Climbing with Dr. Sputnik

Aquí se hablará de la vida, de lo humano y lo divino, de lo natural y lo metafísico, pero por encima de todo, con HUMOR.

4 feb. 2016

Entre Quilombos y Mandangas

Entre quilombos y mandangas siempre conseguimos sacar un rato para ir a escalar. Ayer Dani, Lega y yo tirábamos de nuevo hacia Castillo de Bayuela donde nos esperaban Toni, Cabe y  Zdenek listo para entregarse de nuevo en cuerpo y alma. Queríamos enseñarle La Placita y Mirador a Zdenek y Pavla pero desafortunadamente Pavla se encontraba mal y se quedó en la roulotte que tienen emplazada en uno de los mejores parkings de la zona.
Lega nos llevó durante un buen rato como cuando en el Tour de Francia hay siempre uno tirando en cada puerto de montaña, íbamos con la lengua fuera, bloque tras bloque, circuito de calentamiento apretado entre las grandes joyas del sector. Así que empezamos en los clásicos que estaban al sol y empezaban las hostilidades. 


Toni mostrando como va una de sus creaciones "Bilínea Derecha". Hay que destacar que Zdenek ha alucinado con el paisaje, para él todo es super diferente a lo que está acostumbrado.


La ronda de calentamiento iba subiendo de intensidad, Zdenek manteleando en "Darth Vader", otro de los regalos de Monsieur Toni en la zona.


Lega en "El Tobogán de los Hippies" iba estirando el pelotón cuando empezaban los puertos de primera categoría a la espera de los puertos de categoría especial.


Lega en "Platinum" otra de las joyas de La Placita para la cual he sugerido una poda de una rama puesto que los corpulentos, y flojos, solemos tocarla y así le sucedió a Zdenek y a unos cuantos más.


Zdenek se resarcía con el nada fácil pero buenísimo "Progression" que le costó algo más de lo que esperábamos y que Dani también se llevaba sorprendentemente. Si, sorprendentemente porque lo había probado en varias ocasiones y nunca había obtenido el premio y ayer, sin embargo había un viento que nos obsequió una tarde buenísima.


Cooper era un testigo privilegiado de la tarde que estábamos pasando. Hasta que dejábamos La Placita para adentrarnos en El Mirador, para ir a por las mejores líneas de este sector vecino al cual se accede andando tan solo 5 minutos más.


En el increíble "Mirador" una línea buenísima que hicimos antes de matarnos a apretones (de los de escalada) en su vecino "Gusiluz" donde muchos fueron los aspirantes y ninguno el elegido y es que es un bloque difícil de dos movimientos duros porque el resto es trámite. Ya de noche y felices a pesar del fracaso en el último bloque, ya que fue el único que no fue escalado por ninguno de los presentes, nos movíamos a por otro superclase como es "El Avispero" que andaba falto de encadenes.


Zdenek se hacía con "El Avispero" espoleado por el encadene de slow hand Dani donde no sabemos si lo que tiene son nervios de acero o empanada 2.0. la cuestión es que subió con la tranquilidad de la abuelita que se sienta en el autobús sin prisa. El resto hicimos los de siempre, una mezcla entre impotencia, popó y que somos unos mataos. Finalmente, ya de noche, con los frontales sin batería nos bajamos al coche contentos y felices de haber escalado una buena tarde, sin parar y con condiciones que rozan ya la decencia. Eso si, siempre entre quilombos y mandangas.

No hay comentarios: