Climbing with Dr. Sputnik

Aquí se hablará de la vida, de lo humano y lo divino, de lo natural y lo metafísico, pero por encima de todo, con HUMOR.

11 jun. 2015

Entreno Camboyano

Resulta que ayer lejos de seguir con el entreno afgano resulta que la caprichosa meteorología nos obsequió con una tarde lluviosa en la cual Lega, Nuria y yo decidíamos ir a Castillo de Bayuela a ver si sacábamos una buena tarde. Cuando llegamos llovía, siguió lloviendo durante buena parte de la tarde aunque nosotros estuvimos escalando tanto en condiciones de semi-seco, seco y también en mojado. Eso si, el ambiente era como la selva Camboyana, humedad casi cercana al 100%, calor normalito pero sudabas hasta al darte magnesio. Al rato se nos unían Toni y Rodri AKA el Cowboy de Bayuela y ya teníamos la tarde lo más completa para dedicarnos al mete-saca, o lo que es lo mismo, meternos debajo de un techo y salir a toda prisa cuando paraba de llover para secar, limpiar y escalar.


Lega acercándose a las nubes en "American Booty", momentos después de salir de la cueva de debajo en cuanto dejó de llover. Quizás teníamos que haber ido a otro sector pero es que en Intuición se han abierto bastantes bloques nuevos y nos faltaban por hacer alguno de ellos a unos u otros.


Nuria con cara de tensión en el paso clave de "El Chapista", otro de los buenos bloques con regletas de grado medio-bajo de este sector. En ese momento llegaban Toni y Rodri y nos íbamos al que quizás es el último bloque abierto en la zona, "Pirámide de Caca".


Lega en  "Pirámide de Caca" que es mucho más bonito como bloque de lo que su nombre indica y como detalle atípico tienen una salida en romos que ayer era una delicia con la humedad reinante. A mi personalmente, con todas las reservas que llevaba, me gustó.


Toni en "Green Poisson" un muro técnico de los de saber usar los pies y que me gusta hacer cada vez que paso por delante, Nuria se lo llevaba por primera vez también.


Nuria también se llevó "Garrulus Glandarius" que es un blocazo desde mi punto de vista con todo el tema en la salida. Y así, de noche, sudando como pollo antes de entrar al matadero, acabamos otra jornada más de bloque en condiciones entre lamentables y penosas pero en la cual acabamos escalando mucho más de lo que esperábamos tal y como presagiábamos mientras íbamos en coche hacia ahí. A ver que nos depara el puto verano, a parte de calor.

No hay comentarios: