Climbing with Dr. Sputnik

Aquí se hablará de la vida, de lo humano y lo divino, de lo natural y lo metafísico, pero por encima de todo, con HUMOR.

14 mar. 2014

No Todas las Piedras son Boulders

Resulta que durante esta semana, la fauna local encabezada por Naranja, Toni y Rodri habían avistado un nuevo grupo de bloques por debajo de Germania y habían abierto dos líneas nuevas así que hoy nos hemos acercado a cotillear por la zona y acercarnos a ese grupo de piedras que estaba arriba en la ladera. Lega, Rodri, Marina, Jesús Broder, Sandra, Inma, Emilio, Naranja y yo hemos estado buscando y escarbando, nunca mejor dicho, las posibilidades de las piedras de la zona.
Pues resulta que no todas las piedras son boulders y es que una vez te pones a verlas, habiendo subido con la solana, nos hemos quedado bastante decepcionados porque la roca era muy blanda y arenosa. Las nuevas líneas dejaban la sensación de estar escalando en Chocokrispies y las colchonetas siempre estaban llenas de gravilla. Aun así hemos pasado una buena tarde entretenidos con las 3 líneas ya abiertas y buscando la posibilidad de cepillar alguna línea nueva pero la calidad de la piedra o simplemente el acceso y el pie de bloque en plano inclinado a 60º nos ha quitado la idea de la cabeza de seguir abriendo sólo por abrir. ¿Qué sentido tiene cepillar y abrir unos bloques que ni son bonitos ni cómodos ni siquiera tienen buena roca? Ya lo avanzo yo, ninguno.


En "Abrasión" un bloque que hemos encadenado casi todos y que es más desplomado de lo que parece y en el cual sólo podías poner los pies donde tocaban o coger los cantos de manos que estaban exclusivamente cepillados. Si te salías, volvías al mundo de los Chocokrispies.


Naranja con la mirada de tigre en "Las Agallas" un muro con una fisura que cada vez se hace más pequeña para salir a unas regletas con forma de agallas como si fueran de arenque islandés. Sin embargo, el amigo Naranja se ha dejado pendiente esta línea que si hemos finiquitado Lega, Rodri, Broder y yo, algunos con más dificultades que otros.


Otra imagen de "Las Agallas" donde con unos pequeños cerrojos en la parte más fina de la fisura lograbas subir pies. Sin embargo, la rotura de una presa de pie con los dedos empotrados me ha hecho una carnicería en un dedo que he dejado sangre por todos lados como si hubieran rodado una película gore ahí mismo. 
Tras diversos intentos de abrir más líneas en la zona, frustrados por la calidad de la roca, nos hemos visto obligados a movernos hacia otro sector y por proximidad y por facilidad de acceso, Sandra está embarazada de 8 meses, nos hemos ido hacia El Mirador. Ahí espoleados por los encadenes de Chiqui en la última nos hemos venido arriba pero rápidamente los propios bloques nos han puesto en nuestro lugar y hemos probado "Hans Landa" y "Gusiluz" con más pena que gloria.


Naranja en el clásico de la zona, "El Mirador" donde nos ha obsequiado con el numerito de la cabra arriba en la salida y cuando parecía que iba para arriba y salía resulta que ha recordado la fuerza de la gravitación universal.


Rodri arqueando en la regleta-filo de machete cubano y un gabarro extra -doloroso para pensarse si ir en dinámico al canto de "Hans Landa", finalmente ninguno ha conseguido ni siquiera rozarlo.
Y ya aquí, con las yemas como carne picada hemos decidido que era el momento de bajarse al remolque de hamburguesas y patatas de la entrada del pueblo donde nos tratan muy bien y recuperamos las energías perdidas para poder volver a casa. Mañana más.

No hay comentarios: