Climbing with Dr. Sputnik

Aquí se hablará de la vida, de lo humano y lo divino, de lo natural y lo metafísico, pero por encima de todo, con HUMOR.

9 ene. 2016

Sabíamos a lo que Íbamos

Hoy era uno de esos días inciertos donde sondeas a todos los locales y te lo acabas jugando a una carta todo y esperas tener suerte con la meteo. Finalmente, parece que la diosa fortuna nos ha acompañado a lo largo de una jornada donde cuando parecía que empezaba a chispear y decidíamos parar y recoger nos daba una tregua más y decía: venga un rato más. Y eso ha sido en Castillo de Bayuela donde nos hemos acercado Nuria y yo y ahí nos juntábamos con Cristian y sus colegas, Cabe y sus hijos, Rodri y su tostada, Nava, Piru, Moi y los de Talavera con Artur al mando. La idea era calentar en el sector Castinebleau, uno de los más antiguos, para luego ir al Farallón. En el Farallón estaba un tal Noé construyendo un arca para no sé que movida con los animales y nos hemos subido hacia arriba el sector del "Muse" luego.


El día no pintaba mal con el viento pero se intuía una masacre tormentosa de nivel 10, así que había que ir a toda prisa.


Luna Cabeza en "Bilboquet" de Castinebleau, haciendo honor a la frase de tal palo tal astilla.


El siempre fuerte Cristian Talasesco en "Klatre a Muerte" arqueando regletas que son un verdadero traje para él. De ahí, a causa del viento, nos movíamos a Peña Castilla buscando algo más de resguardo.


Nava en "Rocklands Directo" demostrando que donde hay clase y estilo el resto es secundario. Ahí nos empezaba a lloviznar seriamente y de ahí hemos visto que en el vallecito contiguo no había nube y nos hemos movido a Garciotun, donde hemos tenido un percance con la Guardia Civil que nos ha seguido hasta el mismo parking por la pista para preguntarnos que coño hacíamos ahí.


Cabe en "El Hombre de Goma" del sector Kulatas que ha sido la única línea que hemos podido hacer porque en seguida ha empezado a llover ahí. Así que el momento bar tomaba cuerpo y no ha habido opción para decir no. Una buena jornada de boulder safari esquivando la lluvia tal como nos iba pillando, eso si, la humedad ha estado presente todo el día. Y es que ya sabíamos a lo que íbamos.

No hay comentarios: