Climbing with Dr. Sputnik

Aquí se hablará de la vida, de lo humano y lo divino, de lo natural y lo metafísico, pero por encima de todo, con HUMOR.

9 ago. 2017

Tiempo de Aperturas

Si bien esta semana no es de las más calurosas o por lo menos asfixiantes, sigue haciendo calor porque es verano aunque suene a perogrullada. Ya hace tiempo que teníamos fichados unos bloques por limpiar en la parte baja de Antídoto, pegados al parking y hace un par de semanas empezaron los trabajos liderados por Nava, Piru, Lega y Toni. Ayer nos juntamos ahí otro póker de ases, Lega, Arturo, Toni y yo, para acabar las tareas de limpieza puesto que están muy nuevos y la mayoría aun muy sucios con polvo y tierra. No sólo eso, el ambiente quedó como las ciudades chinas cuando las asola una tormenta de arena del desierto y nosotros no nos libramos. Llevábamos mierda y polvo hasta entre los empastes. De lo deportivo, decir que hay unas cuantas líneas nuevas y que en cuanto el ambiente deje de ser tan caluroso y seco no se va a estar mal. 


Lega se hacía con la F.A de "El Arraclán", palabra que ha dado mucho de si dentro del grupo y que como no merecía nombrar un bloque. Como todos los bloques nuevos, a parte de tener tierra y musgo que ahora en verano sale muy bien, también existe la pega que hay que depurarlos y algunos cantos, lajas, etc se iban rompiendo con sus consecuentes hostiones.


Arturo parecía el más serio aspirante para llevarse la F.A. de esta otra  línea "Encholado" y sin embargo fue Toni quien abrió la veda en un acto de valentía y luego Lega seguía sus pasos y con la misma tensión. A mi me sudaba todo. Tuvo que descolgarse Toni, arrancar una laja, limpiar todo bien, depurar pies, etc. La polvareda era inhumana y no me extrañaría que hoy empezáramos a desarrollar silicosis como los mineros de antaño. Lo peor eran los pies, con las chanclas, la tierra seca, el polvo y el sudor se hacían unos churretes de mierda en los pies que daba asco de verdad.


Toni en "Antodoto" otra de la nuevas líneas situadas en Antídoto Bajo y donde aun quedan algunas cosas por limpiar pero que espero que para cuando volvamos haya llovido y no haya la polvareda que había ayer. Aun así, no fue tan trágico como lo pinto, simplemente relato lo vivido pero todo eso ayuda a endurecernos y forjar nuestra puesta a punto para el otoño que está ya a la vuelta de la esquina.

No hay comentarios: