Climbing with Dr. Sputnik

Aquí se hablará de la vida, de lo humano y lo divino, de lo natural y lo metafísico, pero por encima de todo, con HUMOR.

4 jul. 2015

The Outsiders

Como unos auténticos Outsiders, todo el mundo anda con la cabeza en la playa, vacaciones, etc; ayer nos dirigimos hacia La Pedriza  Lega, Nuria y yo donde habíamos quedado para escalar con una pandilla de hombres blandengues. Si, de esos que se quedan tomando cervezas eludiendo así sus responsabilidad como motores de La Pedriza y dejándolas en manos de otros.
La verdad es que no lo hicieron mal, porque nosotros llegamos antes y había una buena brisa pero las cosas fueron de mejor a peor, paró el viento y empezó a hacer calor serio. Los hombres blandengues llegaron más tarde y no vieron el momento de subir hacia los bloques una vez abierto el primer bote de cerveza. Arriba nos encontrábamos con Rafa que si que mostró alguna predisposición más para esto de escalar.


Nuria en "Trés Bien" en la parte baja del Laboratorio conocida como Manglar


Lega calentando en la línea de la izquierda de "El Maracanazo". Des ahí subíamos, buscando el viento que iba desapareciendo hacia los bloques que hay debajo de "D.O Michel" donde podríamos escalar algo más con el calor que hacía y de repente apareció Rafa andando por ahí.


Nuria en una de las líneas mencionadas, que estaban a la sombra y eran generosas en el tamaño de las regletas.


Lega en "La Trave de Dave" arqueando y apretando con todo, sobreviviendo a las clásicas bajada de tensión de estas épocas con los calores, trocolos, etc. Una vez hechas las líneas de ahí nos acercábamos a la parte central del Laboratorio pero cada vez hacía más calor y menos viento, las sensaciones eran entre malas y nefastas. Así que buscábamos cosas a la sombra que se dejaran hacer o por lo menos luchar. 


Rafa manteleando en "ABO"  poco antes de bajarnos al bar donde nos encontramos a una legión de hombres blandegues finos a cervezas y a los cuales nos unimos hasta que tuvimos que cenar para no caer muertos, entre medio de sobredosis de risas.


Ya de noche, una última foto desde mi habitación en el hotel un millón de estrellas. Necesito que se acabe el verano ya.

1 comentario:

PERI R. dijo...

Viendo que admitís hombres blandengues...me apunto a una escapada¡¡¡¡