Climbing with Dr. Sputnik

Aquí se hablará de la vida, de lo humano y lo divino, de lo natural y lo metafísico, pero por encima de todo, con HUMOR.

23 ene. 2013

Una Calma entre Tempestades

Ayer tarde estuvimos buscando en todas las páginas de información meteorológica donde se podría escalar hoy y al final decidimos que ante la incertidumbre iríamos a Castillo de Bayuela que al menos estaba cerca, eso siempre que no la liemos como a la vuelta. Lega, Gonzalo y yo hemos cogido el coche esta mañana y nos hemos plantado en Peña Castilla pensando hasta cuando podríamos escalar y nos hemos dirigido a calentar en el bloque llamado "El Kechu".

























Rápidamente nos hemos puesto manos a la obra ya que el tiempo estaba en aquel punto que no sabes cuando empezará a ser una ruina. Gonzalo calentando en "Rocklands Traverse".

















Así lucía el paisaje, verde de tanta lluvia y con las brumas al fondo en el valle del Tajo. También se ha notado las nevadas ya que la Sierra de San Vicente estaba nevada en las partes más altas.

 























Gonzalo ya metido en cosas más serias, "El Kechu" un bloque antiguo como las ladillas que seguimos sin salir por arriba y hoy no había problema de temperatura ni humedad, simplemente no nos ha dejado salir por arriba. El modo retropegue se ha establecido rápidamente y hemos decidido cambiar e ir a recuperar una línea cerca de las vías de Peña Castilla que Gonzalo y Lega cepillaron en verano y que necesitaba un acondicionamiento de la zona de caída. 

















Tras un buen rato trabajando la base y limpiando regletas hemos conseguido que la base fuera horizontal a base de montar una tarima. Por otro lado, han partido algunas regletas pero el bloque ha quedado precioso, su nombre es "¿Quieres Bibi?" y es buenísimo, aunque sigue sin primera ascensión tanto de pie como sentado.

























Lega en la entrada sit de "¿Quieres Bibi?", en cuanto la salida quede un poco más limpia este bloque va camino a convertirse en excepcional, independientemente de cual sea la dificultad final. No es fácil.

























En las regletas intermedias de "¿Quieres Bibi?" y mirando las regletas de donde acaba el desplome y empieza la salida. A ver cuando volvemos a por la primera ascensión. Nos hemos puesto a comer algo y hemos emigrado con la música a otra parte, en concreto a El Submarino. Ahí se nos unían Bote y el gran Cabe y empezábamos con los bloques del sector más cercanos al camino de subida.

























Bote en "Los Mugrientos", bloque excepcional que te pasa factura si no llegas con power. Los cantos de este excepcional bloque parecen esculpidos en la posición ideal para que sin ser fácil no sea excesivamente duro.

























Bote en "Pies pa Qué", que repetía junto con Lega y conmigo y Gonzalo lo encadenaba hoy siendo el primer día que escalaba en esa zona. Este bloque tiene un empotramiento de rodilla que si consigues hacerlo bien puedes alcanzar el pico que hay arriba y desde el cual puedes negociar la salida.

















Lega en la entrada de "Carlitos Servilleta", un movimiento dinámica a una regleta típica de la zona con una postura algo complicada del cuerpo. Al final no ha podido hacerse con esta línea, aunque ya va bien que de vez en cuando se deje algo pendiente. Y como la previsión de lluvia era para las 17:00h y aun faltaba una hora, aunque ya chispeaba, hemos subido a "La Pirámide", un bloque que ya había probado un par de veces y no había salido pero hoy, a final de día, con la secuencia de Bote, equilibrio y arqueo nos lo hemos sacado los dos.

























Encadenando "La Pirámide", ya mola de vez en cuando encadenar alguno de aquellos bloques probados alguna vez y que nos parecían imposibles. Naranja que acababa de llegar y Gonzalo han estado peleándolo pero sin el mismo resultado. Y por fin aparecía la lluvia, exacto, con la precisión de un inglés a las 5 con un Rolex para tomar el té. Así que hemos recogido todo y nos hemos marchado tranquilamente, cansados por la paliza a casa, habiendo disfrutado del día de fiesta en Toledo en honor a su patrón, San Ildefonso. Hoy desde que he subido la cuesta me notaba cansado de piernas y después todo el día de brazos y hombros, creo que esta semana me he dado un poquito de caña. Mañana toca trabajar y por la tarde descansaré para ver si el viernes podemos escaparnos un rato por la tarde.

No hay comentarios: