Climbing with Dr. Sputnik

Aquí se hablará de la vida, de lo humano y lo divino, de lo natural y lo metafísico, pero por encima de todo, con HUMOR.

20 oct. 2016

Días de Lluvia

Si, el otoño me gusta, lo esperaba con ahínco pero el otoño también conlleva sus cosas malas y las lluvias son una de ellas. Ayer por la tarde nos acercamos a Castillo de Bayuela ya que estaba lloviendo en todos sitios y el criterio para tomar tal decisión fue: es lo que está más cerca por si pinchamos. Dani, Selena, Lega y yo llegábamos con la lluvia metida encima del cerro y pocas opciones de escalada teníamos más que elegir un sitio donde hubiera un  techo y de momento ir pasando la tarde para ver como evolucionaba, así que fuimos al sector Jungla y ahí nos reuníamos con Piru y Nava en el techo de la entrada del sector. Todo estaba empapado menos esos bloques aunque el agua empezaba a empapar también el techo.
Como todo el mundo estaba muy tranquilo y a la vez pasivo porque llovía, yo empecé a calentar haciendo las líneas secas y probando pasos aislados de otra más difícil. La motivación en circunstancias adversas no suele ser un handycup que me acompañe por lo que yo era el único que escalaba hasta que al cabo de un rato Piru se empezó a motivar y se calzaba los pies de gato. La tarde tiene muy poca historia más, tan solo eso, un ejercicio de fuerza de voluntad y de intentar aprovechar al máximo la tarde.



Dani en "Dancing in the Rain" cuando el agua ya chorreaba del techo de arriba empapando toda la izquierda del bloque.


Lega en otra de las líneas secas "Have You Ever Seen...", aquí aun se aprecia mejor la parte seca del bloque de la empapada.


Otra foto de "Have You Ever Seen..." con foto de nuestro maestro de las luces Lega Photo, aunque debería haberlo escrito bien Lega Aphoto. Y la tarde no daba para mucho más porque paró de llover pero la ausencia de viento dejaba todo impracticable así que recogimos y nos íbamos cada uno a su casa cuando empezaba a anochecer. Al menos la tarde estuvo entretenida y nos pegamos unas series porque no había mucho más que hacer.

No hay comentarios: