Climbing with Dr. Sputnik

Aquí se hablará de la vida, de lo humano y lo divino, de lo natural y lo metafísico, pero por encima de todo, con HUMOR.

15 jun. 2017

A la Fresca

Pues resulta que hoy es día del Corpus Christi y no es que Lega y yo seamos muy religiosos pero lo interesante de este día es que es festivo en el católico y conservador Toledo. Ayer por la mañana hablábamos de donde podríamos ir para poder escalar un poco ayer tarde u hoy por la mañana y pensáramos lo que pensáramos sólo me venía a la cabeza fuego a llamaradas en todos lados. De repente, se me ocurrió que quizás en La Plataforma de Gredos podríamos estar a una temperatura decente donde por lo menos respirar en esta ola de calor pre-veraniega. Dicho y hecho, al salir del trabajo recogíamos todos los enseres, los inseparables Wilma y Cooper y para postre recogíamos al tullido Rodri que esta pasada semana le habían operado del ligamento cruzado de la rodilla tras una mala caída en Fontainebleau. Con tal de salir del infame calor de estos días, en cuanto oyó el plan cogió sus muletas y se animó.
Llegábamos a la Plataforma y había veintipocos grados lo cual ya valía la pena sólo por eso y sacábamos las cosas para empezar a escalar Lega y yo, mientras Rodri haciendo offroad con sus muletas conseguía bajar hasta una poza donde bañarse a gusto.


Sólo la sensación de ponerse pantalón largo ya merecía la visita porque la verdad, estos días en Toledo hay temperaturas de 41ºC. Aunque ya hemos hecho todas las líneas del bloque no nos importaba repetirlas porque sabíamos que en los sitios habituales de cerca de casa era imposible.


En "El Maradona de Glasgow" una buena línea al lado mismo del coche, una buena foto de Lega.


Lega en "Artista Mediocre" otra de las líneas de este bloque y que la lástima de este sitio es que está lleno de piedras pero con pocos bloques.


Otra buena foto de mi en "Grito Ergogénico" de nuevo a cargo de Lega. Si que es verdad que hace dos meses que los findes sólo hemos escalado en arenisca y ayer el granito alpino de este bloque nos dejó los dedos bien tullidos y tocados. Sobre las 9 y media de la noche nos bajábamos al coche, recogíamos a Rodri de la poza donde estaba y empezábamos a preparar la cena. Lo mejor de todo es que si la tarde había sido buena, la noche era aun mejor. Si me dicen antes de salir del infierno toledano que cenaría con capucha y chaqueta me habría reído tanto que tendría hipo para el resto de mis días pero sorprendentemente así fue.


Noche fresca, ventosa y estrellada ¿Qué más se puede pedir? 


Por la mañana nos despertábamos con un poco de trashumancia ya que subían las vacas a pastos más altos desde el pueblo y los cencerros eran tamaño XXL algunos. Tras el desayuno Lega y yo hemos estado acercándonos a algunos bloques que se ven desde el parking con el fin de encontrar algo más para que la zona no sea tan escasa, y a poder ser en sombra. Tras varios intentos fallidos y ya con el sol apretando, no hacía mucho calor pero el suficiente para no poder escalar al sol nos hemos ido a comer y luego un poco de pozas, siesta y vuelta al infierno toledano desde donde me estoy derritiendo ahora mismo.

No hay comentarios: