Climbing with Dr. Sputnik

Aquí se hablará de la vida, de lo humano y lo divino, de lo natural y lo metafísico, pero por encima de todo, con HUMOR.

4 mar. 2012

El Retorno del Jedi

Evocando a la mítica trilogía en su debut y más tarde sextología, hoy he ido a El Escorial con Gonzalo y he estado presente en el acontecimiento más importante de 2012 a parte de la subida del IRPF. Antes que nada, ¡Si, he conseguido salir de Castillo de Bayuela! Frotando un poco, agua caliente y algo de jabón y he conseguido despegarme y moverme a otro lado. Y mi cuerpo lo ha agradecido, he recobrado sensaciones de escalador y he presenciado como Gonzalo protagonizaba el Retorno del Jedi. Un día de estos debía volver a hacer acto de presencia y ha sido en un día tonto y chispeante (de lluvia) como hoy que ha decidido volver. Otro Jedi más ya, ha vuelto a empuñar su espada láser y a derrotar las tropas del imperio (juro que no soy un freaky de Star Wars).
Hemos empezado calentando bajo la suave llovizna en la zona de siempre, por donde el "Karmita" donde los bloques nos saludan a nuestro paso y nos recuerdan donde va cada pie y cada mano. Estábamos solos hasta que ha llegado el SM de la coraza y toda su legión. Hoy Gonzalo estaba motivado y el cambio de escuela nos ha recordado que sabíamos escalar y no sólo choricear. Hemos estado repitiendo todos los bloques de la zona que hemos podido en plan circuito rojo mientras el tiempo decidía si nos iba a dejar o no escalar. Hoy queríamos escalar mucho.
























Gonzalo en "El Casco" un buen bloque para calentar donde ha entrado algo frío aun y no ha podido salir por arriba. Luego ya se ha entonado y ha blandido la espada láser a diestro y siniestro. Como se podrá observar hoy hay pocas fotos porque si porteas no disparas. Nos hemos movido por la zona en sentido descendente haciendo todos los bloques que pudiéramos con tal de escalar a tope ya que nos teníamos que ir sobre las 17:00h. Sea como sea, he ido recomendando buenos bloques a Gonzalo y hemos acabado en uno que me gusta mucho y que repito siempre que paso por ahí, "El Romboide". Sabía que Gonzalo había estado un día y ni lo olió, así que he pensado vamos a medir su grado de motivación. Ha resultado que era absoluta y se lo ha llevado mientras lloraba y hacía barro con que antes estaba más fuerte y que si esto o lo otro. Se lo ha ventilado con dos matices que le he contado y ni él se lo creía.
























Gonzalo yendo a por el romboide de "El Romboide" no lo había cogido nunca y hoy ha salido por arriba a la velocidad que un Jedi enciende su espada láser. Yo, para no perder la costumbre lo he repetido y es que me encanta. Una pausa y nos hemos movido hacia la zona de "La Puerta" y alrededores. Ahí hemos hecho/repetido algunos y nos hemos bajado al boulder del corazón donde Gonzalo tampoco conocía la zona y se ha hecho con la "Travesía de Directo al Corazón" bajo la amenazadora mirada de los nubarrones.



















La increíble patata con forma de corazón en este pequeño aunque bonito boulder. Y ya con la espada bien cargada me susurra con la humildad de un Jedi que quería probar, si era posible, "La Puerta" ya que nunca le había dado un tiento.
¡Pues claro, te acompaño y te la canto! le digo, y vuelta para arriba. Ahí ha estado, off the record, dándole unos buenos trompazos una vez me he puesto los gatos para hacerle de liebre. Ahí si había gente y al rato han aparecido Nacho y Rebe donde les hemos contado también off the record el viaje a Fontainebleau. Hemos estado charlando un buen rato hasta que Gonzalo ha dejado el bloque, probado y matizado en buena parte.
Nos hemos movido otra vez con ellos hacia abajo donde había más gente y mientras ya llovía cada vez más seriamente. Ahí abajo estaban Lara, el siempre agradable Miguel Ayllón y Rocío y un monstruo que hacía tiempo que no veía y me he alegrado de ver, Pablo Barbero y May. Más agua, despedida tras puesta al día del estado de la vida y para casa mojándonos hasta el coche.
Una jornada corta, con la amenaza constante de la lluvia todo el rato como si fuera la Espada de Damocles pero que hemos escalado bastantes bloques y sobretodo he visto a Gonzalo de nuevo apretando con la espada láser entre los dientes, aunque eso ya lo vi el pasado viernes.

¡Cómo me gusta El Escorial!

No hay comentarios: