Climbing with Dr. Sputnik

Aquí se hablará de la vida, de lo humano y lo divino, de lo natural y lo metafísico, pero por encima de todo, con HUMOR.

12 jul. 2015

De Vuelta por Hoya Moros

Hacía más de 3 años que no subía por Hoya Moros, desde antes que me operaran el hombro ya que después no me imaginaba subiendo cargado y con el hombro dolorido. Esta semana pasada empezamos a hablar del tema y rápidamente Lega y yo encontramos un hueco para irnos el jueves después de comer hasta ayer en mi caso y ellos se volvían hoy. Pero a parte de Lega y Nuria, también se apuntaron Cabe, Piru, Rodri, Toni, que fueron llegando de forma esparcida. Yo subí con Rubio y Lucas, su joven cachorro, pero es que ahí estaban Laura, Kevin, Iker, un montón de gente más y al día siguiente llegaban Davilo y Lidi, Miguel Cabezas, Indi y haría una lista tan larga que el post se me iría de las manos.


La vista de Los Hermanitos cuando bajas hacia Hoya Moros es de esas imágenes que no te cansas de ver.


Jorge Rubio AKA Organic Man saliendo de uno de los clásicos bloques de la zona, "La Chapa". La idea era buscar bloques a la sombra, los que fueran porque si no la otra opción era escalar de noche y yo de noche voy peor que un topo por las arenas del Sáhara.


Toni en "Síncope" donde dio una verdadera lección de como hacer un bloque morfo para altos, midiendo bastante menos de talla que no de cualidades.


 Si alguien me dijera que le describiese en una imagen como es Hoya Moros, ésta sería mi imagen.


Lucas mientras tanto no paraba de anotar y aquí se hacía con "El Explorador". Eso si, se quejaba un poquito más que el resto de las yemas y es que esto es lo que tiene Rodellar, que en cuanto tocas granito ves a Dios. Después de una buena siesta y ya con algo más de fresco nos acercábamos a "Sinaloa" y "Treparriscos" para pasar el atardecer ahí. La verdad es que nos crujimos Lega y yo el primer bloque a la primera y el segundo nos dio mucha guerra.


En "Treparriscos" durante el atardecer, antes que empezara a hacer fresquete. La verdad es que el contraste día y noche era muy acusado. De repente, empezó a salir una nueva subespecie humana de sus cavernas, Homo HoyaMorensis Cavernarius, con frontales, abrigo, etc para empezar a escalar.


Laura en "Sinaloa" disfrutando del canto típico de granito de los que no hay en Fontainebleau, del que se te clava hasta el tuétano.


Rodri se crujía "Los Naúfragos" muy a su estilo FF (Funambulista Fumeta) con su estilo desenfadado y despreocupado preguntando sobre la marcha, ¿y ahora qué? Luego hacía lo pertinente con la línea de al lado, "Altruismo".


Miguel gancheando la puntera en "Anomalía" sit que se lo merendó mientras calentaba y ya era de noche. Y el espectáculo empezaba y nosotros estábamos devorados de todo el día, pero el espectáculo iba a transcurrir en nuestro vivac por lo que ahí estábamos abrigados, cenando, fumándola y divirtiéndonos.


Lau, en acción en  "La Arista de la Pacheca" que junto a Miguel, Pitxi y Rodri probaban una de las líneas más estéticas de la zona pero a pesar de sus múltiples y cualificados opositores ninguno de ellos pudo hacerse con esta preciosa arista. A la una de la madrugada la nueva subespecie de hombres de las cavernas con sus tareas de recolección, de encadenes, y nosotros nos quedábamos haciéndonos el último y a dormir. Al día siguiente, o sea ayer sábado, más de lo mismo pero con un poco más de calor. Los vivacs llenos de gente, los bloques a la sombra abarrotados como un concierto de los Rolling Stones hace 20 años, así que tuvimos que conformarnos con lo poco que quedaba suelto.


Cabe disfrutando de un calentamiento al sol en "Os Odio" y desde ahí nos moveríamos al bloque cercano donde habíamos estado el día anterior para que también se lo hiciera dando una lección de como curar un "Síncope".


Mientras tanto, otro de los grandes, Carlos Ruano, se encargaba de hacerse al flash con otra de las líneas buenas de la zona "La Isla del Tesoro" y que repetía para grabarlo y es que el amigo está on fire.
Un poco más de pintar la mona por ahí y el Rubio, vaya guía que nos tocó, Lucas y yo nos bajamos de vuelta a casa con un agradable paseo, un poco más largo del deseado pero es que nuestro guía era de los buenos. Una parada en Béjar en el bar de Manu antes de irnos a casa, comentar la jugada y refrescarse.
Por último, agradecer a Mariano "Cuco" por la creación de la Autovía no de peaje la CUCO-3, se podría subir de todas las maneras pero nos has facilitado la subida a todos los que vamos cargados para disfrutar de este bonito sitio. Cada paso que yo daba entre piornos, te lo agradecía un poco más. Gracias.

No hay comentarios: