Climbing with Dr. Sputnik

Aquí se hablará de la vida, de lo humano y lo divino, de lo natural y lo metafísico, pero por encima de todo, con HUMOR.

6 feb. 2018

Cuando los Pingüinos se Quedan en Casa

Hoy era uno de esos días fríos en los que hasta los pingüinos se quedan en casa al lado de la chimenea y sin embargo, Lega, Edu, Luís Demon y yo nos acercábamos a Castillo de Bayuela a pasar frío. Edu y Luís abandonaban la sierra de Madrid en busca de un sitio donde escalar en le cual no hubiera nieve y nosotros como siempre, nos acercábamos a por lo nuestro. La tarde era fría de cojones y el viento del norte junto a los 3ºC causaba estragos en nuestros cuerpos. Hemos estado escalando en Jungla y yo iba dolorido de la muñeca como últimamente, con un corte de accidente doméstico en un dedo y cansado de dormir mal y al final la tarde ha salido mucho más jugosa de lo esperado. Sólo llegar Demon venía de partir "El Escampao" y Edu de atizarse en "Albarra History X" por lo que nos hemos puesto a calentar en "Illuminate The Planet" y luego pasábamos a la línea vecina "El Chacal".


Edu en "El Chacal" que era el único bloque que nos ha dejado una mala sensación y es que le había dado el sol todo el día. Sin embargo, al rato alguien ha sugerido darle a "El Monstruo de Artouste" y no me ha parecido mal. En el primer pegue casi salgo, he descansado y al segundo salía con las mejores sensaciones de todas las veces que lo había probado, te quedabas pegado. 


Demon que en cuanto ha entendido como coger cada uno de los cantos y como poner el cuerpo en perfecto equilibrio también daba buena cuenta de "El Monstruo de Artouste". Para mi la tarde ya había valido la pena ya que taachaba una línea pendiente pero aun teníamos más ganas pero el anochecer traía más frío y nos movíamos a la aun no escalada línea llamada "La Naranja Mecánica". 


Lega buscando el equilibrio en "La Naranja Mecánica" sin llegar a conseguirlo. La verdad es que todos hemos ido bastante bien ya que cada uno descubría un matiz que nos servía a todos los demás pero el bloque se ha resistido y el frío, viento helado, era cada vez más inaguantable.


Demon le daba un muy buen último pegue a "La Naranja Mecánica" pero algunos pies se han ido descascarillando y se ha pegado dos buenas hostias con la cabeza y la mandíbula como diana. Poco más hemos podido hacer porque cuando nos hemos acercado a probar otro de nuestros proyectos nadie ha tenido pelotas de volver a calzarse los pies de gato. Aun así, ha sido una tarde genial, sólo los 4, nada que ver con el fin de semana pasado. Y ahora a descansar un rato.

No hay comentarios: