Climbing with Dr. Sputnik

Aquí se hablará de la vida, de lo humano y lo divino, de lo natural y lo metafísico, pero por encima de todo, con HUMOR.

11 jun. 2011

Ambiente Pedricero

Había que ir a ver el nuevo-viejo sector en el que han estado trabajando los amigos estas dos últimas semanas. Digo nuevo y viejo sector a la vez porque ya había bloques que estaban adecentados y se han limpiado y escalado nuevas líneas. El sector se ha bautizado con el nombre de Crossroads y está localizado más arriba de Nébula y cerca del Collado de Quebrantaherraduras, en el collado de arriba de la colina.



















Vistas preciosas del caos de bloques que hay en la parte superior del collado donde se cruzan varias caminos de ahí el nombre del sector, Crossroads.
Yo llegué algo tarde y subí por el clásico y anaeróbico camino de Nébula, que aunque empinado es rápido ya que llegaba tarde porque tuve la maravillosa idea de pasar por Madrid a recoger unos pies de gato en viernes por la tarde.
Arriba había muchísima gente empezando por todos los Manzanitos, Diego y Pacha, Edu, Santi, Perfiles, Chulo, Dave, Sancho y mucha más gente a la que luego se unieron Rafa y Juanjo y seguro que me dejo alguno.
Sin casi haber dejado de sudar me puse los gatos y repetí algunos de los bloques que habían abierto esta semana, que la mayoría había escalado ya.
























Lendi en "El Burgués", una bonita línea en la que se combina técnica de pies en adherencias limpiadas recientenmente con un invertido muy interesante.
























Adri Morgan en otra aparición estelar encadenando "El Burgués" en estilo muy, muy manzanito.
Adri ha vuelto, como las oruga procesionarias, sale en primavera para estar todo el verano apretando. Ya sin coñas, ha tenido un año muy duro de trabajo y ha salido poco pero ha vuelto para poner las cosas en su sitio.
























Rafa en este bonito filo con romos llamado "El Hormiguero", ya con la luz del atardecer entrando en formato prisma a través de unas ventanas entre las copas de los pinos.
Una vez repetidos los bloques más asequibles del sector como son "Il Castratto" y la fisura de su izquierda junto con los anteriormente mencionados "El Burgués" y "El Hormiguero" nos hemos ido a un precioso muro naranja con regletas bastante finas que tiene joyas como "Emboscada Manzanita" y "Pequeño Dalton".



















Diego en el "Pequeño Dalton" donde como siempre hay diferentes secuencias según midas 1,70 o 1,72 con 34 mm. Ya sin ironía hay varias formas para hacerlo y en todas hay que tirar de las regletas. Este bloque estab situado en pleno collado y pasaba un viento frío por ahí que dejaba a la gente que no había subido ni una sudadera con ganas de irse al Sáhara. Ese punto de la colina parecía el túnel del viento donde se hacen pruebas de aerodinámica. Este bloque se puede entrar sit o de pie sin que por ello cambie la dificultad.
Fue ene ste momento cuando la gente empezó a desaparecer, que si la cena con la pareja que esperaba en casa con el amasador, un concierto de los colegas en Madrid, preparar la salida nocturna manzanita, etc. Nos quedamos unos pocos arriba y Juanjo que había tenido una visión con una proa y dijo desde el primer momento que la escalaría.
Y como reza una frase de la antigüedad Veni, Vidi, Vinci o lo que es lo mismo Llegó, Vió y Venció.
La risa vino con el nombre, el hablaba de la proa, alguien soltó en inglés The Prow y otro se rió diciendo ¿The Prawn?, claro la pronunciación que tenemos es más dialecto tipo Gibraltareño-La línea de la Concepción y se quedó con "La Gamba". Eso si, lo que es innegable es que esta gamba que va por la proa requiere una gama de apretones muy serios entrando sentado sobre un granito que si pinchara más habría algún fakir tumbado en este trozo de roca.



















Juanjo en los pasos duros de abajo de "La Gamba" donde hay que apretar de verdad ya sólo para llegar hasta aquí.
























Juanjo cogiendo los agarres superiores de "La Gamba" para salir muy cerca del árbol con Rafa dirigiéndole como si fuera su marioneta.
Despedidas y me volví por el sitio por donde subí, sólo que la bajada es siempre mucho más agradecida y una vez en el coche de vuelta a casa feliz de haber conocido un nuevo sector, que como he dicho antes ya había algún bloque cepillado pero que ahora hay más líneas abiertas.
Esta primavera está dando bastante de si y la temperatura está dejando unas buenas tardes de escalada en La Pedriza.
Esperemos que esto siga así, aunque siendo realistas en breve vendrá la ola de calor argelina y tendremos que pensar en soluciones diferentes.

Divide las Dificultades que Examines en Tantas Partes como sea Posible, para su Mejor Solución

2 comentarios:

Michel dijo...

Entonces por lo que veo....no te perdistes...jaja; futuro....otro sector más; puto Juanjo....eliminando proyectos, la proa estaba vista,cepillada y adecentadas todas las recepciones de ese muro....que aún nos dará alguna sorpresa más fijo.....bien.....no veo el fin.

Carles dijo...

Juanjo tenía las cosas claras desde que llegó.

No Michel, siguiendo tus indicaciones subí en 15-20 min pero por lo que cuentan entrando desde Quebranta es mucho más cómodo.