Climbing with Dr. Sputnik

Aquí se hablará de la vida, de lo humano y lo divino, de lo natural y lo metafísico, pero por encima de todo, con HUMOR.

23 jun. 2016

El Avispero

La tarde de ayer en Castillo de Bayuela fue de esas en las cuales el calor me mató, apenas me sentí cómodo ni siquiera ya por la noche. Sudando incluso parado, sudando después de los pegues pero eso no es excusa porque otros como Cristian y Rupert lo partieron y de que forma. Yo con el calor me vengo abajo como una Citröen  C15 subiendo el Puerto del Pico a dos cilindros por el peso y el sudor que me dejan siempre esa sensación de panceta chorreante interesante para un restregón si, pero no para escalar. Notar la piel estirándose en las regletas, notar que apenas tiras de las regletas, notar que te falta el aire, yo no puedo con estas condiciones. Acepto sugerencias para el fin de semana. A parte de los ya mencionados también se acercaron Nava, Piru, Magán y Toni y bueno cada uno se adapta como puede a las condiciones meteorológicas, pero sigo sorprendido por Cristian y Rupert por como hicieron este bonito bloque llamado "El Avispero" donde fuimos nada más calentar.


Toni apretando en "El Avispero", la verdad es que lo llevaba muy bien sin que yo entendiera como con el calor que hacía la gente podía apretar así.


Rupert, uno de los encadenadores de "El Avispero" ayer por la tarde-noche. Cierto es que está en un momento de forma que parece tocado por una varita mágica.


Cristian en plan figura en "El Avispero", apareció, miró, subió y bajó. Todo ello acompañado de grandes dosis de savoir faire durante el momento de la escalada. Sigo en estado de shock, yo me encontré con una de esas tardes de nomontismo extremo y que el ambiente me pesaba como el ancla del Titanic pero ya veo que quien no aprieta es porque ni quiere ni puede. Me surgen las dudas.

No hay comentarios: