Climbing with Dr. Sputnik

Aquí se hablará de la vida, de lo humano y lo divino, de lo natural y lo metafísico, pero por encima de todo, con HUMOR.

6 sept. 2016

To Climb or Not to Climb...

To Climb or not to climb, that's the question. Así está la cosa ante los últimos coletazos del verano o escalas o te quedas en casa. Lega y yo ayer teníamos que pasar por Villalba a recoger los pies de gato que mi amigo René me había reparado y ya de paso nos subimos a El Ventorrillo, Navacerrada, para ver si se estaba mejor que en Toledo donde el ambiente estos últimos días ha sido infernal. Uno puede imaginarse a uno mismo en el Desierto de Lut en Irán, intentando buscar una sombra, pues Toledo es peor. Así que todo lo que sea escapar, subir a las montañas, estar a 1500m, notar el viento que no te quema ya vale la pena.  Lo bueno es que nuestra presencia no fue la única y algunos locales de la sierra en cuanto supieron que íbamos se apuntaron y así conseguimos un buen ambiente donde de escalada donde la temperatura nos dejó escalar bastante más de lo que pensábamos cuando aun estábamos abajo en Villalba. Así pues Davilo, Perfiles aparecían por un lado, Edu, Chulo y Juanillo por otro y ahí empezábamos a sacarle partido a este bloque, el único, que tiene unas cuantas líneas, combinaciones, variaciones y líneas eliminatorias pero es lo que hay.


Lega durante el calentamiento, que no es que uno necesitara calentar porque estuviera frío, simplemente empezar a moverse y a quitarse la caraja de encima.


Chulo en la línea clásica de "El Filo" donde dio auténticas lecciones de savoir faire en la roca y es que ha re-mutado a el Chulo que todos conocíamos.


Perfiles en una de las líneas que son variantes de un par de ellas en un movimiento algo descontrolado pero que no había posibilidad de percance alguno ya que estaba estrechamente vigilado por Lega para evitar cualquier tipo de contratiempo. Por otro lado, Davilo no comprendía porque lo hacía así y de ahí su cara de incredulidad.


Davilo probando otra de las líneas eliminatorias ya al principio del anochecer, que coincidió con la parada de la brisa y se notaba más calor que cuando habíamos llegado. De todas formas, Lega y yo cuando nos íbamos veíamos que la temperatura era de 23ºC y en cuanto llegamos tarde a casa de nuevo vimos que aquí en casa no había cambiado nada y la lava seguía aun en las calles en estado líquido y es que cada vez se me está haciendo más largo este verano.


Aunque todo se ha de decir, Lega tuvo una buena sesión de El Descanso del Guerrero. Bueno, y ahora a pensar en que hacer y donde estos próximos días.

No hay comentarios: