Climbing with Dr. Sputnik

Aquí se hablará de la vida, de lo humano y lo divino, de lo natural y lo metafísico, pero por encima de todo, con HUMOR.

26 abr. 2017

Seguimos para Bingo

Seguimos para bingo y es que esto ya se nos está yendo de las manos. Ayer había un día de esos que ni chicha ni limoná y parecía que llovía aquí y algo más por Castillo de Bayuela pero resolvimos la tarde acercándonos a husmear. Digo que seguimos para bingo porque parecía que el infierno ya se había apoderado de nuestro patio de recreo pero la tarde de ayer con sus nubes, su viento y buscando la sombra nos proporcionó un buen rato, sin que ello quiera decir que empiece la 7ª temporada del año en la zona (interprétese en modo sarcástico por los constantes cambios meteorológicos del último mes). Lega y yo salíamos de Toledo para unir a otro par de luchadores con mente inquebrantable como son Toni y Nava, el cual se dejo todos los enseres de escalada en la puerta de su casa y se dio cuenta al aparcar y subir con las manos en los bolsillos. El destino fue Jungla porque chispeaba entonces, aunque en Talavera llovía mucho más, y porque queríamos probar una línea nueva-vieja del gran techo. Nos libramos todo el rato de las cortinas de agua y las pocas gotas que cayeron donde estábamos apenas mojaron nada. así que tras un calentamiento en las líneas clásicas para este fin nos pusimos manos a la obra en "Sabiduría Estética".


Nava probando "Sabiduría Estética", una buena línea con una entrada sit apretada y dura para luego enfocar un gran desplome donde la tensión corporal está al orden del día y luego una vez transcurrida la sección dura que es el bloque en si, se sale por arriba mediante una excursión alpina fácil. Bien, si esta es la teoría, la práctica fue que sólo Lega salió y fue en la versión de pie. De modo que ya tenemos proyecto para tardes venideras donde la meteorología nos deje acercarnos sin sufrir quemaduras de tercer grado.


El gran Toni intimidando con la mirada a "Sabiduría Estética", como diciendo ¡tú no sabes quien soy yo!. Sus problemas de envergaduras nos proporcionaron unas puertas voladoras con tiro parabólico en las que el portero debía estar muy atento para saber en que kilómetro iba a caer.


Lega en "Sabiduría Estética" ya desde un tercer punto de vista donde se aprecia bien el desplome constante de esta línea. Por cierto, tiene un granito duro y abrasivo, no desmiga, que te dejaba los molletes de las manos bastante irritados de coger dos barrapan ED (extremadamente dolorosos) para la piel. Ahí quemamos todas nuestras naves hasta que primero Nava y luego nosotros 3 fuimos desapareciendo. Hoy me noto el cuerpo bastante apalizado pero es lo que nos gusta ¿no?.

No hay comentarios: