Climbing with Dr. Sputnik

Aquí se hablará de la vida, de lo humano y lo divino, de lo natural y lo metafísico, pero por encima de todo, con HUMOR.

25 jul. 2016

Sobredosis de Granito y Carnes Charras

Un fin de semana más que he acudido a la Sierra de Béjar, para unos, o Sierra de Candelario, para otros, en busca de esa sobredosis de granito charro y que solemos rematar antes de volver a casa con otra sobredosis de carne de la zona. El viernes a mediodía, tras mucho pensarlo a causa de una otitis queme tuvo en jaque todo el jueves y viernes, decidía no faltar a mi cita en Hoya Moros con Miguel  Cabezas, local donde los haya, Irene, Jaime Lannister piloto de drones y Dani Zarauza, aunque más tarde llegarían Carra y su chica.


Llegar a Hoya Moros, sentarte a esperar a que vayan llegando escalonadamente el resto y disfrutar de las puestas de sol no tienen precio, en total tranquilidad y en paz con la naturaleza.
A modo de inciso es necesario que la gente no haga fuego, utilice parrillas o monte tiendas de camping en este delicado entorno que hay que preservar. Todo esto ha sucedido esta semana y durante el fin de semana. No voy a entrar en todo eso de respeto y tal es sólo una cuestión de educación e inteligencia. Si vas a un sitio te informas previamente que se puede y que no se puede hacer.


Retomando el hilo, nuestro pequeño campo base donde teníamos desde bien pronto la compañía de las vacas como despertador.


El día empezaba con calentamiento y rápidamente nos poníamos a escalar algunas de las mejores líneas de la zona, en este caso Dani en "Liquid Sun".


Dani en otra maravilla de la zona "Top Less", un blocazo donde los haya tanto en su versión de pie como en su versión sentado.


Jaime que postergaba sus interminables vacaciones entre yates y drones para volver a escalar después de unos meses y se metía en "Black Cow".


El camino mágico de las baldosas amarillas para lelo al río Cuerpo de Hombre que lleva al reino de Oz, en este caso al reino de los bloques.


Jaime encadenando "Confussion" en un arrebato de dejarse llevar por los ánimos de los demás. No quería probar más porque sabía que lo podía hacer pero le daba miedo salir. Así que espoleado por la concurrencia conseguimos que arqueara, le cuesta poco, y saliera por arriba.


Miguel volvía a enfrentarse con "La Fisura" pero desde que ha roto un canto ha quedado algo más difícil, sino es hoy la sacará el finde que viene.


Carra se hacía con "Serval" ya por la tarde cuando la sombra empezaba a cubrir la mitad del valle y el viento empezaba a darnos una muestra de lo que estaba a punto de venir por la noche.


Miguel haciendo una demo en su línea "En Busca de la Colchoneta Perdida", fue en ese momento cuando Jaime, pilot de drones, sacó a pasear el drone y a hacer un vídeo a vista de pájaro de este sitio increíble. Y doy fe que el vídeo será la hostia porque lo poco que vimos ofrece un punto de vista totalmente diferente a cualquiera que puedas haber tenido de Hoya Moros.


Jaime ya con el atardecer metido eliminaba rápidamente de la lista de deberes "Treparriscos" y "Big Ben" de una tacada antes de irnos a refugiar a La Pacheca, repito durante esta semana los que habéis estado ahí lo habéis dejado hecho una guarrada.


Dani en "El Oráculo" ya el domingo por la mañana donde iniciamos un calentamiento con vistas para que Jaime vía Zángano Media siguiese pilotando su drone para ofrecernos esas inéditas perspectivas. El vídeo llegará pronto.


Dani creciendo, si abría los ojos no llegaba al canto o perdía pie, en "Tomorrowland", regletas perfectas para recordar porque te duelen las yemas después de escalar dos días seguidos. Anduvimos trasteando por otros bloques, hasta que llegó el momento que los que hoy teníamos responsabilidades debíamos volver a la base y Dani, Jaime y yo nos bajamos hacia el coche pero antes de volver a a casa teníamos la parada obligatoria en Casa Sindo para que Manu nos avituallara con el ya clásico entrecotte post-Hoya Moros.

21 jul. 2016

Los Cementerios Están Llenos de Valientes

Pues eso, los cementerios están llenos de valientes y hoy Cabe y yo hemos tirado de valientes. en vista que nadie tenía ganas de sufrir nosotros hemos decidido que queríamos escalar algo así que hemos buscado un sector en Castillo de Bayuela donde no hubiera que andar mucho, donde corriera bien el viento reinante y donde hubiera sombra. Sector Antídoto recogía todas estas especificaciones si bien sólo podíamos escalar en los bloques orientados al este. Finalmente no nos hemos movido de El Gofre donde hemos hecho todas las líneas y las diferentes combinaciones hasta que la piel ha dicho ¡Basta!. 
Mientras esperaba a Cabe he ido haciendo unas cuantas lñineas opara calentar los dedos porque el ambiente ya estaba caldeado, suerte del viento. 8 líneas de canto agradable pero apretones a destajo son las que me he llevado, suficiente para un par de horas y salir así dela lava del volcán de Mordor que es Toledo durante el verano.


En la "Travesía Gofre", una línea que entra sentado en la derecha y sale por el bloque desplomado de la izquierda con una juntada en medio bastante interesante.


Cabe calentando en la "Arista Gofre", ha sido llegar y ponerse manos a la obra.


Cooper esperaba a alguien más pero no iba a haber más masoquistas. La verdad es que gracias al viento se ha estado bien hasta el momento en el cual ha parado. De repente ha empezado a hacer el calor que normalmente debería hacer. Y hemos empezado asentir como la roca se clavaba el feldespato, la mica y el cuarzo a partes iguales en cada micra cuadrada de piel.


Sin embargo, a Cabe aun le quedaba piel para encadenar esta bonita variante con unos buenos arqueos marca de la casa. Ahí ya dábamos por finiquitada la jornada con un buen circuito de bloques, suficiente para salir del encierro al cual te somete el verano en Toledo

18 jul. 2016

Going to the Mountains is Going Home

Así empezaba el fin de semana durante el viernes tarde cuando recogía a Carlos Cabeza AKA Cabe, entrando en el coche rumbo a Hoya Moros y repitiendo esta famosa frase de John Muirgoing to the mountains is going home. El jueves habíamos estado hablando por la tarde y habíamos visto que podíamos escaparnos a este bello paraje salmantino. De repente dos escaladores old school, amantes de la naturaleza, reconvertidos a bloqueros, miembros fundadores de la AEFS (Asociación de Escaladores FofiSanos) estábamos de risas en el coche para volver a subir a Hoya Moros, con unos tiempos de ascensión y descenso nada malos y es que quien tuvo retuvo. Arriba habíamos quedado con el ya habitual de la zona Miguel Cabezas y más tarde se nos unirían el inigualable LuisPa, Carra, Edu y sus 3 vecinas Laura, Iris y Cata.


Cabe disfrutando ya del descenso hacia la Hoya con una puesta de sol Marte style porque toda la zona coge el color rojizo del sol al atardecer. Llegamos justo a las 10 de la noche abajo para ponernos a cenar con Miguel que llevaba todo el día ahí junto a su perro Lolo. Al día siguiente nos levantábamos e íbamos a escalar sin demorarnos mucho y nos metíamos poco a poco en faena.


Cabe visualizando el canto de salida en "Línea Recta" una de esos bloques que tienen líneas muy buenas y que jamás nos habíamos parado a escalarlas. En ese mismo bloque hacíamos "Duende Verde", "Duende Rojo" y el filo de la derecha para ir calentando progresivamente.


Cabe también se hacía con "El Piano", una línea desplomada de pies finos para nada de su estilo pero quien ha dicho que no se puede mutar a los 49 años.


Miguel en "La Fisura" abajo en el río donde nos acercamos pasado mediodía buscando la sombra de Los Hermanitos.


Miguel en "El Esquinazo" ya por la tarde y es que la verdad algo de calor si ha hecho y el sol ha sido bastante castigador. Anduvimos un buen rato más escalando por aquí y por allá, incluso de noche con los frontales hasta que fuimos a dormir y no precisamente pronto.


Antes de ir a dormir Hoya Moros nos dejó otro atardecer con ese tono rojizo que adquiere todo el valle y que hace de las puestas de sol unos momentos dignos de atención. El domingo por la mañana nos levantábamos con la calma y empezábamos a desayunar a la sombra, lo cual no es un buen signo y una vez listos nos bajábamos tranquilamente a calentar y a buscar líneas que teníamos en la cabeza cada uno para ver si podíamos resolver algo antes del momento de combustión espontánea a causa del sol.


LuisPa en "Mistic River" una buena línea que hacíamos también disfrutando entre colegas.


Edu se hacía con "Tomorrowland", una línea con buenos arqueos de regletas marca de la casa y en la que el sol apenas ya dejaba sombra. Tras hacer unas cuantas líneas más por la zona volvíamos hacia la zona de La Pacheca para escalar ahí, comer, recoger las cosas ante unas nubes amenazantes y escalar algo por ahí.


LuisPa, un tio grande de los de verdad y no de tamaño, en el clásico y duro "Anomalía" donde estuvo empleándose a fondo en este bloque que requiere fuerza, técnica y arrojo. Algo después Cabe y yo enfilábamos rumbo de regreso no sin antes pararnos en el retaurante Casa Sindo donde a pesar de llegar a una hora intempestiva Manu nos obsequió con unos entrecottes marca de la casa. Justo lo que necesitábamos para meternos en el coche y emprender el camino hacia casa tras haber pasado otro fin d e semana en un sitio excepcional y con una compañía no menos excepcional.

9 jul. 2016

Madrugar, Escalar y a Casa

Sábado de julio, semana calurosa donde las haya, pocas ganas de salir a la calle pero aun así ayer hablando con Diego y Manolín quedamos que podíamos hacer una de madrugón en El Ventorrillo y a la hora de comer estar en casa ya.


La verdad es quien conozca la zona, El Ventorrillo no ofrece mucha variedad ya que hay un bolo y medio con unas cuantas líneas y cada vez más combinaciones y variantes y lo mejor es que estás en una ladera que por la mañana no pega el sol ¡Y a 1500 m de altitud!


La clásica línea de"El Filo" con unas pinzas muy interesantes y que siempre se disfruta repitiendo. Una cita obligada cada vez que vengo a esta zona, que suelen ser un par de ocasiones cada verano.


Manolín, que hoy salía de trabajar habiendo dormido dos horas, en la línea del muro desde su entrada sit donde rápidamente y con su nervio habitual ha empezado a escalar en apnea hasta que se ha tenido que ir.


Diego en otra de las líneas clásicas que tiene dos pinzas y que parece querer aplastarlas. No había más intención que disfrutar de las horas más frescas del día antes que el sol empezara a calentar. 


Manolín en una de las líneas que ha abierto y que ha llamado "La Química del Fuego", ya se sabe cosa de bomberitos y sus movidas. Y es que el tio está fuerte como siempre aunque es verdad que ese bolo es su rocódromo y sitio de paseo con los perros que por cierto Corso ya está mejor de su operación de ligamentos.Sobre las 12 cuando ya empezaba a hacer calor teníamos las yemas listas para cambiar y es que yendo 3 a ritmo da para mucho y más con estos dos que cuando bajan del coche cogen aire y no lo sueltan hasta volverse a subir.