Climbing with Dr. Sputnik

Aquí se hablará de la vida, de lo humano y lo divino, de lo natural y lo metafísico, pero por encima de todo, con HUMOR.

10 oct. 2016

El Arce de Montpellier

La mayoría no lo sabrá pero en El Escorial tenemos un árbol, el Arce de Montpellier, que es una especie protegida y que es el claro indicador otoñal. Ayer cuando llegué a la zona ya vi que sus hojas empezaban a mostrar los signos otoñales con sus colores ocre y rojizos y eso es buena señal porque desde que vivo en el centro y escalo en El Escorial cuando los taninos inundan sus hojas mi mente se abre en canal esperando el otoño, mi estación favorita. 
Buscando esas sensaciones ayer había quedado con Miguel Ayllón y Rocio que vinieron acompañados de Antu, Pablo, Rebecca y la hermana de Miguel. Aunque luego se fue añadiendo más gente como Natalia y David y luego Sara y Susa que pasaban por ahí junto a Víctor y un montón de gente. Más tarde apareció más y más gente y hasta una pareja de polacos que andaban por la zona se añadieron a la concentración bloquera improvisada. Incluso apareció Pablo, el primo de Chiki y Dani. A última hora aun hacía acto de presencia nuestro amigo Násser.


Natalia dando una muestra de lo que es escalar fluidamente a causa del continuo ir y venir de este verano, incluso con la cuerda. Anduvimos por Cetáceos un buen rato y luego nos movimos a la zona de "La Arista de la Hiedra" y "El Pufo" donde éramos muchos para pocos bloques aunque disfrutamos y en mi caso ni me meneaba del dolor de yemas a causa del día anterior y del devore físico que llevaba.


David probando esta buena línea que está justo pegada a la carretera algo debajo de "El Pufo" y que al final sólo Miguel y Pablo Recauchita lograban hacerse con ella. El dolor de yemas para mi a estas alturas de la tarde ya era inaguantable.


Miguel encadenando esta línea de la cual desconocemos el nombre, habrá que esperar a esa famosa guía nueva para verlo. Después de estar toda la tarde desde las 14h escalando llegó el momento de recoger y arrastrar el cuerpo hasta el coche después de haber pasado una jornada muy buena en la mejor compañía aunque el cuerpo no me aguantara e hiciese caso omiso a mis órdenes. Eso si, el otoño ya está aquí y lo dice el Arce de Montpellier.

No hay comentarios: