Climbing with Dr. Sputnik

Aquí se hablará de la vida, de lo humano y lo divino, de lo natural y lo metafísico, pero por encima de todo, con HUMOR.

19 ene. 2016

El Infierno Blanco

Un mes esperando Lega, Toni, Rodri y yo para ir a Targassone y resulta que el desgraciado climático, vía El Niño, no había permitido una nevada hasta que llegamos nosotros y fue cruzar la frontera y adentrarnos en un infierno blanco con nieve por todos lados, ventisca, hielo, oscuridad y coches en las cunetas. Nosotros tuvimos un conato triple de salida de carretera pero tras tres contra volantazos seguimos en ruta. Finalmente llegamos al camping en medio de un decorado sacado de la mismísima película de los hermanos Coen, Fargo.


Temperatura ideal, aunque Rodri se quejara y es que está hecho un escalador de veranito.



Lega pensando en que, como y donde mientras saboreábamos el enésimo café de la mañana para entrar en calor. Y en cuanto llegó mi amigo Nacho, el de Castefa, nos subimos abriendo huella hacia el sector Taz buscando líneas que pudiéramos escalar o al menos quitar la nieva, que por otro lado era polvo de calidad excelente.


De nuevo me veo lanzando, esta vez en "Jesus Réviens", por lo menos el bloque se podía escalar y arriba si te tiraban las zapas podías bajar si matarte. 


Toni encadenando "Body in Decay", no se puede quejar ya que este bloque es un traje para él.


Rodri en "Le Seigneur des Annales" y es que a este hipsterflauta los juguetes le duran poco y siempre tienen que ir buscándose nuevos. Tras unos cuantos bloques más y muchos pegues nos movimos a uno de los sectores que más me gustan, Dieux Païens.


Lega apretando en "Loby One" y Rodri quejándose que no había tacto para los gatos cuando había una adherencia brutal. Cuestión de gustos, en fin. Hicimos unos cuantos bloques más y fuimos a espiar el resto de sectores para ver que hacer el día siguiente para el cual la meteo no era muy buena.
Al día siguiente, durante el cónclave matutino decidimos movernos a Sant Joan de Vilatorrada, quizás de camino a Albarracín. A mi no me triunfaba mucho la retirada pero nunca llueve, o nieva, a gusto de todos.



Un poco de calentamiento en el siempre sombrío sector Dipòsits.


Rodri dándolo todo, y tirando de extensión, en la buenísima línea del tridedo.


Toni por otro lado tenía que buscarse pies algo más altos para tratar de llegar al tridedo.


Mientras tanto el hipsterflauta Rodri se subía por otra línea que le atraía, y ya está. 


Toni gozando en bloques en los cuales no tiene que estirarse como si estuviera en un potro de torturas. Como no salen de Bayu, no saben lo que se pierden ahí fuera.


Lega y Rodri estuvieron probando esta buena línea, y dura, que yo ya he probado alguna vez y Rodri si hubiera querido la habría hecho pero ya tenía la cabeza en Albarracín. Próximas novedades desde el rodeno rojo, si llego pero eso es otra película ya.

No hay comentarios: