Climbing with Dr. Sputnik

Aquí se hablará de la vida, de lo humano y lo divino, de lo natural y lo metafísico, pero por encima de todo, con HUMOR.

7 ago. 2014

Nuevos Retos, Nuevos Proyectos

Ayer por la tarde quedamos de nuevo en Castillo de Bayuela donde teníamos fichadas dos nuevas líneas desde hace un mes y medio que anduvimos por ahí y que queríamos adecentar y si de paso se daba la posibilidad, empezar a probarlas. Navarro, Aitor, Ruper, Fran, Arthur y yo subíamos al cercano sector o subsector que hace 3 o 4 años bautizamos como Cala Manacor con nuestro amigo LuisFer. La idea era cepillarlos y dejarlos preparados para cuando llegue mejor época y tras calentar en "The Munchies" nos pusimos a probar las regletas de la línea vecina, cuales se arrancan y cuales no y de repente, a pesar del calor reinante de algo más de 30ºC, nos vimos inmersos en una vorágine de pegues donde Aitor y yo encontramos la beta de algo más del primer tercio del bloque. Bastante hicimos para lo que esperábamos.


Navarro calentando los dedos en "The Munchies", el mejor bloque de su dificultad en toda la sierra. Sé que es bastante osado decir algo así cuando hay tanto bloque pero desde mi punto de vista no encuentro otra línea mejor que tenga movimientos, regletas, cantos agradables, altura y salida interesante. Rápidamente, motivadísimos, nos pusimos  a probar el bloque de su derecha en el cual ya habíamos trabajado y propusimos romper dos lajitas que se movían antes que nos arrancáramos los dientes con alguna de ellas. De paso, así nos ahorramos el tener que cambiar de secuencia una vez se arranquen.


Fran, reincorporado al bayuelismo después de sus vacaciones, dándolo todo en "Deep Web" donde hay unos movimientos desplomados en regleta pura típica de la zona. Tras probar toda la parte baja e intermedia nos queda ahora volver un día para limpiar la salida, ayer no era necesario porque veíamos que no haría falta de momento. en ese momento llegaban Toni, Dani Arija y sus hijas Senda e Inés, respectivamente, que llevaban todo el día por ahí. Para rellenar, había un murito que gracias a un par de buenos cantos al principio te dejaban subirte luego donde todo se hacía más pequeño gracias al equilibrio y al juego de pies. Como dijimos la anterior vez con Lega, un muro en el que había que invertir poco en cepillar para sacar una línea aceptable y así nació "La Senda de Inés".


Senda en el bloque que lleva su nombre, "La Senda de Inés". Hay que ver como escalan las dos muchachas y es que la genética en este caso ha actuado positivamente en las dos porque menudos padres tienen. Y al rato nos movíamos a un filo que desde que lo vimos hace unos meses nos tenía a casi todos el corazón cautivo y ayer con material adecuado para trabajos de altura Navarro se descolgó desde arriba, Ruper y yo limpiamos desde abajo con la caña y finalmente pudimos probarlo siendo más duro de lo que parece y en concreto la entrada, sin que la parte de arriba que no pudimos probar sea mucho más fácil. 


Proceso de acicalado, desmusgamiento y limpieza de este majestuoso filo bautizado con el nombre de "Sacrilegio".


Aitor, ya con la noche metida probando la entrada de "Sacrilegio" donde sacamos la beta para el primer movimiento con un célebre paso de cangrejear. Después todavía quedan como 6 m de arista técnica y desplomada que necesitará algo más de fresco ya que las condiciones de ayer no eran para lanzar cochetes. No sé si será dura pero si sé que no será fácil. Finalmente, ya con la noche metida de lleno recogí y enfilé hacia Toledo donde casi me quedo sin gasolina, no encontraba la cartera luego en la gasolinera y llegaba a la ducha lleno de mierda a las 12 y  media de la noche, reventado o más pero habiendo apretado, aun con calor, como hacía tiempo que no lo sentía y es que las regletas netas dan algo más de juego entre estos calores que los romos.

No hay comentarios: