Climbing with Dr. Sputnik

Aquí se hablará de la vida, de lo humano y lo divino, de lo natural y lo metafísico, pero por encima de todo, con HUMOR.

7 feb. 2015

Tarde Fría Bayuelera

Otro viernes por la tarde más que al salir del trabajo me iba directamente a Castillo de Bayuela, esta vez en la expedición estaban Dani Poli, Dani Arija, Gon, Lega (como no ) y yo. Ahí nos íbamos a juntar con Nava, Aitor, Fran, Cabe y alguno más. Hacía frío pero a parte de por bajas temperaturas por un viento de norte que nos dejó a todos helados hasta que cambiamos de orientación. Nos tuvimos que ir de Intuición a otra ladera donde quedábamos resguardados del viento.


Fran de Talavera, que ha vuelto al rebaño, calentando en "Nefertiti" pero calentando para quitarse el frío. Realmente, hizo mucho frío y el viento era helado en esta parte del sector por lo que en cuanto los mocos colgando nos llegaban a las rodillas decidimos movernos.


Lega en "Apricot" donde la rotura de una regleta clave lo ha dejado más complicado y doloroso, aunque ayer los dedos estaban fríos y no entraban en calor ni en broma.


Aitor llegando al mantle del "Tutu Blanco", otro que estuvo casi toda la tarde escalando con chaqueta. En ese momento ya habíamos decidido pasar de los proyectos y bloques que queríamos para movernos a otra ladera de la colina para quedar un poco a sotavento y recuperar un poco de vitalidad y nos dirigimos a la parte de Intuición, también, donde se encuentran "Señales Mal Entendidas" y unos cuantos más. Esa zona hace un placita recogida y con una orientación perfecta para que el frío viento nos dejara de tocar las bolas.


Dani Arija estuvo un buen rato junto a Aitor en una bonita fisura de dedos que abrimos hace tiempo, "Delicatessen". Una fisura que tan solo habían encadenado Arturo de Talavera y Jenaro. Finalmente, con más problemas de los que creía, cuando la vio, conseguía encadenar este bloque no muy alto pero muy técnico y bruto. Los focos se iban quedando sin batería y la temperatura cayendo, era hora de recoger y regresar a nuestras casas. Los viernes se me hacen duros porque me levanto a las 7 de la mañana, trabajo, salgo corriendo cuando acabo, escalo al sprint y luego volver a casa. El día tiene 24 horas, menos 6-7 que las invierto en dormir, el resto están más que aprovechadas.


No hay comentarios: