Climbing with Dr. Sputnik

Aquí se hablará de la vida, de lo humano y lo divino, de lo natural y lo metafísico, pero por encima de todo, con HUMOR.

30 mar. 2016

Y Cuando Crees que Conoces Todo...

Pues eso, cuando crees que ya conoces todo de Castillo de Bayuela te vienen los autóctonos y te enseñan un rincón precioso con unos blocazos que te quitan el hipo. Unas cuantas líneas buenísimas, un proyecto por tol medio y un lance al infinito al lado del coche. Y si, seguramente otros lo habrían visto, probado, encadenado en la cabeza, etc pero les dio pereza cepillar. Así son las cosas, las piedras están ahí y todo el mundo las ha visto alguna vez (pequeña crítica al yo ya lo había visto durante el Golpe de Estado de Tejero). Mientras tanto, este rincón paradisíaco se lo atribuyo a Toni, que con él empezó todo, como con Kevin Roldán. Aunque Nava, Piru, Rodri y el resto le echaron horas de cepillo.
Resulta que Lega y yo queríamos movernos algo, lo cual ya es un logro para mi porque hace una semana no me podía ni mover, y con nuestras dudas de donde ir y que hacer recibí la llamada del inmenso Manu de Béjar que estaba en Castillo de Bayuela con María y con Rodri. Así que las dudas estaban despejadas, ya casi llegando recibía otra llamada de Davilo y Lidi que de vuelta desde el sur querían parar a saludar y a ver a Manu así que estaba ya todo hecho. Los locales, los visitantes, nosotros, en total un buen grupillo y 5 cojos, pero cojos de verdad, uno operado, otro recién lesionado en la rodillo, uno en el tobillo, mi lumbalgia, en fin un parecía la hora del recreo en un cotolengo de tarados.


Lidi, que no quería escalar por su dedo pero se calentó bien, en el buenísimo e increíble "Expósito" con una línea por filo derecho y otra por todo el centro.


Manu se hartó de probar este lance al infinito "Metamorfosis", reservado a grandes especialistas y no a aficionadillos a lanzar un poco. Manu no estuvo lejos del canto pero queda un mundo una vez llegas para poder quedarte de el. Otro de los especialistas, Davilo, era uno de los cojos.


Otra foto de Manu volando en "Metamorfosis", estoy seguro que volverá y es que la comodidad de este rincón, justo al lado del coche, lo hace muy atractivo.


Lega en otra de las grandes líneas que Toni visualizó "Cuerpo Cavernoso" donde como no Rodri hizo la FA. entrada en campus, un talón, una cacho puerta, un talón y a arquear regletas para salir.


Dejándome las lumbares en el talón izquierdo en "Cuerpo Cavernoso"  de verdad que flipo con la pedazo de línea que sin ser dura de verdad tiene unos buenos apretones.


Manu en la salida de  "Cuerpo Cavernoso"  donde todavía te quedan unas regletas bastardas marca de la casa. Por cierto, quiero que vuelva el invierno, primavera caca., ya que ayer hizo bastante calorcete.


Este rincón está rodeado de olivos y almendros a partes iguales y por contra en este aspecto si me gusta la primavera


Rodri en lo que es el proyecto más duro del sector junto con el lance que está justo a la izquierda, todavía sin nombrar, todavía sin descifrar, duro, alto, regletero, desplomado, una delicia para los 4 o 5 fuertes de verdad de este negocio. No apto para aprendices de pro ni amateurs que van de pro. Por último, justo detrás del gran bloque que nosotros conocíamos, por su altura, como tsunami, se cepillaron dos líneas. Una de ellas "Cojo Manteca" nombre que traerá buenos recuerdos a los más añejos que vivimos las grandes huelgas generales de los 80 y es que ver a Toni recién operado de la rodilla rompiendo una laja con la muleta durante la apertura nos recordó a la famoso imagen de este anti-sistema de los 80. La otra línea, ideal para partirse los dedos, y que también continúa virgen le llamamos "Acerdo Toledano" y es que las regletas no perdonan.


Manu crujiendo regletas en "Acerdo Toledano"  si bien quien iba mejor era Lidi y su dedo crujido, cosas de la vida. De momento, con el descubrimiento de este nuevo sector o rincón o placita o lo que sea ha empezado una nueva ola de motivación y no descarto volver el jueves a cerrar temas, aunque dependerá de mi cojera porque cuando vuelvo de escalar estoy más cojo que el Cojo Manteca.

No hay comentarios: