Climbing with Dr. Sputnik

Aquí se hablará de la vida, de lo humano y lo divino, de lo natural y lo metafísico, pero por encima de todo, con HUMOR.

27 may. 2015

Entrenamiento Afgano

En la época de calores puedes hacer varias cosas, ir a la piscina a marcar paquete, hacer calceta y preparar el nuevo gorro y bufanda para el invierno o salir a ponerte fuerte con el entrenamiento afgano. Entre víboras, escorpiones, bichos, picaduras de insectos, calor, espigas en los calcetines que tienes que tirar cada día y mucho más.


Los famosos muros de Castillo de Bayuela con puertas a infinitas fincas donde hay bloques por todos lados.
Todo depende de la actitud con la que vayas. Nosotros somos todo actitud, ayer Lega, Dani y yo íbamos de nuevo a Castillo de Bayuela donde Lega tenía fichado un muro desde hace tiempo pero que ayer el musgo caía sólo soplarlo. Ahí se nos unían Toni, Cabe, Raúl y Rulo. La Placita era el sector y el muro debajo de la arboleda el objetivo. Tras un cepillado en el cual todos nos llenamos de mierda y calentamos los músculos, Lega principalmente dejó listo este nuevo muro que nombramos "Diseño Inteligente", si por si quedaban dudas tenemos conversaciones pseudo-culturetas durante los descansos.


Probando los movimientos plaqueros de  "Diseño Inteligente".Seguramente no sea todo lo duro que nos pareció ayer pero es que recién cepillado, con polvo y la temperatura de las 6 de la tarde de ayer el tacto era bacon total. Le dimos buenos pegues Lega, Dani y yo cuando aun hacía calor y la suciedad no ayudaba mucho, aun así con algo menos de calor saldrá y tiene un punto interesante sobretodo hacia arriba. De ahí nos íbamos casi al lado, donde entre "La Ratonnerie" y "Progression" hay incrustada una línea que empezó a cepillar Mulero y acabó Lega y le llamaron "El Tobogán de los Hippies" y es que según como caigas podrías acabar debajo de "La Ratonnerie".


Lega en  "El Tobogán de los Hippies" y ahí abajo está Cabe porteando lo que puede ser una hostia muy seria, de ls que no reparten ni en la Catedral de la Almudena. Más tarde, cuando ya no había sol nos acercamos a otro par de bloques un poco más arriba, "Álgebra" y "Cálculo" donde el primero ya estaba hecho pero el segundo demandaba una ascensión ya. Pues así quedó la historia, igual que cuando llegamos. La roca estaba algo caliente, la brisa ayudaba y algunas regletas y pies habían roto y sin embargo nosotros no nos rendimos y estos bloques ahora son más duros y encima con condiciones afganas todavía más.


Lega en "Álgebra" un bonito problema un poco más arriba de La Placita y al lado está "Cálculo" que permanece sin primera ascensión. Aunque las condiciones no fueron ni siquiera buenas, dice una regla no escrita que si escalas en verano y sobrevives luego en invierno escalas igual, sólo que en verano te has divertido más. Ahí matamos la tarde, nos fuimos a las 10 de la noche y tuvimos que parar a cenar en el pueblo de al lado del hambre real, hambre falsa y munchies que teníamos para llegar a casa alrededor de medianoche con un devore bastante interesante y las yemas anestesiadas tras pasar el umbral del dolor. Eso si, quien no escala es porque no quiere.

No hay comentarios: