Climbing with Dr. Sputnik

Aquí se hablará de la vida, de lo humano y lo divino, de lo natural y lo metafísico, pero por encima de todo, con HUMOR.

6 sept. 2015

Albarracín, un Año Después

Pues así diciéndolo de primeras es fuerte pero si, hacía un año que no me dejaba caer por Albarracín. Resulta que esta semana Lega, Jesu y Rodri habían ido a Albarracín y el viernes yo recogía a Nuria en Madrid e íbamos hacia ahí con Emi e Inma para juntarnos a la avanzadilla y formar piña también con la local Natalia, el valenciano JuanRa, y los austriacos Flo, Christoph y Marko con la intención de escalar a tope y hacer el mal. La verdad es que nunca me había interesado la vida nocturna del parking de Albarracín pero este fin de semana había poca gente y ha habido un ambiente que dejaba el Camp 4 de Yosemite en los años 80 a la altura del recreo durante las clases de primaria de Los Maristas.
El viernes noche la cosa fue suave pero hubo ambiente nocturno bastante interesante y que tenga curiosidad en saber porque que hubiera estado ahí. El sábado por la mañana nos levantábamos, unos más perjudicados que otros, e íbamos a escalar a Tierra Media.


Albarracín, de los pueblos más bonitos de este país.


Rodri en "El Antimorfo", un bloque que hicimos unos cuantos y que el nombre indica algo.


Nuria estuvo un buen rato peleando en esta línea a la derecha de"Romos en Cuesta" sin llegar a lograr el premio deseado. Por otro lado, Natalia andaba ambiciosa en cuanto a objetivos y tenía en la cabeza el Guernika del sector, el famoso "Periñán-del Campo".


Rodri en "Sinónimo de Lucro", otra buena línea del sector que a diferencia de otros sectores cuenta con regletas afiladas como cuchillas de afeitar.


Natalia arqueando en  "Periñán-del Campo", un señor blocazo del sector y con esos nombre sólo puedes esperar calidad al 100%. Ya a media tarde la resaca pesaba en algunos más que otros y decidíamos emprender el camino de vuelta pero haciendo una parada en Entreaguas.


Flo encadenando "Dos Mandingas y un Destino" en Entreaguas, un bloque al cual le tengo un cariño especial y cuando lo recuerdo siempre visualizo a los dos mandingas, aquel verano en Calomarde. Sin embargo, la noche del vierens iba a ser una simple amateur comparada con la del sábado y es que la vida nocturna del parking puede llegar a ser muy dura. Omitiré todo tipo de detalles y acciones más allá de decir que hubo una gran barbacoa internacional con historias de lo más variopintas. Hoy domingo por la mañana tenía la cabeza a punto de estallar y decidíamos no ir a misa para centrarnos en escalar antes que empezara a escalar según la previsión meteorológica, que por otro lado han acertado al segundo.


Rodri probando "Zarzamora" y es que anoche entre efluvios alcohólicos todos queríamos ser como mi amigo Chacón que recientemente encadenaba la línea. Sin embargo, después de una noche entera lloviendo ni de lejos nos hemos parecido al gran Marqués de Chinchilla.


Lega probando "Aeroline" pero tampoco es que hubiera un tacto excelente para esta línea. Nos hemos movido más hacia los bloques del parking conforme la lluvia acechaba y finalmente nos hemos hinchado a escalar con la presión de la lluvia hasta que realmente ha empezado. De ahí a casa, pasando por Cuenca para saludar a los amigos y a pensar en la siguiente aventura.

No hay comentarios: