Climbing with Dr. Sputnik

Aquí se hablará de la vida, de lo humano y lo divino, de lo natural y lo metafísico, pero por encima de todo, con HUMOR.

13 oct. 2013

El Club del Cotolengo

Como si de un remake de El Club de la Lucha se tratara, hoy se ha creado El Club del Cotolengo. Resulta que la semana pasada Lega se fue a Albarracín con Mulero y ya se sabe, quien se acuesta con niños viene lesionado. Demasiado Mulero para el Lega y ha vuelto con una rotura de fibras en el gemelo, aunque hoy ha venido a acompañarnos junto con Nuria, a Dani y a mi. Nos hemos acercado a Cetáceos porque entrando desde abajo no teníamos que patear mucho y es que Lega iba con bastón a lo Labordeta, como le soltaba Nuria.
Mi último mes de rehabilitación, en la parte más dulce, donde ya puedo escalar pero todavía tengo excusas para no parecer una chorcha inmunda. Lo que viene llamándose un amateur que va de pro.
Dani se reincorporaba al comando bloquero de Toledo con ganas sabiendo que le venía una pequeña penitencia en forma de escozor de dedos y de notar que hay que apretar y aun no estamos para eso. Un poco de calentamiento y ya nos hemos empezado a mover por toda la zona buscando líneas buenas que repetir o hacer .


Dani calentando en "Nido de Murciélagos" de pie, para ir cogiendo ese gesto que tiene esto del bloque y que cuando llevas unos meses sin practicar parece que escales con el ancla del Titanic en el bolsillo. Una vez adquirido el tono muscular hemos decidido meternos en "Ultraviolence Centro", un bloque que siempre me ha gustado y no me costaba hacerlo.


Estirando todo el hombro en "Ultraviolence Centro", efectivamente hoy no me ha costado mucho hacerlo a pesar de todos los handycups posibles que uno pueda tener. La cosa va marchando, con dolor pero marchando. Dani también conseguí hacerse con esta joya y decidía meterle unos trompazos a "Ultraviolence" pero le ha costado cambiar de su estilo clásico de vías a 33 rpm para ponerse en modo 45 rpm, este símil no lo comprenderán los nacidos después de 1985 o los poco melómanos.


Dani palpando la regleta clave de "Ultraviolence", no ha hecho mucho más pero le ha cogido el movimiento. En ese momento llegaba Nuria de atender un asuntillo en el pueblo y se metía a calentar en "La Guardería", una bonita arista con un mantle arriba. Muy bonito para calentar.


Nuria en la salida de "La Guardería", donde no sin luchar ha conseguido alcanzar el top. Mientras tanto, entre bloques por aquí y bloques por allá teníamos un encontronazo con las célebres avispas del tamaño de colibríes y picaban a Wilma y a Nuria. Hacía tiempo que no coincidíamos con ellas y como siempre hemos huido con el famoso mariquita el último.


Avispero a pie del "Expocio", ya sabéis, estáis avisados. Pican con mala leche y hay muchas, muchísimas. Huíamos y nos bajábamos a la zona de "El Refugio" con la paranoia del zumbido, cualquier ruido era un cuerpo a tierra.


Dani en "El Crashpad de la Abuela" donde enseguida ha visto que no iba a ser hoy el día del encadene, yo me he calzado los gatos en este bonito bloque, que tan solo he escalado una vez y nunca he podido repetir, y mejor que ni lo hubiera hecho. Vaya pena, no me queda ni nada para escalar haciendo fuerza de verdad. Como no le ha visto color ha decidido probar todos los bloques de la zona y también se metía en "Zaida" pero se le hacía una vía a la velocidad que escalaba y llegaba reventado al paso donde hay que tensar y apretar. Cambiaba de tercio una vez más buscando buenas sensaciones y se metía en "El Atacao de Nemours".


Dani en el talonaje clave de "El Atacao de Nemours" donde a idéntica entrega, idéntico resultado. Aunque el momento de las risas estaba por venir con Nuria como protagonista en uno de los filos de más abajo donde hasta el último pegue no lo ha dado todo, con entrega y la hemos podido licenciar.
Y esto ha sido todo en una jornada buena de temperatura con apretones, regletas y avispones como buitres reales pero en definitiva una jornada ya de las que empiezan a puntuar.

No hay comentarios: