Climbing with Dr. Sputnik

Aquí se hablará de la vida, de lo humano y lo divino, de lo natural y lo metafísico, pero por encima de todo, con HUMOR.

22 ago. 2015

Brokeback Mountain en Jaizkibel

Primera semana de vacaciones y tenía decidido acercarme a Euskadi, en concreto a Jaizkibel, donde ya había hablado con amigos locales de ahí pero a última hora Rodri, winner horse bayuelero, se apuntaba al viaje y nacía así la Expedición Brokeback Mountain Verano 2015. Así que el pasado domingo cogíamos los trastos y nos dirigíamos rumbo a Jaizkibel donde en ningún momento de nuestra cordura pensamos en la posibilidad que en Euskadi podía llover, acostumbrados a la sequía estival de La Mancha. Sólo llegar, llovía bien y empezábamos a pensar en lo gilipollas que éramos aunque por suerte Mikel nos prestaba una tienda y así lográbamos evitar la dura humedad nocturna.



Rodri disfrutando de las vistas de nuestro chalet en Hondarribia, justo debajo de un potente castaño. De ahí en adelante, nuestros amigos locales nos decían que éramos muy afortunados con la meteo y de hecho lo hemos sido hasta el día de hoy. El primer día fuimos al sector Cerillas, de los más clásicos, donde visitamos los subsectores Principal y Techos y tomábamos contacto con la roca.


Una bonita ola para familiarizarnos con esta roca que mezcla Albarracín Fontainebleau y Bolonia.


Rodri, en gayumbos y mira que es guarro el tío, en "Espolón Romo". Un precioso bloque que hicimos y como ya indica su nombre no hace falta decir más.


Rodri en "Ébola" que a pesar de no ser amantes de las travesías tiramos de francotiradores y nos la llevábamos los dos.


En "Setevalapinza.com", otra línea perfecta entre romos, agujeros y dos pinzas arriba donde ya estás a una altura respetable. De ahí nos movíamos a Techos y Rodri se enratonaba con un blocazo de los de apretar con todo, de hecho toda la escuela es de las de apretar con todo.


Rodri en "Eskailera" donde logró quedar fundido y dolorido sin conseguir su premio, la verdad es que pensamos volver y no sé porque pero cuando se lo mencionaba el amigo resoplaba.


Yo me metía en la variante de "Ireki Ateak" donde me caía 3 veces en el paso largo de salida después de más movimientos que una vía de Rodellar. Ahí decidíamos que ya teníamos suficiente y a diferencia de otras escuelas, aquí empiezas bajando y cuando llevas un devorón que ni te aguantas de pie te queda una esplendida subida hasta el coche cargado con todo lo que desearías no haber bajado.


Eso si, la recompensa en forma de puesta de sol no tiene precio. En el tema del ajedrez el amigo, aun le queda para ser winner horse, ha salido algo trasquilado y el cómputo global de 20-6 a mi favor lo refleja claramente. Al día siguiente, tras hablar con Edu, éste me decía que Jorge Tost andaba por ahí y tal y como se lo comento nos lo encontramos así que el equipo crecía y a la vez entrábamos en contacto con el núcleo duro de los aperturistas locales. 
Un inciso, me quito el sombrero con el trabajo de los locales, aquí no se cepilla síolo, se elimina hiedra, se abren caminos, se dejan los bloques sin la chapela de arbustos, tierra y árboles. Todo ello muy coordinado y con un montón de amigos y buen rollo. De verdad, que el trabajo realizado en sectores como Gorosti, Hawaii, Munandi, Namasté, etc no se puede pagar.


Edu disfrutando de un buen calentamiento con vistas en el sector Namasté. Ya con Edu Jorge de guías nos íbamos a Munandi Gorosti y ahí empezábamos con los blocazos que hay ahí.


 En "Hiedra, Papel, Tijera" un bloque de compresión y talones con dinámico al final.


Rodri en "Fósil" otro de los bloques que le ha tenido unos días enratonado y que al final no ha tenido la suerte de llevarse el premio, la escalada aquí es física porque si,. Los locales no están fuertes, es que están como bueyes.


Rodri en "Pablito Clavó un Clavito" siguiendo las instrucciones de Unai Extebeste, del cual ya nos hemos apuntado a su club de fans.


Jorge en el brutal "Pipeline" que ya tenía hecho y que andaba probando la extensión "Camino de Pipeline" que viene desde casi el mismo archipiélago que da nombre al sector. El sector Hawaii donde sólo alberga blocazos. La verdad es que los sectores Gorosti y Hawaii son crema y hemos repetido varios días ahí.


Unai haciendo una demo interactiva en "Gorosti Bizirik", otro bloque 5 estrellas que no pude ni probar del cansancio que llevaba pero que Rodri tirando de que era lo más parecido a Bayuela, hacía al flash.


Jorge se hacía también con "Tartalo" que aun no lo tenía, en una demostración de savoir faire y coordinación y que Rodri lo probó activamente sin llegar a verlo claro. Este bloque tiene un agujero en medio que le da el nombre del famoso personaje mitológico que poseía un único ojo en medio de la frente. El último día queríamos conocer alguno de los sectores de costa pero antes fuimos a Gaztelutarte donde la humedad del bosque en plan selva vietnamita nos quitó las ganas de escalar y en cuanto llegó Edu nos llevó al sector Justiz.


Edu calentando en un bloque del sector donde el agua dulce de un manantial se desliza desde la colina hasta el mar dejando unas piscinas de agua dulce en movimiento ideales para pasar una puesta de sol romántica. No fue nuestro caso, pero si lo de la puesta de sol.


Edu, que está como el vinagre, se hacía con "La Ley de Murphy" en este precioso rinoceronte de arenisca y ahí despedíamos el día ya. Lo siguiente que sucedió hasta esta mañana que nos hemos levantado en su casa lo recuerdo en forma de nebulosa pero había demasiadas botellas de sidra y chustas en la mesa.
Sólo me queda agradecer de parte de Rodri y mía, con enorme gratitud, a todos y cada uno de los locales que habéis estado haciéndonos nuestra estancia tan fácil, cómoda e increíble. Eskerrik asko Edu, Unai, Jorge, Mikel, Ander,  Oihan, Lander, Ibon, Nakor, Juanillo, Pato y a todos aquellos que estuvisteis y no os he mencionado.
¡Hasta la próxima!

No hay comentarios: