Climbing with Dr. Sputnik

Aquí se hablará de la vida, de lo humano y lo divino, de lo natural y lo metafísico, pero por encima de todo, con HUMOR.

27 abr. 2013

Bloques Nuevos en El Escorial

Cuando parece que todo está ya abierto te llevas una gran sorpresa al ver que hay gente que sigue abriendo buenas líneas todavía en El Escorial. Gente como Miguel Cabezas por ejemplo, que hoy nos ha estado enseñando sus últimas creaciones por el Bosque de la Herrería a Lega, Gonzalo y a mi. Tras el clásico trayecto empanados en el cual hemos estado más tiempo de lo debido nos hemos acercado a la zona donde se encuentra "Blowing the Wind" para calentar en un día nublado y con bastante humedad ya que el cielo nos hacía presagiar lo peor y la pregunta era ¿Cuando?.

























Gonzalo calentando en el desplome que hay debajo de "Blowing the Wind". Hoy el chaval tenía ganas y se sentía fuerte, nos llevaba a Lega y a mi con la lengua fuera. Al rato nos movíamos a "Blowing the Wind" que Gonzalo hacía por primera vez la semana pasada y quería repetir y así Lega también lo hacía que con la de veces que ha pasado por delante, a lo largo de su vida, nunca lo había probado.

















Gonzalo en la salida de "Blowing the Wind", disfrutando de una buena línea con unas vistas increíbles. Lega y yo íbamos detrás. Entonces llegaba Miguel, que nos ha llevado a "El Trapecista" y "El Acróbata", muy cerca de  donde estábamos. estas líneas las había abierto hace poco en compañía de colegas suyos y tenían bastante buena pinta. 


























Lega en "El Trapecista", que tiene una regletas que te dejan las yemas listas para hacer hamburguesas de la mejor carne picada y con la humedad notabas la piel como se desgarraba.
La tarde iba de mal en peor, el viento no aparecía y las nubes no dejaban escapar la humedad. Nos hemos movido hacia "La Puerta" donde Gonzalo le ha dado los apretones de rigor para convencerse a si mismo que pasa de este bloque hasta el año que viene y hemos seguido andando hasta la zona del "Techo de los Pitufos" donde Miguel nos ha enseñado otro buenos bloques de reciente apertura. Ya en la zona del Castañar el primer bloque que nos ha enseñado Miguel era "La Cola del INEM", típico muro algo tumbado con juegos de pesos sobre los pies. Eso si se hacía con la secuencia original, si se hacía con la secuencia de Gonzalo era apretar, arrugar el colmillo como si fuera la vida en ello.

























Lega apretando en la entrada de "La Cola del INEM" donde hay un buen movimiento de cargar sobre el pie y bloquear a muerte. De momento salvo calentar, de todo lo nuevo llevábamos una tarde prometedora en la que habíamos encadenado cero o ninguna de todas las líneas nuevas y esta al menos caía en nuestras manos. Excusas varias repetidas sin cesar lograban calmar la desesperación pero no acallar las conciencias.

















Lega en "El Cabreos", línea vecina de regletas de tacto qeu para variar nos ha obsequiado con un ¡Zas, en toda la boca!

























En "Matinal Tapioca" situado detrás del bloque anterior, que para seguir la tónica de la tarde nos ha negado el triunfo una vez más. Tras unos pegues a ambas empezaba a anochecer y parecía que refrescaba algo, así que con unos focos LED y una mini-batería que nos había cedido para la causa nuestro amigo Luisito nos hemos movido hacia "El Sinvergüenza" que Miguel abrió y tenía bastante matizado.

















La flor del almendro iluminando la oscuridad, y es que siento predilección por esta flor.

























Miguel en "El Sinvergüenza",  la increíble línea que abrió al lado de "El Canalla". La verdad es que la lleva muy bien pero un par de pegues suyos, otro par de Gonzalo y ha empezado a llover. El sistema de iluminación es francamente bueno pero la lluvia ha trastocado los planes que teníamos en mente. Y no nos ha dado tiempo a hacer nada más, recoger y volver al coche con la pista asfaltada que las últimas rampas cuando vas cansado se te hacen un Mont Ventoux. Nos ha dado tiempo de hacernos el último al lado del coche y rumbo a casa en medio de otra jodida noche lluviosa. Menudo año llevamos.

No hay comentarios: