Climbing with Dr. Sputnik

Aquí se hablará de la vida, de lo humano y lo divino, de lo natural y lo metafísico, pero por encima de todo, con HUMOR.

2 jul. 2014

Un Día de Julio sin Moscas

Anomalía meteorológica, así se podría definir lo de ayer por la tarde en El Escorial.Mirando la previsión meteorológica el lunes noche le mandé un mensaje a Lega que decía: ¿Vamos mañana por la tarde al Esco?, ¿Muevo hilos?. Y no me falló él ni los hilos, de modo que Diegote por un lado y Davilo y Lidi acompañados de un belga muy majo llamado Jöel estuvimos pasando una buena tarde en el maravilloso bosque. Más aun, la temperatura nada alta, la brisa constante y la ausencia de moscas hizo que se estuviera de auténtico lujo. Subimos tranquilamente a la zona del "Karmita" donde hicimos el clásico circuito de calentar que es ¡a por todos!.


En "El Casco" probando el grado de apertura y a la vez el punto de rotura. En ese momento nos encontrábamos a David y su hermano Manu que iban con unos colegas y nos juntábamos todos. Aunque primero Lega, Diegote y yo nos parábamos en uno que hay entre medias que ya habíamos probado una vez y le dábamos con rabia pero aun no haciendo calor, ese bloque con frío tiene que ser más asequible.


Diego en este bloque del cual me han dicho el nombre alguna vez pero no lo recuerdo. Tras comprobar que no saldría y tras dejarnos células epiteliales de las yemas por todos lados nos juntábamos con el resto en "El Anguloso" donde hubo encadenes a discreción  y mientras ahí empezamos a tramar donde ir a aprovechar esta tarde de anomalía meteorología con la cual se nos había obsequiado.

Manu encadenando "El Anguloso" y más tarde se llevaba "La Travesía del Oso" y al rato decidíamos ir a la zona de Bajos Bar, en concreto a los bloques de la curva donde "La Arista del Lega" (finalmente ha quedado así reseñada) nos esperaba, la cual ya había sido desvirgada por uno visita de vez en cuando la zona, un tal Davilo. Aunque antes también hacíamos unos cuantos de la zona como "El Filo de la Curva" y "Sobrecero".


David haciéndose con facilidad otra vez "Sobrecero". En ese momento Diego ya tenía que regresar a la base, o sea su vida familiar, y nosotros nos movíamos a  "La Arista del Lega", donde Lega quería ver si podía hacerse con la segunda ascensión. Jöel, Lidi, Lega, Davilo (para enseñarnos como lo hizo) y yo estuvimos dándole y Lega y Jöel la llegaron a tener bastante cerca. Para mi, el dolor de manos, la piel, era insufrible a esas altura de la tarde-noche.


Lega en el bloque lleva su nombre, "La Arista del Lega" buscando la segunda ascensión pero este bloque también requiere más frío y quizás alguna colchoneta más como tuvimos que añadir después. Y así a lo tonto, lo que llevamos haciendo todo el verano, salíamos  alas 10 y media de ahí vuelta al hogar después de varios intentos de lluvia durante la tarde, cenábamos a medio camino a las 11 y media y me acostaba yo que sé a que hora para levantarme devorado hoy a las 7 de la mañana. Aunque mañana ya se me habrá olvidado y voy a hacer lo mismo.

No hay comentarios: