Climbing with Dr. Sputnik

Aquí se hablará de la vida, de lo humano y lo divino, de lo natural y lo metafísico, pero por encima de todo, con HUMOR.

31 may. 2012

La Fragua de Vulcano

Como si del célebre cuadro de Velázquez se tratara hoy La Pedriza parecía nada más que eso, La Fragua de Vulcano en plena vorágine y funcionando a tope. Aprovechando el día de Castilla-La Mancha, Lega, Gonzalo y yo nos hemos acercado a La Pedriza donde  alas 11 de la mañana hacía un calor de narices. Hemos andado por Los Puntos Azules y el Bosque de Cantocochino y con tantos autobuses escolares que había, con sus respectivos estudiantes, la zona parecía la estación central de Calcuta en hora punta. ¡Ni la siesta a gusto hemos podido echar entre tanto grito! Hemos empezado calentando en la zona de Los Puntos Azules y rápidamente el calor aumentaba como si fuera la mencionada fragua en día de máxima producción. Pocas fotos he hecho, no había ni ganas.




















Eso si, está La Pedriza con todas las jaras a tope de flores, esas flores que parecen huevos fritos.




















Lega calentando en los bloques fáciles de la zona donde lo fácil salía y lo difícil era sinceramente imposible, por tacto, por calor, por lo que fuera. Hoy por primera vez se sudaba estando parado.




















Lega en "El Filo" donde había que apretar 200 veces más que lo normal para hacerse con esta preciosa línea. La desmotivación y el calor nos ha hecho acercarnos a la hora de comer al bar para deleitarnos con bebida fría y hemos aprovechado para comer. Luego nos hemos vuelto al río de nuevo para aprovechar el segundo uso más importante del crashpad: la siesta.
















Ya en el río hemos dejado de oir a la muchedumbre tan pronto se nos han cerrado los ojos. Luego, una vez los hemos vuelto a abrir el calor ya era insoportable y hemos decidido abandonar. Sabíamos que a las 17:00h llegaban Talo, Roser, Lomo, Perfiles, Diego, Pacha, etc. De hecho nos hemos ido cruzando con todos ellos dentro del parque y nos decían todos que la hora buena era a partir de las 5 de la tarde. Sinceramente lo dudo, porque había 32ºC y no creo que bajaran 10ºC de repente. Aun así, todo el infierno para ellos. Nosotros no teníamos ya ganas de nada.
Así que he vuelto replanteándome cual será mi futuro a corto plazo a nivel escalatorio porque yo desde donde vivo no puedo dejarlo todo para escalar por la tarde-noche y llegar a casa de madrugada en un día de diario pero, la vida es dura y la mierda blanda.

No hay comentarios: