Climbing with Dr. Sputnik

Aquí se hablará de la vida, de lo humano y lo divino, de lo natural y lo metafísico, pero por encima de todo, con HUMOR.

2 may. 2017

Luchando Contra los Elementos

"Yo no mandé mis naves a luchar contra los elementos" así con esta famosa frase atribuida a Felipe II pero sin estar claro, lo que si es cierto es que hace mención al desastre de la Armada Invencible en el Canal de la Mancha. Sin embargo, tras toda la semana escrutando todas las webs de meteo, oráculos y videntes el viernes salía a reunirme con Miguel Perfiles y Davilo en Alcolea del Pinar buscando una ventana meteorológica. De camino a Albarracín paramos ahí y literalmente no paramos de escalar en esos bloques de arenisca, desplomados y con un tacto muy agradable.


En una de las líneas de Alcolea del Pinar, calentando sólo bajarme del coche en un ambiente fresco y húmedo de pre-lluvia.


Perfiles en otra de las buenas líneas donde estuvimos con un pequeño y picante dinámico final que en función de como agarrabas el canto o como se te iba podías aterrizar en un radio de 10 metros. Y ahí anduvimos escalando hasta casi las 12 de la noche cuando nos retirábamos a cenar y luego un par de horas más tarde a dormir. Salíamos de la autocaravana Davilo y yo para dormir en el avance y veíamos las estrellas, riendo de la previsión meteorológica. Hasta las 5 de la madrugada que empezó a llover con viento y se nos pasó la risa, cada vez nos íbamos juntando más y apretando porque cada vez nos mojábamos más. Al día siguiente, tras pasar una noche algo movida, se unían a la expedición Manu Ponce, Miguel Ayllón y Rocío y algo más tarde ya llegaban Edu, Rafa, Su, Chulo, Edu Quan, Teto, Lidi, Hodei y más gente para visitar otro sector con proyección por la zona, en Cubillos del Pinar.


Miguel Ayllón, todo clase, en una de las líneas de la zona donde quizás el único pero es que la arenisca es superblanda y con la humedad que había rozando el 95% tuvimos que dejar muchas líneas porque se rompían las regletas y crestitas finas.


Davilo en un muro de regletas que parecía difícil y lo era más, aunque la humedad no ayudaba a sentir las regletas porque la piel te avisaba con un ¡me rompo! Esa noche después de escalar nos íbamos hacia Albarracín pero con la intención de no pisar las zonas concurridas en un mega-puente como este por lo que tras reunirnos en el bar de Albarracín subimos hasta el incomunicado tecnológicamente pueblo de Bezas que tiene los mismos bloques pero nuevos y sin ser conocidos.


Edu Quan en "Felación" un blocazo que nos encantó cuando pasábamos por delante, nos quedamos mirándolo con Lidi y como todo el mundo se fue a otro decidimos que nosotros nos quedaríamos ahí.


Lidi en la salida de "Felación" con ese juego de empeines tan evidente de ver desde que te pones debajo y miras hacia arriba.


Davilo probaba "El Barco" y tras sacar todos los matices le daba un pegue con toda la fuerza y tensión corporal del mundo para llevarse esta gran línea a la saca. 


Edu se peleaba con esta bonita arista ante la mirada de Lidi y Rafita pero salía por arriba sin muchas dificultades una vez cogió todos los truquillos.


La noche del domingo fue mejor, sobre todo para algunos.


Manu en las regletas de "El Flaco" ya ayer cuando era mi último día pero el penúltimo para los de Madrid.


LuisPa volando en un lance de Bezas, vino el domingo noche y parecía que no había escalado en años con las ganas que llevaba. Ayer lunes yo tenía que regresar sobre las 15 horas y emprendía el regreso pasando por Cuenca donde paraba a saludar a los amigos y descansar de coche para luego remprender el viaje y llegar a casa muerto.

No hay comentarios: