del bloque, desde mi punto de vista, y en la única donde de verdad arqueas dos regletas que se te clavan hasta el tuétano de las falanges. Aprovechando la puesta del sol donde las condiciones pasan de aceptables a buenas siempre. Bueno, no sé si volveremos pero este verano ya hemos cubierto el cupo en esta zona.

27 jul. 2019

Tregua en el Infierno

Durante este fin de semana la previsión meteorológica marcaba un descenso de hasta 10ºC en algunos sitios que además venía acompañado de fuertes vientos por lo que suponía una tregua en el infierno que hemos tenido estos últimos días. Este fin de semana no podía ir muy lejos pero había más gente interesada en aprovechar esta tregua y Jaime, Lidia, la pequeña Lola, Luisito Canijo e Inma me preguntaban por Castillo de Bayuela tras pensar que no sería un infierno hoy.
Así ha sido, hemos estado hasta las 6 de la tarde escalando primero en Germania por la mañana y luego en Celta ya por la tarde cuando ha parado algo el viento y las nubes desaparecían para dejarnos a merced del sol, aunque estuviéramos en la sombra.


Lidia se enfrentaba a "Renajuako" tras unos meses sin escalar y casi se llevaba el premio, al menos podía poner el talón donde toca a diferencia de Jaime. Tras enredar un poco por la zona no hemos movido a una de las líneas que hay que hacer en Germania y que tiene como nombre "Molaba Más Cuando Era 6C", donde las regletas han hecho sus delicias con nuestra piel.


Jaime ha estado cerca de hacerse con "Molaba Más Cuando Era 6C", al igual que Luisito, pero finalmente las regletas afiladas como navajas han puesto las cosas en su sitio. Tras un receso para comer algo nos hemos movido a Celta donde hemos estado haciendo los bloques del sector aunque la piel no estaba para darnos mucha más alegrías hoy, aunque el día no ha sido malo en cuanto a escalada.


Jaime tardaba unos pegues en descifrar el equilibrio necesario para el movimiento clave de "Castro Celta" pero finalmente lo conseguía.


Luisito en cambio ha probado y se ha entregado pero no ha podido con "Castro Celta" y es que el chaval tiene algo atravesado el sector. Bueno, supongo que en cuanto recobremos la normalidad meteorológica para la época tardaremos en volver. Una cosa es cierta, sin hacer mucho calor hoy, si no llega a ver viento y nubes hoy no habríamos escalado.

21 jul. 2019

Sobreviviendo al Calor en Hoya Moros

Llegaba otra de ola de calor a la península y lo mejor que podíamos hacer era desaparecer a algún sitio donde al menos se pudiera vivir con dignidad, de forma que Javi Pec y yo pusimos rumbo a Hoya Moros donde nos teníamos que juntar con el inefable Indi. Quizás medio universo pensó igual y la verdad es que no recuerdo un día en el que hubiera tanta gente, y tantos perros para alegría de Javi. También subió Susana con María y Jimena y además también me alegré mucho cuando me encontré a Pablo Ayala e Iván que andaban por ahí con unos amigos. Anduvimos merodeando por toda la Hoya tratando de encontrar tras bloques con sombra porque sino se necesitaba un traje de vulcanólogo del National Geographic.


Javi e Indi en la clásica conversación de locos motivados debajo de cualquier bloque a la sombra.


Javi en "Urandrea" donde no sólo se ha dejado todo lo que tenía dentro sino que ha ido haciendo lo mismo por todos los bloques donde se ha puesto los pies de gato.


Indi llevaba dándome la turra con "El Chotén" y que quería probar y subir esta línea, así que le dijimos que adelante, que cada uno es mayor para tomar sus propias decisiones. Y subió hasta un punto, de no retorno, donde todavía le era fácil destrepar y saltar. Javi también se apuntaba a la idea y ahí andábamos ocupados, eso si a la sombra.


Cooper no hay día en Hoya Moros que deje pasar sus baños.


Indi en "El Silencio" una línea que nunca habíamos probado y algún día tenía que ser el primero, que será de muchos según intuyo.


Iván le daba unos buenos pegues a la clásica línea llamada "La Fisura" y que no necesita una descripción adicional, aunque de entre la multitud de aspirantes sólo Javi se llevó la recompensa y no sin esfuerzo. La jornada de hoy ha sido mucho más tranquila porque al ser más calurosa las yemas no han dejado mucha opción. Susana y Jimena han vuelto a "Solaris" y han flipado y por otro lado Javi e Indi han vuelto a "Urandrea" aunque no han tenido ni de lejos las mismas sensaciones, ni el mismo punch que ayer.

19 jul. 2019

Visita Anual a El Ventorrillo

Como es habitual cada verano y ya hace bastante de esto, siempre hay un día en el cual Lega y yo nos acercamos al bloque de El Ventorrillo, que no es más que un bloque con unas cuantas líneas y bastantes variantes. Ayer, no sólo Lega y yo cumplimos con la peregrinación anual sino que también los Arija brothers Dani y Chiqui, además de Julio, Cat, Dorelia, Luisito y Lahn se acercaron para intentar pasar una tarde de escalada por debajo de los 30ºC que es loq ue suele pasar ahí, a 1500m de altitud.

Julio empezaba a escalar y parece que no sentía ya ese dolor en el dedo que el fin de semana pasado estuvo a punto de costarle la pérdida de dicho apéndice.


Chiqui si hizo algo bien ayer fue hacerse con todas las líneas y ya no tiene que volver nunca más, ventajas de estar fuerte.


Lega partiéndose los dedos con las regletas de una de las mejores líneas del bloque.


Cooper estuvo muy ocupado intentando seducir a Lola, por no decir follar, durante toda la tarde.


Dorelia se puso seria y se metía en el bolsillo, en el de sus shorts de adolescente en celo no le cabía, esta bonita línea de muro vertical con regletas camufladas entre el musgo y el liquen. Al final pasamos una tarde de risas en la cual estuvimos escalando en unas condiciones que no imaginábamos cuando salimos de casa y es que El Ventorrillo nunca defrauda una tarde de verano.
¡Julio echa una rebequita en el macuto! le dije antes de salir y se rió de mi. Suerte que me hizo caso.

7 jul. 2019

Sobacantos por Hoya Moros

Ya hace unas semanas que ante la recién marcha veraniega de Cabe planeamos un fin de semana de Sobacantos en Hoya Moros. Además de Cabe, Raúl, Lega, Cristian, Piru, Raúl, Jesús, Marta y yo, nos hemos encontrado con Bi, Davo, Dani y unos amigos suyos pero andábamos bien repartidos por todo el valle.
El viernes cuando llegamos la noche fue venteada y algo fría para lo que esperábamos encontrar pero el sábado tras un copioso desayuno (¿Alguien quiere un Huesito?) empezamos a escalar primero unos cuantos bloques de calentamiento para luego ir subiendo en intensidad.


Imagen alpina de Lega en "Sin Salida" con la canal de Los Hermanitos como insuperable fondo. El que siempre ha disfrutado de las montañas en Hoya Moros es feliz.


Raúl, al que le ve la gresca, le metía unos muy buenos pegues a "Urandrea" que nos dejaban boquiabiertos. Y seguíamos de ronda por los greatest hits porque había algunos para los que ésta era su primer vez y para otros la segunda.


Cristian se hacía con "Confusión" a base de pundonor como buen catador de mate.


Raúl ya llevaba a sus espaldas unas cuantas buenas líneas cuando sacó esta bicicleta para encadenar con "El Explorador". Y es que hace dos semanas lo vio, lo tocó y decidió que lo dejaba para otro día porque pincha nivel extremo.


Jesús tuvo problemas en "Criptex" y no consiguió hacerlo y eso que venía de hacer a flash "Confusión" y "La Torre de Hanoi".


Cooper ahí arriba es feliz, pero lo que se dice feliz de verdad y aquí estaba esperando mientras cenábamos a ver si caía algo de propina. Tras la cena fuimos al río a por unas cervezas y parecía que crecían las Voll-Damm ahí, por lo que después las risas tuvieron un papel muy importante en la noche. 
Hoy hemos desayunado y rápidamente nos hemos puesto en marcha a calentar y hemos dejado las cosas preparadas para recogerlas tras calentar e ir al objetivo fijado.


Cabe calentando en "Espolólup", una arista muy bonita que te deja disfrutar sin resentirte de la piel sólo empezar.

Davo y Bi llegando al "Atila" con el espléndido telón de fondo de Los Hermanitos donde estábamos poniendo los crashpads para rematar el día ahí y marchar antes que hiciera mucho calor, que ya lo hacía.


En su línea, sólo Raúl encadenaba "Atila" sit start, aunque hubo muy buenos aspirantes que se quedaron muy cerca. La jornada finalizaba regada en cervezas en Casa Sindo como debe ser siempre que se visita Hoya Moros.

23 jun. 2019

Se Acabó la Tregua

Ya se ha acabado la tregua que nos había dado la meteorología durante este mes de junio, donde a diferencia de años pasados, el mercurio de los termómetros no había superado aun el límite donde la vida tiene dificultades para seguir hacia delante. Sin embargo, esto cambió esta semana y el calor ha hecho acto de presencia, aunque ayer en Zarzalejo se estaba incluso mejor por la tarde que al anochecer cuando el viento paró y la sensación de bochorno creció. Yo había quedado con Miguelito Ayllón, Rocío y Samu porque vimos que había previsión de viento y algunas nubes y así fue, interpretar la meteo no sólo es leer los datos que ofrecen las webs. Quedamos en La Pradera para verlas venir y ahí decidir y ahí nos quedamos ya que el viento no quemaba y se podía escalar por lo que estuvimos haciendo unos bloques en plan circuito sin más ambición que escalar, moverse, disfrutar de la compañía y ponernos al día en cotilleos varios.


Las Machotas siempre con su imagen presidencial sobre los bloques de Zarzalejo.


Miguel en un de los bloques a la sombra por los que empezamos sólo llegar con la ayuda de nuestro aliado el viento.


Miguel en este bonito bloque del cual ni me acuerdo del nombre ni recuerdo si alguna vez alguien me lo dijo pero lo que es indudable es que es una joyita en su grado.


Samu escalando el ultraclásico "Zarzapellejo" mientras Miguel saludaba a unos concejales de VOX que se acercaron a vernos. La tarde iba bien hasta que al rededor de las 8 y pico de la tarde el viento paraba y se nos quedaba una sensación de garbanzos en una olla a presión que nos hizo parar, relajarnos y empezar a contar chorradas que nos hicieron reír. Finalmente nos despedíamos y cada uno volvía a su casa rezando para que acabe pronto el verano.

20 jun. 2019

Corpus Christi

En un día señalado como hoy por la celebración del Corpus Christi, festividad de las grandes en Toledo, no quedaba otra que huir, muy lejos, tanto como fuera posible. Por ello nos hemos acercado Lega, Jesús y yo a Valsaín buscando algo más de fresco del que tuvimos ayer en Castillo de Bayuela.


Si algo caracteriza a Valsaín es su increíble pinar, por lo cual es conocido, y por sus bloques repartidos a lo largo del río Eresma.


Lega disfrutando de la buena línea llamada "Vita Dinamita", aunque íbamos algo tocados de piel por la tarde loca de ayer en Castillo de Bayuela.


Jesús se ha empleado a fondo en "El Turista", otra buena línea y bastante desplomada por cierto en donde hemos estado un buen rato curioseando. Hemos estado de aquí para allá, buscando bloques interesantes donde se estuviera bien y la verdad es que el día no ha sido malo en cuanto calor ya que durante ratos hemos estado con la sudadera puesta, sobretodo con la siesta que nos hemos pegado a trio.


Jesús en "El Mantel" en la parte alta de la colina donde hemos estado ahí un buen rato hasta que la piel ha dicho basta y desde ahí, con mucha calma, nos hemos vuelto hacia la furgoneta y luego a casa porque mañana si toca trabajar. Así que hoy hemos disfrutado de los bloques en un lugar muy tranquilo y donde además la temperatura nos ha acompañado para olvidarnos un poco del calorcito manchego.

17 jun. 2019

Tercera Dosis de Hoya Moros

De nuevo por Hoya Moros, asumiendo que es de los pocos sitios donde se está medio decente en verano y esta vez no sólo había reunión de Equipo con Jorge, Manu e Indi sino que esta vez venían conmigo por primera vez Raúl, el estilete de Cuenca, y Julio, el rey de tenis de mesa. Además Davo y su amigo Jorge también hacían acto de presencia, así como Dani y su insuperable MukaCuco y otros cuantos más que nos hizo ver que ya empezaba a subir la gente para ahí desde todos los puntos de la geografía.


Tras la clásica subida a Hoya Moros en viernes y tras una noche muy fría y muy ventosa por fin amanecía esperando a que el sol calentara un poco iniciamos el ritual del desayuno con Raúl y Julio intentando entrar en calor. Como parte del Equipo había trabajado hasta tarde el viernes, las promesas manchegas y yo nos empezamos a mover para asegurarles una buena ronda de clásicos para que se fueran con buenas sensaciones en su primera incursión a La Meca del Boulder Alpino nacional.


La cosa pintaba bien y Raúl, en la foto en "Satélite", y Julio empezaban a cogerle el gusto a este granito alpino que no tiene nada que ver con la caliza conquense donde ellos se suelen mover como pez en el agua.


Julio estuvo muy cerca de llevarse "Orígenes" al bolsillo pero perdonó aunque Raúl no dejó supervivientes ni se había propuesto la captura de prisioneros, sólo tenía en su cabeza una palabra, exterminar. La cosa funcionaba muy bien y en pocas horas ya tenían una lista de clásicos que mucha gente en su primer verano, yo mismo por ejemplo.


Julio en "Techo Patrones"  que se lo dejó pendiente, no como Raúl que iba en modo ejecutor. Tras una buena ronda de bloques y cuando los bolsillos estaban bastante llenos de encadenes nos movimos hacia las pozas para que los neófitos las pudieran ver y gozar.


Cruzando el río Cuerpo de Hombre como en su día hicieron los Beatles en el famoso paso de cebra de Abbey Road y ahí al lado nos acercábamos por sugerencia de Dani al increíble "El Latido" donde hubo espectáculo del bueno.


Dani le había echado el ojo a "El Latido"  y consiguió hacerse con esta preciosa espectacular línea en la cual Raúl había abierto la veda.


Raúl le dio dos pegues a "El Latido"  y salió por arriba con el temple que te dan las rutas old school de Cuenca, donde sabes que hay que templar los nervios y eso hizo.


Tanto Raúl, en la foto en "El Reloj", como Julio seguían cargando la saca con todo tipo de bloques ya fuera fácil o difícil pero siempre con el denominador común de la belleza. Y acabamos cuando ya no quedaban muchas fuerzas en el proyecto de Jorge que tras 3 fines de semana conseguí tachar y ahora sólo falta que se decida por un nombre de todos los que han ido saliendo pero la línea es espectacular y difícil. La noche era para celebrar y aunque el devore nos hizo dormirnos pronto, la satisfacción era grande y así nos despertábamos el domingo con el cielo cubierto pensando que sería un buen día de escalada pero hacia mediodía empezaron a desaparecer las nubes y el sol golpeaba como un martillo golpea el metal fundido sobre el yunque. Aun así, yo no estaba muy fino, Julio y Raúl continuaron tachando clásicos de Hoya Moros hasta que llegó la hora de irnos hacia abajo, regresar al coche y a casa.


Manu en el clásico "Sinaloa" dándole la beta a Julio para que la leyenda negra de este bloque no le estresara. 


Julio no se achantaba con "Sinaloa" y gozaba escalando esta buena líneas y unas cuantas más hasta que llegó elemento de volver con el cielo sin una nube y un sol que nos apretó las clavijas bastante pero en fin, ya sabíamos a lo que íbamos. Ahora unos finde de descanso y supongo que a principios de julio subiré otra vez a este lugar donde la tranquilidad adquiere su nombre.