Climbing with Dr. Sputnik

Aquí se hablará de la vida, de lo humano y lo divino, de lo natural y lo metafísico, pero por encima de todo, con HUMOR.

23 ene. 2015

Jornada Polar

Día frío, muy frío en Zarzalejo, donde acudíamos Lega y yo a la llamada de la Rasca de Nebraska que es una mezcla entre temperaturas alrededor de 0º C y viento de noroeste que me ha puesto los pezones de tal forma que podía agujerear el cristal blindado de un banco. Ahí nos reuníamos con Pacha, Tristón, Quique, Juan y más tarde Diego. También nos encontrábamos con Luís Iruela y Rubén con los que hemos estado charlando un rato al sol. Sin embargo, aun estando al sol el viento iba dando y ahora mismo tengo aun dolor de cabeza de aguantar el viento fuerte y frío que hacía. Tras llegar a La Pradera buscando sol y bloques orientados al sur para no pringar con el viento nos hemos puesto a calentar en modo concentrado, lo que quiere decir es que hacer 4 bloques y sacarse los pies de gato para recuperar los dedos de los pies.


Pacha disfrutando en el que creemos que se llama "El Robot", un buen bloque en el cual me encanta calentar por lo bonitos que son los movimientos.


Tristón en el bloque anterior pero por la línea de la cara sur, de la cual desconozco el nombre, donde no sólo daba el sol sino que encima estábamos resguardados del viento. Cuando ya hemos notado los dedos a punto nos hemos acercado a una buenísima línea que estaba bajando un poco hacia el sur y por tanto más de los mismo, poco viento y solecito. Dicha línea no era otra que el "Diedrólico", que por cierto aun habiendo unas condiciones inmejorables nos ha pegado un repaso a los 5. Nos hemos ido con cara de panolis.


Tristón soltando detalles técnicos inherentes a su clase en el "Diedrólico" pero que han tenido el mismo efecto que los detalles de los demás, o sea ninguno. Desde ahí nos volvíamos dirección al coche donde llegaba Diego y tras calentar mal, como ha podido y con mucho viento helado nos hemos dirigido hacia "Zaplasteko" que Diego tenía entre ceja y ceja. Ahí nos encontrábamos a Luisito y Mulero que abandonaban la zona tras pelearse con el "Ovni", con los crashpad voladores, el magnesio volador, el viento tarifeño y cualquier cosa que te haga esta a disgusto en una zona.


Diego luchando con "Zaplasteko" en pleno clima polar donde hemos sufrido un ataque múltiple de los 4 crashpad que los ha levantado el viento y nos los mandaba a camino entre el parking y el bar de la plaza. Durante cada pegue íbamos a portear y luego de nuevo al sol, los perros hacían piña y se acurrucaban entre ellos, al final ya era casi insoportable y Lega, Diego y yo que éramos los que quedábamos nos hemos bajado al "Corsica" buscando menos viento aunque estuviera en la sombra el bloque. Al final era más de los mismo, el viento helado salía hasta de debajo las piedras.


Lega en la entrada de"Corsica", justo en el empotramiento de rodilla. En estos momentos ya ni sentíamos los pies y tras unos pegues de engaño en los cuales nos auto-convencíamos que queríamos seguir escalando al final hemos abandonado. hacía tiempo que no abandonábamos antes de oscurecer una jornada de bloque a causa del frío. Así es la vida. Quizás nos estemos haciendo mayores o es que realmente hacía mucho frío.

No hay comentarios: