Climbing with Dr. Sputnik

Aquí se hablará de la vida, de lo humano y lo divino, de lo natural y lo metafísico, pero por encima de todo, con HUMOR.

12 oct. 2014

Esquivando Tormentas

Ayer sábado la previsión meteorológica era nefasta, durante el viernes por la tarde había estado hablando con gente de todos lados para ver que se podía hacer al final. Todo el mundo mostraba sus dudas ante la previsión meteorológica e incluso yo, que me considero de los optimistas, tenía mis reservas.Al final, Lega salía de currar a las 9 y media así que a las 10 en su casa decidimos que si había que palmar mejor no dejarnos los euros en gasoil e ir a Castillo de Bayuela donde sino podíamos escalar por lo menos acabaríamos de dejar unos bloques que tenemos medio abiertos listos para escalar otro día. Así que los dos junto a Nuria y Chechu nos íbamos una vez más a nuestro patio de recreo. Si, la prohibición está vigente pero el Sector Arroyo está dentro de una finca donde al principio de ir por esa zona estuvimos hablando con el Sr. Apolonio, dueño y propietario del terreno, al cual le explicamos cual era nuestra intención y él nos dio su permiso de forma explícita para que siguiéramos escalando en su finca siempre y cuando lo hiciéramos con respeto y educación. Cabe y Naranja se unían y empezaba una jornada de bloque con los ojos puestos en el cielo. A ratos chispeaba, a ratos llovía, pero no dejábamos de escalar e íbamos dando buena cuenta de los bloques del Canto Mariano que se dejaban escalar en esas condiciones.


Una puerta a otra dimensión, Sector Arroyo.


Lega calentando en "Año Mariano" cuando aun no sabíamos cuanto tiempo podríamos escalar ni dábamos un duro por una jornada bloquera en la cual la tormenta se cernía sobre nuestras cabezas.


Nuria en "Pezones de Novicia", parecía que el día se estaba aguantando y la humedad nos dejaba escalar con mucho bochorno eso si, en cuanto tocabas liquen o musgo empezaban los resbalones.


Otro blocazo del sector "Egagrópila" donde las regletas ya te piden algo más, aun así no veíamos malas condiciones y ya nos íbamos animando. Habíamos superado el periodo crítico y se veían ventanas de cielo azul entre los nubarrones.


Lega tomando su dosis de "Prozac" aunque si es verdad que la orientación de este bloque y sus características no permitieron demasiadas alegrías ya que estaba húmedo y las regletas mojadas en su interior. De modo que en 3 pegues decidió pasar y guardar sus dedos para otros asuntos también serios. La parte baja del sector Intuición se comunica con el Sector Arroyo y ahí abrimos hace unas semanas un blocazo como es "Tutu Blanco", el cual está a 50m de donde estábamos, así que nos fuimos hacia él con la esperanza de hacer algo más que el día que lo estuvimos probando, que ese día si estaba todo empapado. Al final el bloque no será todo lo difícil que creíamos ya que cogiendo el filo primero con la izquierda se deja, de hecho Lega y yo le dimos unos buenos trompazos en los cuales llegamos a ver los laureles del triunfo no muy de lejos. El único inconveniente que tienen es que al estar en una especie de callejón las moscas estuvieron dando por culo todo el día.


En la parte baja de "Tutu Blanco" donde tras hablar con Lega esta semana y repasar los problemas decidimos que entraríamos igual pero en el punto de la foto iríamos cambiados de manos para ir directamente al filo luego. Mucho mejor así, pero muchísimo mejor. Es una tontería hacer un bloque con una secuencia obligada o eliminatoria cuando la lógica te lleva a otro sistema, aunque sea algo más fácil.


Lega en "Tutu Blanco" donde aun queda trabajo por hacer, en concreto un exigente mantle, del cual aun no hemos salido ninguno, que está algo sucio y quizás algo húmedo ayer. Eso si, saldrá. Justo a la derecha, Lega el creador se encargó de limpiar un bloque con movimientos muy fonteneblísitcos que el otro día mojado fui incapaz de hacer. El bloque no es duro pero a una entrada sentado apretada con pies fuleros hay que hilar muy fino luego en el juego de pies. Ayer seco me pareció mucho más fácil y así apuntaba uno más a la lista, "Nefertiti".


Cabe en la entrada de "Nefertiti" apretando en condiciones no aptas para cardíacos: humedad, moscas y sus hijos sin parar de piedra en piedra saturadas de musgo tan absorbente que podrían hacer pañales con ese musgo como componente. Cabe, que vive en un pueblo vecino, nos dijo que luego de merienda-cena podíamos ir a comer una barbacoa a su casa y de repente se nubló todo y empezó a llover. La tormenta estaba más cerca de lo que queríamos.


Apenas dio tiempo a meternos en los coches, de hecho los churrascos los tuvimos que hacer en el horno en casa de Cabe porque no se podía ni encender un fuego en el jardín. Yo del reventón que llevaba me quedé dormido en el sofá y es que he pasado toda la semana con un gripazo de narices heredado de una de mis chicas y con el palizón que nos metimos ayer ya no tenía fuerzas para nada pero valió la pena la jornada.

No hay comentarios: