Climbing with Dr. Sputnik

Aquí se hablará de la vida, de lo humano y lo divino, de lo natural y lo metafísico, pero por encima de todo, con HUMOR.

20 sept. 2014

Huele a Otoño

Y después de un verano en el cual sólo ha sido verano a tiempo parcial y antes de la llegada oficial del otoño por aquí ya se van notando los primeros signos de la estación que más me gusta. Si, en otoño los días son más cortos, suele llover y hace malo pero me da igual porque es la estación que más me gusta y en la que tengo mayor vitalidad junto al invierno. Ante la incertidumbre meteorológica que nos había planteado el célebre Maldonado, anoche decidíamos ir a Zarzalejo donde en caso de llover suele secar rápido. ¿Asistentes? Pues de los de siempre, Manolo, Pacha, Luis Pa y yo. Cuando hemos llegado a las 10 había llovido bastante y pintaba peor que los conciertos de Paquirrín así que sin más dilaciones nos hemos dirigido a La Pradera para hacer lo que se pudiera. Durante un buen rato me han tenido casi sin respirar, sin poder sacarme los gatos para descansar desde un clásico a otro a ritmo de corre, corre que va a llover. La humedad presente se notaba bastante y aun así, como habíamos ido a escalar eso hemos hecho.


Manolo en "Main the Stone", con el ritmo frenético del que espera el tormentón cuando dice Maldonado nos ha llevado con la lengua fuera porque a las 13:00 h iba a llover. Finalmente, los dos tenían razón y se ha adelantado.


Luis Pa en "Zarzapellejo", como había venido con Manolo en su furgo se había contagiado y también estaba un pelín hiperactivo. Continuaba la ronda de clásicos.


Luis Pa haciendo el "Tam Tam" cuando ya empezaba a llover y primer tiempo muerto donde nos podíamos parar para sacarnos los gatos, ya llevábamos unos cuantos en la lista. Y nos refugiábamos rápidamente poniendo todo bajo cobijo y con la incógnita de si podríamos seguir. La lluvia paraba y salíamos como caracoles, sólo que nosotros buscábamos algo seco. Ya se hacía algo tarde par los que tenían que volver a casa sobre la hora de la comida así que de vuelta al coche nos parábamos en el bloque donde está "El Mundo al Revés". Hacíamos los bloques de alrededor pero yo hoy no le daba ni un pegue a éste y es que le he dado pegues en todas condiciones y sé de sobras que el 100% de humedad no es el mejor momento para darle. De hecho, veía cerillazos en la patata, sufrir en el filo y total, como diría mi amigo Chacón ¿Pa qué? Pa na.


Pacha apretando más de lo que se suele apretar en "El Mundo al Revés", tras observar como gente que lo ha hecho varias veces en su vida no se canteaba más convencido estaba que no le iba a dar. Finalmente, la jornada concluía en formato de mañana y cada uno se iba a su casa a comer. ya estamos haciendo ingeniería de calendario para ver que día saldremos esta semana. Ya tenemos la locura dentro otra vez, de momento hoy nos hemos divertido contando batallitas y poniéndonos al día del verano ya finiquitado.

No hay comentarios: