Climbing with Dr. Sputnik

Aquí se hablará de la vida, de lo humano y lo divino, de lo natural y lo metafísico, pero por encima de todo, con HUMOR.

2 mar. 2014

Zarzalejista Convencido

La mañana aparecía difícil y más después del día lluvioso de ayer donde hasta Noé se hubiera puesto chaleco salvavidas. Christer, Ali y Hans que estaban alojados en La Pedriza temían por su último día de boulder en la tierra del sol eterno. Tras unos intercambios de SMSs decidíamos, a las 12 en Zarzalejo, la bolita ya estaba en la ruleta y la apuesta consumada y tras 1 hora dando vueltas la bolita en la ruleta Lega, Nuria y yo llegábamos a Zarzalejo y llovía. Nos hemos acercado al bloque del "Mundo al Revés" y empezábamos a calentar con txiri-miri en los bloques de al lado.


Hans calentando en la buena línea que hay a la derecha del "Mundo al Revés", en este momento todavía no sabíamos si escalaríamos o no y ya llevábamos 3 bloques calentando. Mientras tanto Lega probaba el bloque de la izquierda del "Mundo al Revés" que ya era para empezar a puntuar y en unos pocos pegues se hacía con esta línea de pocos movimientos pero concentrados.


Lega encadenando la línea de la izquierda del "Mundo al Revés" con un arreón y la clase de siempre. Ali y yo nos metíamos en mi eterno enratone, el "Mundo al Revés", y de momento sigo sin poder hacer la compresión necesaria para aguantar la puerta, un peaje a pagar por el cisco de hombro que llevo de momento pero que espero solventar en unos meses más. 


Ali encadenando a flash el "Mundo al Revés", recuerdo que le he dicho a Christer: coge la cámara que con Ali sólo hay un pegue para hacer fotos.


Enésimo chubasco con principio de arco iris y nosotros no parábamos y salía de nuevo la frase: con la mierda de día que está haciendo y seguimos escalando. Nos volvíamos a mover, les he dicho a los colegas suecos que íbamos donde quisieran que nosotros podemos volver siempre, así que hemos empezado a ir a los mejores bloques de la zona y nosotros repetíamos lo que se dejara y la ruta ha empezado por el sector Alunecer.


Christer encadenaba al prime pegue "Apollo XII" que ya había probado el año pasado pero las condiciones no eran las mismas y hoy lo hacía sin inmutarse. Luego Lega, que nunca lo había probado, se metía detrás pensando que la regleta era un canto y nada más lejos de la realidad, era una regleta infame que Christer había arqueado como si fuera el último día de su vida. Ali se hacía con "Alunecer" con la misma rapidez que ha ido tachando bloques este viaje y nos movíamos hacia el "Punto G" que Christer quería hacer en la versión de sit start.


Christer en "Punto G" sit start donde ha estado muy cerca un par de veces pero la piel ha empezado a sufrir los estragos de la roca y lo dejaba para el próximo viaje, según decía. Y otra vez nos movíamos hacia el "Mundo Feliz" que nuestros visitantes querían hacer pero hemos encontrado lo que preveía en un día de viento, el ataque de los crashpads voladores. Se levantaban solos y se iban a 15 m. Volvía a llover y lejos de retirarnos nos íbamos al "Soyuz" donde nos encontrábamos a David, Stefan el belga poderoso, Pedro y María.


Ali en "Soyuz" donde ha estado muy cerca de hacerlo un par de veces en su versión de pie. David también ha estado a punto pero demasiados pegues y la humedad del momento convertían las yemas en plastilina en esas regletas. Hartos de la sensación desapacible decidíamos que nos íbamos al bar pero al pasar por La Pradera Ali y Christer querían más sangre y nos parábamos ahí donde ha habido un momento de happy hour de encadenamientos multitudinarios de bloques clásicos del sector como "Tam Tam", el de la derecha del salto a la patata por parte de Christer y alguno más.


Nuria encadenaba "Zarzapellejo" entre vítores de los asistentes, que no éramos más que los aquí mencionados, en un juego mental que ha ganado ella claramente. Al final si es verdad que haremos carrera de ella. Sin embargo, la escopeta de Ali todavía tenía una bala y la invertía en "Bianca Selvatica" y bien invertida.


Ali encadenando "Bianca Selvatica" bajo la atenta mirada de los porteros que estaban en huelga de brazos caídos. Finalmente, como conclusión me declaro zarzalejista convencido ya que hoy no dábamos un céntimo por escalar y hemos sacado un día en el cual no hemos parado, ni siquiera las 3 o 4 veces que ha empezado a chispear. Nuestros amigos suecos se han ido con una lista de clásicos de la zona centro bastante buena en 5 días que han estado y muy contentos por como ha ido todo. Espero que vuelvan pronto y yo ya pienso en devolverles la visita.

No hay comentarios: