Climbing with Dr. Sputnik

Aquí se hablará de la vida, de lo humano y lo divino, de lo natural y lo metafísico, pero por encima de todo, con HUMOR.

27 ago. 2014

Castle Rock, Santa Cruz; California

Después de una semana o más de playismo extremo con Marta, Carlota y Sofia por Venice, Santa Monica, Los Angeles y Santa Cruz durante nuestro periplo vacacional hoy de camino a San Francisco hemos parado en la escuela de arenisca llamada Castle Rock. La verdad es que hacía calor y aun así, a pesar de las moscas, hemos estado escalando con locales a los cuales nos hemos pegado como garrapatas. La escuela en si no es muy grande o al menos lo que hemos visto junto con lo que me imagino viendo los croquis me dan esa impresión y sin embargo, como casi todas las escuelas americanas cuenta con un campground, letrinas y sobretodo un Ranger que parecía recién sacado de la última película de Stallone, Los Mercenarios y del cual hemos adivinado que la simpatía no era su fuerte.


Castle Rock, un pequeño parque nacional de California donde soprendentemente, una fuerza oscura había invadido ya este bello paraje. Empezábamos calentando en el sector que da nombre al parque por la mañana mientras todo tipo de usuarios de la montaña empezaban a llegar: caminantes, escaladores de cuerda, de bloque, mirones, paseantes, etc.


Carlota en uno de los bloques que ha hecho y es que como sabemos la arenisca es muy agradecida por la presencia de buenos agujeros a los cuales cogerse. Sofía también se hacía con este bloque. Al rato nos movíamos hacia otra línea en la cual las niñas podían disfrutar escalando aunque fuera ya de romos y regletillas.


Sofía saliendo por arriba en otro bloquecillo que su hermana no ha podido hacer y es que hacía tiempo que no se calzaban unos pies de gato y sin embargo hoy han dado el callo.


Uno de los locales que nos hemos encontrado y a los cuales nos hemos unido en la batalla contra los romos, aquí los bloques ya eran más complicados y yo tenía que poner bastante de mi parte.


En otro de los bloques que hemos hecho y de los cuales no me acuerdo del nombre porque la verdad es que al principio miraba los croquis pero cuando te llevan de un sitio a otro al final dejas de fijarte y te dejas llevar. Finalmente a las 4 de la tarde abandonábamos el sitio muertos de hambre, sudados y cansados listos para ir a comer a un sitio de esos donde la ración small alimentaría una semana a una familia de Bombay. Una vez hemos repuesto energías hemos continuado hasta San Francisco donde estaremos unos días antes de pasar por Yosemite. On the road again.

15 ago. 2014

Última Jornada Bloquera antes de Vacaciones

Pues si, ayer fue la última jornada de bloque (igual saco aun una tarde) antes de las vacaciones que de forma oficial empezaban ayer para mi. Tras una mañana de conversaciones Lomo, Dave, Chulo y yo quedábamos en La Pedriza por la tarde para tomar un café y decidir donde ir a gastar la cuota diaria de piel de nuestras yemas. ¿Y a qué sector? Pues como dice nuestra querida Cospedal - Es el PP o La Nada - y ante tal afirmación como nosotros si somos inteligentes decidimos ir hacia La Nada, ese sector que se encuentra en la cima de Cancho Islazo.Con Lomo como guía, no sé si eso es bueno o malo, empezamos a subir hacia arriba del cancho hasta llegar a La Nada y ahí el tío nos lleva sutilmente a su terreno, llevaba desde el café hablando de un blocazo llamado "La Garrapata".
De modo que fue llegar y calentar en los bloques vecinos e ir subiendo la intensidad y prepararnos para lo que nos esperaba. En uno de esos bloques di un apretón de más y me hice una contractura en el cuello que me condicionó toda la tarde-noche y me jodía cuando apretaba. 


Lomo en acción en "Miembro Viril", huelga decir el porqué del nombre. Una chincheta divertida en la que hay que apretar para salir y me pegó un tirón en el cuello que me dejó tonto todo el día. Desde ese momento cada vez que apretaba me dolía, aunque no es más que eso, un tirón que me jodió la tarde, la noche durmiendo por ahí con el colega Dave y esta mañana cuando volvía conduciendo a casa.
Pero Lomo había venido a hablar de su libro y de repente me vi apretando con todo en "La Garrapata" y con el cuello más tieso que el miembro viril de un adolescente en un internado, quizás a causa de esto me costara encontrar el punto a la entrada del bloque.


Lomo marcando una bandera perfecta, ojo al detalle de la puntera encajada, en "La Garrapata" aunque a partir de aquí y  en el siguiente movimiento se nos hacía un mundo el tener que quedarse en esa regleta tan pequeña que venía a continuación. Eso si, Lomo iba como un tiro por el bloque.


Dave en la línea de la derecha de  "La Garrapata" de la cual no recuerdo el nombre y que también probamos entre dolores de dedos, tensión corporal de más y caquitas ya entrada la noche. Se estaba muy a gusto y las conversaciones pasaban por todos los temas de actualidad desde política (¿?) hasta cotilleo en estado puro. Rendición, así acabó, un guerrero que no sabe rendirse pierde la oportunidad de volver a intentar ganar la batalla. Y cuando parecía ya a las 11 y media de la noche que ya habíamos acabado, el Chulo hacía rato que se había ido de quilombos, de repente nos vimos inmersos de nuevo entre apretones en el bloque que hay detrás, "Tractel".


Dave en "Tractel" donde consiguió una buena muesca pero no por el encalome sino por muesca en su zona lumbar y es que era medianoche y el día había empezado muy pronto para los 3 en nuestros respectivos trabajos. Así que decidimos ir a cenar a Manzanares el Real, como señoritos, y después de una larga sobremesa alrededor de las 2 y pico nos íbamos unos a sus casas y Dave y yo, incapaces de conducir, a buscar un sitio bueno donde dormir en el hotel mil estrellas. Y ahora empiezan las vacaciones de verdad y se acaba la temporada de bloque, eso si hasta septiembre.

14 ago. 2014

Vacaciones

Hoy empiezo vacaciones, de hecho aun me queda una jornada laboral pero que en cuanto la acabe me tomaré por fin las vacaciones esperadas. Sin embargo, esto no quita que ayer no me escapara por la tarde a Castillo de Bayuela a quemar unas últimas naves antes del descanso del guerrero, o no. Con Dani Arija cogimos el coche y nos plantamos en el sector Jungla donde nos juntamos con un buen puñado de locales con Toni, Navarro, Aitor, Raúl, Piru y Willy y empezamos a escalar, una de las cosas que más nos gusta. No fue una de las mejores tardes veraniegas si bien, a priori, si parecía que íbamos a disfrutar de una tarde fresca pero ya se sabe que cuantas mayores expectativas tienes peor salen las cosas y es que las Leyes de Murphy están siempre una tras otra en fila esperando el momento de poder desfilar. Sin más, en cuanto nos fuimos agrupando todos empezamos a escalar como siempre entre batallitas, risas y todo tipo de cachondeo donde cada uno probaba o escalaba lo que le venía en gana. 


La verdad es que el paisaje lunar que quedó tras el incendio se está recuperando bastante bien y ayer no sólo eso, había hierbajos por todos lados.


El gran Toni en "Have yo Ever Seen", donde le dio 200 pegues de más ya que cada vez parecía que lo iba a hacer y le pasaba algo, se le iba el pie o lo que fuera. este es uno de aquellos bloques fáciles pero peleones que conviene hacerlo rápido y pasar a por otro, tal y como hicimos Navarro y yo. Mientras tanto, Dani se había encabezonado en sacar la entrada sit de "Dancing with the Rain" y casi lo consigue aunque el problema que tenía su beta, que por cierto a nivel estético era excelente, es que la puerta era imposible de aguantar y siempre acababa tocando una piedra con los pies. De 200 veces estoy casi seguro que en 200 ocasiones tocaría la piedra. Ayer lo hizo en todos los pegues y es que no hay espacio.


Dani en la entrada sit de "Dancing with the Rain" donde estuvo un buen rato, de los de verdad, probando y en su mejor pegue estuvo a punto de hacerlo pero seguía tocando la piedra al hacerle toda la puerta por mucha tensión corporal que aplicara. Mientras tanto, Navarro y yo nos metíamos en el gran muro alto llamado "Trailer Kamikaze" pero entre la considerable altura, la dejadez de esta línea poca veces repetida y las regletas no conseguimos mucho más que llegar al 60% de la altura total de este muro. Así que junto a Aitor decidíamos meternos en otro gran clásico  de la zona "Albarra History X" y la verdad es que este bloque ya en invierno da problemas por su excesiva orientación sur y ese filo que parece no tener buen tacto nunca, por lo que ayer por la tarde empezó a salir a la palestra la socorrida excusa de no hay buen tacto.


Aitor talonando en  "Albarra History X"  y apretando de verdad pero no había buena condiciones para sacarlo, hasta que llegó Dani el animal y lo hizo al primer pegue y se nos acabaron las excusas. Él que vale, vale y él que no es un amateur que va de pro. ¿Por cierto, he dicho que hoy empiezo vacaciones? Aunque este año, no significa que vaya a cerrar el blog por vacaciones, espero.

9 ago. 2014

Altitud 1500 m

Esa era la consigna de esta tarde Altitud 1500, Diego y yo habíamos estado hablando esta mañana de salir a escalar un rato por la tarde y me ha dicho que debería conocer el bloque del Ventorrillo en Navacerrada que estaba a 1500 metros de altitud y a la sombra.


Así que otra vez al coche al salir del curro y para arriba, rumbo a Navacerrada donde me ha enseñado este bloque aislado, sólo en medio del bosque y suficientemente grande como para albergar 7 líneas que entran desde sentado y unas cuantas combinaciones. es un bloque poco visitado que suele contar con los escarceos de unos pocos locales que viven cerca de la zona.


De camino hacia este bloque hemos tenido que convencer a unas cuantas vacas y sus terneros que nosotros somos humanos pero de los que aman a los animales y no queríamos otra cosa que seguir el camino hacia delante. Una vez hemos llegado al bloque, Diegote que vive al lado me ha enseñado todas las líneas y hemos empezado a escalar en un ambiente bochornoso pre-lluvia. Hemos empezado por la línea más fácil para ir calentando y ya de paso me hacía con el tacto de la roca que es granito de alta montaña pero que no era ni mucho menos malo. Sin embargo, después de calentar ha caído un chaparrón y nos hemos tenido que cobijar bajo el desplome de una de las caras. Al parar de llover ha empezado a soplar y nos hemos puesto a escalar ya sin pausa, en un mano a mano que parecía un duelo de una película del oeste.


Diego en una de las líneas, todas sin nombre que sepamos, que más me ha costado y que tenía dos pinzas bastante extrañas que hasta que no las cogías correctamente no te movías hacia arriba. Finalmente, tras pensar que me amargaría la tarde la he hecho casi sin despeinarme cuando he cogido todo como debía.



Otra de las líneas en la zona desplomada que esta vez le ha dado más guerra a Diego pero que también hacíamos y mientras entre conversaciones profundas me llevaba a la vecina y me contaba de que iba. Así una a una, hasta que hemos empezado a probar la que se veía más difícil y que según Diego estaba sin hacer. 


Hemos cogido aire y nos hemos puesto manos a la obra para sacar movimiento a movimiento, apretando como hacía tiempo no me veía y lo mismo hacía Diego, en la foto. Una entrada sit dura, dos regletas muy vivas y pequeñas y un desplome nos han aplicado el Castigo de Sísifo. Subíamos arrastrando nuestra propia roca y cuando parecía que si, era que no otra vez y vuelta a empezar.


Otra toma de esta línea en la que hemos hecho todo lo posible pero era bastante dura para el momento de la temporada que estamos y aun así estoy mejor que todo el año y es que creo que el hombro me ha dejado de doler en general para doler sólo en particular, en determinados momentos o movimientos. Finalmente, tras pasar una buena tarde escalando y volviendo a pegarnos una buena paliza, la noche y las yemas han determinado el tiempo de parar. Eso si, otra tarde más de diversión y bloque que por cierto ha transcurrido en unas condiciones de temperatura bastante mejores que las del miércoles pasado.

7 ago. 2014

Nuevos Retos, Nuevos Proyectos

Ayer por la tarde quedamos de nuevo en Castillo de Bayuela donde teníamos fichadas dos nuevas líneas desde hace un mes y medio que anduvimos por ahí y que queríamos adecentar y si de paso se daba la posibilidad, empezar a probarlas. Navarro, Aitor, Ruper, Fran, Arthur y yo subíamos al cercano sector o subsector que hace 3 o 4 años bautizamos como Cala Manacor con nuestro amigo LuisFer. La idea era cepillarlos y dejarlos preparados para cuando llegue mejor época y tras calentar en "The Munchies" nos pusimos a probar las regletas de la línea vecina, cuales se arrancan y cuales no y de repente, a pesar del calor reinante de algo más de 30ºC, nos vimos inmersos en una vorágine de pegues donde Aitor y yo encontramos la beta de algo más del primer tercio del bloque. Bastante hicimos para lo que esperábamos.


Navarro calentando los dedos en "The Munchies", el mejor bloque de su dificultad en toda la sierra. Sé que es bastante osado decir algo así cuando hay tanto bloque pero desde mi punto de vista no encuentro otra línea mejor que tenga movimientos, regletas, cantos agradables, altura y salida interesante. Rápidamente, motivadísimos, nos pusimos  a probar el bloque de su derecha en el cual ya habíamos trabajado y propusimos romper dos lajitas que se movían antes que nos arrancáramos los dientes con alguna de ellas. De paso, así nos ahorramos el tener que cambiar de secuencia una vez se arranquen.


Fran, reincorporado al bayuelismo después de sus vacaciones, dándolo todo en "Deep Web" donde hay unos movimientos desplomados en regleta pura típica de la zona. Tras probar toda la parte baja e intermedia nos queda ahora volver un día para limpiar la salida, ayer no era necesario porque veíamos que no haría falta de momento. en ese momento llegaban Toni, Dani Arija y sus hijas Senda e Inés, respectivamente, que llevaban todo el día por ahí. Para rellenar, había un murito que gracias a un par de buenos cantos al principio te dejaban subirte luego donde todo se hacía más pequeño gracias al equilibrio y al juego de pies. Como dijimos la anterior vez con Lega, un muro en el que había que invertir poco en cepillar para sacar una línea aceptable y así nació "La Senda de Inés".


Senda en el bloque que lleva su nombre, "La Senda de Inés". Hay que ver como escalan las dos muchachas y es que la genética en este caso ha actuado positivamente en las dos porque menudos padres tienen. Y al rato nos movíamos a un filo que desde que lo vimos hace unos meses nos tenía a casi todos el corazón cautivo y ayer con material adecuado para trabajos de altura Navarro se descolgó desde arriba, Ruper y yo limpiamos desde abajo con la caña y finalmente pudimos probarlo siendo más duro de lo que parece y en concreto la entrada, sin que la parte de arriba que no pudimos probar sea mucho más fácil. 


Proceso de acicalado, desmusgamiento y limpieza de este majestuoso filo bautizado con el nombre de "Sacrilegio".


Aitor, ya con la noche metida probando la entrada de "Sacrilegio" donde sacamos la beta para el primer movimiento con un célebre paso de cangrejear. Después todavía quedan como 6 m de arista técnica y desplomada que necesitará algo más de fresco ya que las condiciones de ayer no eran para lanzar cochetes. No sé si será dura pero si sé que no será fácil. Finalmente, ya con la noche metida de lleno recogí y enfilé hacia Toledo donde casi me quedo sin gasolina, no encontraba la cartera luego en la gasolinera y llegaba a la ducha lleno de mierda a las 12 y  media de la noche, reventado o más pero habiendo apretado, aun con calor, como hacía tiempo que no lo sentía y es que las regletas netas dan algo más de juego entre estos calores que los romos.

2 ago. 2014

La Pedriza Casi Infinita

Seguimos escalando en La Pedriza donde a la lista inagotable de buenos bloques se le siguen añadiendo nuevos proyectos, nuevas líneas que sorprenden por su belleza. Ayer por la tarde había quedado con Diego, Pacha, Sancho y Dave para darnos una vuelta por El Manglar. Esta nueva zona, si bien es la parte baja del Laboratorio en la orilla del río, cuenta con recientes aperturas muy buenas aunque algunas sean del año pasado. Más tarde se unirían Lomo, Lara, Edu y Perfiles y algo más tarde aun llegaban otro grupo que al vernos se unió a la fiesta. La verdad es que lo poblado que está en cuanto a vegetación imposibilita buenas fotos donde se vean bien las líneas, o al menos yo fui incapaz de encontrar buenos puntos de vista,  por lo que hay poco material gráfico que mostrar. La tarde no era calurosa en cuanto a temperatura pero el viento que hacía cuando nos dirigíamos a La Pedriza hacía presagiar una buena tarde que sin embargo una sensación constante de bochorno nos hizo cambiar de idea.


Sancho en "Te Puede Dar la Tarde", con este nombre tan evocador uno ya se imagina la batalla que nos espera. Muy buena línea al igual que otra que hicimos, "Trés Bien", algo más a la derecha que desprende un fuerte aroma pedricero y en la cual hubo diferentes grados de sufrimiento. Estuvimos escalando en alguna línea vecina de la zona y al rato montábamos el tinglado en un nuevo boulder que Edu y Santi habían visionado y cepillado, creyendo en sus posibilidades. Rápidamente Lomo descifró la beta y le dio unos cuantos pegues épicos, de esos que dices - ahora si, sale por arriba-. Sin embargo, el bochorno en ese punto y quizás su mala cabeza (y no por miedo, porque Lomo salta de me- a mo- en el diccionario) no permitieron asumir el objetivo de este luchador.


Lomo en "Arizona Baby", creo que así le han llamado en plena guerra de guerrilas con esos romos. Aunque el problema principal era hacer un péndulo con las piernas para llevar el talón izquierdo muy alto y que Lomo lo hacía con una facilidad pasmosa mientras el resto oíamos el crujir de todas y cada una de las partes de nuestros cuerpos. Finalmente, apalizados nos movimos a otra línea que desconozco el nombre e hicimos en trenecito aunque algunos se vieran corriendo detrás por las vías a ver si cogían el último vagón. Una vez más nos movimos hacia el boulder donde está "El Maracanazo" e hicimos algunas de las líneas de ahí que nos quedaban para acabar la jornada como mejor sienta, en una terraza de un bar con bastante líquido hidratante frío y contando batallitas. Mejor imposible aunque los agujeros en las yemas de mis dedos opinen lo contrario.