Climbing with Dr. Sputnik

Aquí se hablará de la vida, de lo humano y lo divino, de lo natural y lo metafísico, pero por encima de todo, con HUMOR.

12 nov. 2012

3er Día: Lega's Day

Aquí tan al norte amanece más tarde así que hemos arrancado algo tarde y si e sumamos que hay una luz monocrómica todo el día an final no sabes que hora es. Quien si tenía muy bien el timing del día era Mr. Lega que ha tenido un día tonto. Uno de los bloques que queríamos hacer era "Onde de Choc" y Lega ha conseguido hacerlo en nuestros morros. Chacón y yo hemos hipotecado la yema del índice para quedarnos con la miel en los labios pero no siempre salen los planes como uno quiere. Lo que está claro es que en esta tanda no vuelvo. Para triturar me el dedo lo meto yo mismo en el ventilador de motor del coche. Aprémont, ese era el destino así a Barbizon, uno de los pueblos que me gusta más de la zona. De ahí al parking y Vilma sale corriendo detrás de un bicho, hasta luego.



















Así lucía el otoño en el bonito bosque de la zona de Aprémont. Romanticismos al margen es bonito. Y nos hemos dirigido a calentar por la zona donde están los clásicos. 



















Calentando en uno de los bloques fáciles de la zona, el cuerpo estaba bastante destruido después de la jornada intensiva de ayer. Y al rato ya nos acercábamos a "Onde de Choc" donde el pasado febrero en plena ola de frío siberiano no sentíamos nada al poner los dedos en la roca.

























Lega encadenando "Onde de Choc" , a Chacón le ha faltado y yo he tenido un pegue que pensaba que lo hacía, el resto ha sido meter el dedo en la minipimer.

























Chacón en "Onde de Choc"  en uno de los pegues que le ha dado, aunque hay que disculparle que lleva un par de yemas rajadas, o rajás como diría él. Mientras tanto Lega iba probando los bloques de alrededor y después de tanto picar se ha hecho con "Rêve de Pierre" justo en el muro de la lado.

























Lega encadenando  "Rêve de Pierre"  y con el día tonto que llevaba ha querido que nos acercáramos a "Egoïste" porque quería hacer la versión sentado ya que de pie ya lo tenía. Mientras Chacón y yo nos centrábamos en la versión de pie. Ni unos ni otro, de noche sin ver nada, cansados y con tacto raro en el filo. Un par de leches buenas cayendo a oscuras y para casa. 
Aparecía Vilma.

2 comentarios: