Climbing with Dr. Sputnik

Aquí se hablará de la vida, de lo humano y lo divino, de lo natural y lo metafísico, pero por encima de todo, con HUMOR.

3 may. 2014

Tarde Fresca en El Escorial

Los pocos madrileños que no se han ido de puente y yo nos hemos dado cita una tarde más en El Escorial para dar cuenta de unos cuantos bloques y lo que ha empezado con una tarde normal para esta época y con el viento se iba a convertir en una tarde algo más que fresca. Diego, Pacha, René, Paula y yo hemos subido a Cetáceos donde hemos ido calentando y a la vez decidiendo donde iríamos luego. Tras un circuito por los clásicos para calentar nos hemos dirigido hacia "Ciclogénesis Explosiva" pero le estaba pegando el sol y aunque no hacía calor tampoco era plan, así que nos hemos dirigido a "Moby Dick".


Paula encadenando "Moby Dick" en su versión entrando de pie, que rápidamente ha solucionado en un sólo pegue. La verdad es que este bloque entrando sit me resulta durísimo en concreto para mi rodilla, siempre que lo pruebo creo que me va a estallar. Y al poco nos metíamos en una de las líneas de la izquierda de "Katapult", en una que tiene un evocador nombre, "El Musgo". Y ahí hemos estado un buen rato enratonados sufriendo el dolor de las dos primeras regletas que pinchan como cristales roto y no sólo esas.


Pacha en "El Musgo", él y su puñetero arqueo han sido los únicos triunfadores en este bloque. En el canto de la izquierda al cual vas primero nosotros lo cogíamos en extensión y él era el único que lo arqueaba, pero es que encima lo arqueaba hasta perder el sentido. 


Calambres, Naia y Neska se divertían a su rollo sabiendo que les quedan pocas tardes como esta. Y nosotros también lo sabíamos, suerte que unos ya tienen una edad y bastante mundo y algo de abrigo nunca sobra.


Diego en "El Musgo" donde tanto él como yo nos encontrábamos con la dificultad de sacar el pie derecho debajo de la roca y ponerlo donde tocaba, quizás el dolor de yemas contribuyera a ello. Llegaba el anochecer y la hora de irse los que llevaban prisa. Yo he visto una llamada de Davilo que andaba por la zona así que me he ido a saludarle y a hablar un rato con él que estaba a parte con Juanjo, Suyapa, Rafita, MayaDavicín y Rubén limpiando unos bloques. Tras una rato con ellos he decidido que ya tenía suficiente y es que levantarse a las 7 de la mañana, trabajar, comer en el coche, ir a escalar, pegarme la paliza y después volver destrozado algunos viernes se me hace duro. Aun así, mientras pueda y me guste seguiré haciéndolo.

No hay comentarios: