Climbing with Dr. Sputnik

Aquí se hablará de la vida, de lo humano y lo divino, de lo natural y lo metafísico, pero por encima de todo, con HUMOR.

27 jul. 2014

Más Pedriza, Por Favor

Y en ese ir y venir que nos acompaña este verano, entre pitos y flautas hoy nos volvíamos a presentar en La Pedriza. Más de lo mismo, calor y condiciones tirando a desastrosas pero hoy Lega y yo nos habíamos llevado al primo de Zumosol, Jesús del Polígono que si está más fuerte revienta.
¿Por qué tanta visita a La Pedriza ahora con estos calores? Pues, hace un año me operaban del hombro y estaba 5 meses sin escalar y todo el año escalando mal, a disgusto, con dolores y de repente ahora como que ya no me duele el hombro y aunque haga calor y no se pueda apretar en bloques duros tengo muchas ganas de salir a escalar. Ganas de hacer todos los bloques que pueda cada jornada, muchas más que meterme a entrenar en un rocódromo con  95% de humedad y 37º C. A parte, también habíamos quedado con nuestros amigos Dave y Sancho los cuales nos tenían que entregar un crashpad para que a su vez nosotros se lo entregáramos a un colega de Toledo, así que la jornada prometía.


Jesús apretando las regletas para calentar en un bloque que hay justo debajo de "D. O. Michel" donde hemos estado tanteando las condiciones antes de empezar a movernos por el Laboratorio.


Dave, ataviado a lo patriarca Tío Paco el de los malocotones, en el mismo boulder pero haciendo otra de la líneas algo más difícil y ya con algo más  de apretón que hemos ido haciendo todos. De ahí nos movíamos a "El Sonajero" por recomendación de Javi de Casa Julián, el cual aseguraba que aun no tenía repetición de la 1ª ascensión que él mismo consiguió, así que motivados pero con las reservas que nos producen las indicaciones de este personaje nos íbamos hacia ahí.


En "El Sonajero" donde efectivamente hicimos bien en desconfiar de Javi ya que tenía un lance arriba para ir a un romo que quizás en otras condiciones se pueda ser optimista. Incluso tratando de hacerlo como Lega y yo probábamos, cogiendo un romo izquierdo para luego ir al de arriba del todo con la derecha, era bastante duro. De ahí nos movíamos hacia la parte central del Laboratorio donde queríamos enseñarle una ronda de clásicos a Jesús, bastante bueno en lances, quería probar el "Sharmático". Nuestra sorpresa ha sido mayúscula ya que no se podía acercar uno a causa del olor. Si, tremendo olor de por los menos 15 cagadas justo debajo del bloque con sus correspondientes papeles. Yo si me cago en la madre de todos los que hayan podido cagar ahí, putos domingueros. De modo que nos hemos acercado a "La Sonrisa" que inadmisiblemente dos tíos como Dave y Sancho no tenían ni lo tienen todavía hecho. Y mientras yo podía probar "El Talador" que hace dos meses le di muy buenos pegues, pocos pero buenos, y hoy sin embargo no lo hemos olido a causa del calor y el bochorno que se ha levantado. Quizás también que fueran las 3 y media de la tarde haya tenido algo que ver.


Sin embargo, Jesús con su savoir faire y experiencia si se hacía con "La Sonrisa" y no hacía el moñas como los otros dos, que han tirado del manual de excusas con demasiada facilidad. Cambiábamos a la línea vecina y yo empezaba con un cerillazo que me anestesiaba dos yemas y me dejaba los dedos con acciones de Fosforera Española S.A.


Jesús en "El Talador" en pleno debate sobre si ir o no hacia la regleta del paso clave. Le ha dado unos buenos pegues pero finalmente, estábamos los dos en un mano a mano, hemos pensado que aun pillándola había que hacer mucho más de lo que podíamos hoy, ya que tenía un tacto entre sepia y siluro. Finalmente, ya con el calor de las 4 de la tarde apretando, las yemas destrozadas y el bochorno pre-tormenta hemos decidido que en Casa Julián encontraríamos todo lo relacionado con el comercio y el bebercio. Nos hemos puesto hasta el eje y ya pensamos en la próxima tarde que volveremos para pasar otra buena jornada de boulder veraniego.

25 jul. 2014

Circuito de Mantenimiento

Ayer jueves de verano con ya casi toda su incandescencia en marcha, aunque a decir verdad aun no ha pegado los clásicos días de verano toledano donde la mínima nocturna sería la máxima en muchos lugares de la península (acojonado estoy esperando), Lega y yo nos resistíamos de nuevo a meternos en el rocódromo y decidíamos ir a La Pedriza.El objetivo no era otro que un descanso activo o en otras palabras un circuito de mantenimiento. Nos propusimos un reto conforme íbamos hacia La pedriza a las 16:00 h saliendo de mi curro. Tal reto consistía, según veíamos que el termómetro del coche no descendía apenas conforme nos acercábamos a la sierra, si hacemos más de 6 bloques teniendo en cuenta las condiciones de calor, el viaje estaba amortizado. Si hacíamos 8 bloques la tarde habría sido buena. Si salía uno duro, seríamos la repolla. 
Pues bueno, nos quedamos en 5 bloques, un dolor de yemas que aun me dura, una yema perdida ya en el primer apretón, ningún bloque durete aunque los probamos, era imposible, aunque finalmente e independientemente del número de bloques que hiciéramos nos pasamos una buena tarde, mejor que en Toledo seguro. También hay que decir que íbamos con dos crashpads pequeños y eso en La Pedriza, donde los bloques no suelen ser chinchetas, condiciona un poco. Si, condiciona un poco a los mataos, fijo que hay superhombres que no necesitan más.


Nos dirigimos a Crossroads y empezamos nuestro reto en los bloques fáciles que hay por la zona del "Edad de Piedra" y ahí a pleno calor con el pinar que parecía la Fragua de Vulcano empezábamos rápido a ver nuestro objetivo cerca con bloques como "The Flow", "Pensamientos Cruzados" o "La Arista del Elefante". Sin embargo, esas horas de la tarde, las 17:30 h, no iban a poner fácil nuestra empresa y en el segundo bloque me dejaba una yema del índice. A tomar por culo y a apretar con dolor esos cristales tan, tan, tan gustosos. Los clásicos de sexto grado, otrora divertidos, cómodos y preciosos, se convertían en un auténtico suplicio para la piel y lo peor de todo, las suelas de los pies de gato que notabas como se movían por la roca en cuanto cargabas sobre los pies.


Lega en otro de los bloques, sin nombre conocido, donde había que apretar bastante más que cuando hemos estado por ahí en invierno, donde solemos calentar.


En "Único Pegue", otro bloque algo más durete que también puntuaba en nuestro propósito que no era otro que un circuito de mantenimiento. Después de hacer unos cuantos rápidamente nos veníamos arriba y pensábamos que el reto estaba chupado y qu enos sobraría para apretar algún séptimo cachondo así que nos dirigíamos arriba, al collado de Crossroads. Desgraciadamente fue una ilusión, ya que el viento paró y la sensación térmica pasó de agradable a bochornosa, ¿pero que teníamos que hacer, irnos? ¿Acaso se fue el General Custer cuando vinieron los sioux con Toro Sentado al frente? Pues nosotros igual, nos quedamos a luchar. 5 bloques pudimos hacer, 5 y le dimos a unos cuantos, hasta me metí en un fregado interesante en "Emboscada Manzanita" y me acordé de todos los manzanitos que conozco uno a uno ahí arriba, sin magnesio y viendo nuestros crashpads cómodos y fáciles de transportar pero que desde ahí arriba parecían sellos conmemorativos del Mundial 82. Del dolor en "Pequeño Dalton" ni hablo ya.


Lega en este bonito muro regletero que hay a la derecha del incandescente "The Prawn" el cual fue imposible probar ya que desprendía calor a la hora que fuera. Y como ya he dicho, nos quedamos a un bloque de amortizar el viaje pero una cosa si conseguimos y fue divertirnos en el monte. Como no sabíamos que era imposible escalar estuvimos escalando todo lo que se dejó y aun así dimos muchos pegues a otros bloques que no se dejaron. Finalmente, anocheció y nos quedamos arriba en el collado un buen rato de misticismo o ascetismo, nunca he sabido la diferencia, hasta que nos volvimos hacia el coche aunque tuvimos que parar a comer a causa de un ataque atroz de munchies. Tras esto, llegar a casa tardísimo, ducha y a la cama que hoy aun tenía que trabajar, como ayer y como las 3 semanas que aun me quedan antes de irme de vacaciones. Eso si, tener las niñas ya mayores implica mucha dedicación por un lado pero mucho tiempo libre por otro y este verano lo estoy aprovechando más, aunque las condiciones rocen el esperpento.
Y que poco verano queda ya.

20 jul. 2014

Tarde de Antídoto

Este sábado estaba marcado a con rotulador indeleble rojo en el calendario ya que después de la semana sahariana que hemos pasado hoy bajaban 10ºC las temperaturas así que no hemos desperdiciado la tarde y Piru, Cabe, Navarro y o nos hemos acercado al sector Antídoto en Castillo de Bayuela. La verdad es que nos ha llovido varias veces pero con el viento que hacía, se puede  decir que casi secaba al momento. Incluso diría que yo que era el único que había pillado una sudadera he estado más a gusto que el resto. Hemos empezado calentando en "Gofre Bar", en concreto en todo ese boulder donde hemos hecho también los vecinos y las combinaciones que endurecen bastante las líneas rectas. Me he ido con un dolor de dedos como hacía tiempo que no sentí y de las yemas ya ni hablo porque hemos ido progresivamente endureciendo los objetivos y la cosa se ha puesto seria por momentos.


El campo estaba precioso y este alcornoque había salido de dentro de otro viejo, al fondo nubarrones sobre La Mancha y detrás hemos tenido unas tormentas que nos han mojado unas cuantas veces, como ya he dicho, sin que nos impidiera seguires calando en poco tiempo.


Cabe escalando "Gofre Bar" con el savoir faire que te da la experiencia,donde según que pegue y que bloque de los que hay ahí y en función de si acababa de caer una cortina de agua te encontrabas la salida más o menos cachonda.


Cabe en la línea de la izquierda de "Gofre Bar", no menos desplomada y de la que también ha dado buena cuenta. A destacar las conexiones izquierda-derecha y viceversa donde se entra por una línea, se atraviesa la del medio y se sale por la del lado contrario que también hemos hecho y te dejaban los brazos y los dedos listos para el descanso dominical.


Navarro en una línea que también tenía un apretón con regletas pequeñas y duras y taloncitos que tanto él como yo hacíamos no sin tener que apretar. Y como queríamos apretar nos metíamos en "Estrella Polar" donde ya las tonterías hay que dejarlas en cuanto te calzas los gatos. Bloque durísimo entrando sit y que de pie baja algo el grado pero que sigue quedando duro y regletero. Bien por nuestros dedos.


Flipando en las regletas y romitos pinchudos de "Estrella Polar"donde saltándonos la entrada sentado no hemos sido capaces de salir en el tremendo mantle que hay al final del bloque, quizás el musgo empapado en ese momento pueda haber condicionado nuestra valentía e instinto para preservar nuestras dentaduras.


Otra imagen de "Estrella Polar" donde Navarro ha estado a punto de salir por arriba pero al hacer el mantle ha girado la mano pero la cabeza no ha seguido al movimiento.Y como decía al principio, después de una tarde de apretar me he ido con un dolor de dedos como hacía mucho tiempo y acompañado con el escozor de yemas que te llevas siempre de este sector ahora mismo no sé ni como puedo teclear. Otra magnífica tarde en buena compañía y lo mejor, a mediados de julio pasando fresco aquí, en Castillo de Bayuela

16 jul. 2014

Riesgo de Combustión Espontánea

El Riesgo de Combustión Espontánea que había ayer era de 10 sobre 10 en la escala Righter de Combustión Espontánea e Incineración. Lega y yo somos insensatos pero tampoco tanto, la cuestión es que teníamos que ir a Madrid a por un crashpad nuevo y de ahí recogimos a Nuria y nos fuimos a La Pedriza donde pensábamos que se estaría mejor. Y nunca más lejos de la realidad, caía fuego y encima nosotros nos dirigimos a la zona de Puntos Azules en Cantocochino. Un poco de río Manzanares para hacer tiempo y en vistas que no mejoraba la cosa decidimos ir a ver como se mostraba la roca al tacto en los bloques más cercanos al río.


El río Manzanares que por otra parte es ahora mismo un estercolero y todas las zonas donde cabe una mesa y una silla está repleta de papeles, colillas y toda clase de suciedad.


Nuria en "Meetic" una línea para calentar que ayer costaba dios y su madre en la misma piedra que alberga el mítico "Bloque del Chuuulo". En la foto se puede ver con claridad los destellos que emite el nuevo crashpad de la parejita de moda.


Lega en el mítico bloque del mítico Chulo, el "Bloque del Chuuulo", que en otras condiciones es increíblemente bueno y que ayer fue infumablemente una castaña en la que notabas como la goma de los gatos se iba y deslizaba sin poder evitarlo. La tarde no iba a dar para mucho más ya que la temperatura no tenía pinta de bajar unos grados hasta septiembre, por lo que nos movimos a la zona de los Puntos Azules


Lega haciendo la versión estática del conocido "El Lance". Tras ver la agonía decidimos volver al río, a cenar al Tranco y a casa. Esta mierda de verano no ha hecho más que empezar y los grados que hay ahora mismo son los que hay en una botella de Vodka, alrededor de los 40º. Demasiado eran estas tres semanas que nos había regalado el verano, ahora mismo ya toca seleccionar horarios raros, dejar de escalar o irse de vacaciones, pero para eso aun me queda un mes.

12 jul. 2014

Verano no Veraniego

Este verano sigue sin despuntar y no me quejo, lo que pasa es que estoy acojonado pensando en el otoño costamarfilense que nos espera. Mientras tanto nosotros seguimos aprovechando las tardes y salimos a escalar ahí donde creemos que se puede estar mejor. Ayer la elección fue La Pedriza donde Lega y yo habíamos quedado con Diego, así que tras un paso surrealista por Madrid que no merece la pena ni contarlo nos juntamos sobre las 17:00h en El Tranco y nos dirigimos hacia arriba del Laboratorio buscando la brisa que siempre suele haber en esa colina.


Aquí es donde empezó el surrealismo y yo mientras me quedé con el lema del día: Todo lo que No es Tradición es Plagio. Tras un atascazo en la carretera de Colmenar llegábamos a La Pedriza y nos poníamos manos a la obra siendo conscientes que la mejor hora para empezar a escalar no era esa. Sin embargo, si consigues escalar aun así, por lo menos calentar, mal no va a ir para el cuerpo. Y así sin más empezamos a calentar por los bloques y a soltar el estrés de la vida laboral de la semana. Empezaban la risas, los vaciles y las conversaciones surrealistas.


Lega en "La Ardilla", donde desde ese bloque nos fuimos moviendo por otros másde calentamiento hasta que decidimos bajar al lado del río donde los locales han abierto otro buen puñado de bloques en un sector que cada año sigue ofreciendo buenos bloques para abrir a los que saben leer entre líneas.


Ya en la zona pegada al río estuvimos escalando en "El Maracanazo", bloque de reciente creación por parte de los locales, con su infatigable labor aperturista año tras año, durante esta semana y que tiene unos movimientos muy bonitos en un muro espléndido que las fotos (no logré ningún encuadre que me gustara) no reflejan su verdadero carácter y belleza. Tras hacer algún otro de la zona nos movimos en dirección hacia un techo que hay del cual desconocemos su aperturista así como su nombre y que Lega no conocía y Diego no recordaba haberlo hecho nunca. Yo no tenía claro si podría hacer  el primer movimiento dinámico para recepcionar  sobre el brazo derecho (mi talón de Aquiles) hasta que me puse y lo hice casi sin querer.


Diego saliendo del mencionado bloque, que cuenta también al menos que yo recuerde como mínimo con dos líneas más que abrimos 5 o 6 años atrás y llamamos "Culto al Cuerpo" y "No Boulder for Old Men", en el cual nos metíamos tras descansar un rato porque las yemas estaban entre la carne picada y el chopped. Buscando el porqué del nombre nos metíamos en "No Boulder for Old Men" y de repente me venía a la cabeza el primer día que anduvimos por ahí y lo mucho que llegamos a reir hasta que le pusimos el nombre.


Lega en "No Boulder for Old Men" donde le da igual el nombre, el grado, el calor, la reforma de la ley de seguridad ciudadana, el mundial y la biblia escrita en arameo cuando se pone en modo escalador. Finalmente, un poco antes de empezar a anochecer Diego se tenía que ir y Lega y yo desyemados y con tan sólo dos colchonetas decidíamos que era Beer Time y nos volvíamos hacia el bar también. De camino, en "El Maracanazo"nos encontrábamos al comando de élite local compuesto por Lomo, Perfiles, Santi, Lara, Talo, Iván y Lendi y nos quedábamos con ellos hasta ya entrada la noche para luego acabar cenando y contando batallitas en el bar hasta que Lega y yo recordábamos que vivíamos a 125 km y aun teníamos que volver. Así que tras pasar un buen ratonos metíamos en el coche y emprendíamos el regreso como si a Mongolia nos dirigiéramos, buscad las connotaciones que queráis pero con lo de viaje interminable ya quedaría parcialmente explicado. Me metía en la cama a las 2 de la madrugada cansado, desyemado y contento de haber pasado una buena tarde y un buen rato después con viejos colegas con los que he escalado mucho a lo largo de los años que llevo por aquí. especial ilusión me hizo también el encuentro con Adriansito Morales y Belén, que este es todavía más caro de ver.

9 jul. 2014

Bloqueros de Verano

Una tarde más, justo la que me toca trabajar by the face gracias al regalo de nuestro gobierno, metido en mi tediosa labor con la que me gano el pan, recibí un mensaje de Lega: ¿Salimos hoy? Y yo pensé ¡Toma ya los Bloqueros de Verano atacan de nuevo!. Así que aprovechando las reminiscencias de estas dos semanas de No verano que hemos tenido iba para casa y nos íbamos a escalar un rato, sabiendo a lo que íbamos. Emilio y Nuria se apuntaban también y ya en Castillo de Bayuela el Cabe, Toni y Raúl completaban el equipo.
Nos dirigimos al sector Intuición donde pensábamos que encontraríamos sombra real, de la que no es sólo de árboles sino también de rocas, y así fue. A la sombra no se estaba mal aunque hacía calor, nada que ver con las dos anteriores semanas.Y ahí nos dedicamos a calentar y a escalar todos los bloques posibles, bloques por otra parte asequibles pero en los que ya hay que apretar con calor. Habíamos llegado a las 7 de la tarde y al día siguiente trabajábamos así que tampoco nos podíamos volver muy tarde. El resultado fue una tarde de circuitillo de bloque en el cual nos juntamos unos cuantos que entre todos no hacíamos uno normal y entre risas, batallitas, historietas y cachondeo íbamos escalando. Probamos de dar unos cuantos pegues a alguno delos duros del sector y rápidamente se nos quitó la idea de la cabeza. A mi se me abría la piel en las regletas, notaba como se estiraba y se hacía agujero, así que decidimos bajar una marcha, o un par.


Raúl en "Rollito MILF" la nueva línea recién cepillada por Lega minutos antes, no es una línea dura pero hay que arquear en esas regletas bastante. El autor de la línea se llevaba la primera ascensión. Proseguíamos con nuestro circuito y nos íbamos  al siguiente.


Nuria en "La Neverita", un bloque que aun siendo fácil te exige un apretón. Nuria estuvo dándole y cuando al final la rendición parecía que iba a ser el camino elegido, consiguió reunir en un sólo pegue todos los matices para conseguir salir por arriba.


Lega en "Plutón Verbenero", bloques fáciles que se vuelven difíciles, cantos buenos que se vuelven malo, romos decentes que se vuelven indecentes, esa es la tónica del bloquero de verano.


Lega en "Malditos Bastardos" donde nos metimos y rápidamente nos fuimos porque, aun estando a la sombra, las regletas eran baba de caracol. Siguiendo con nuestro circuito de  bloque fácil veraniego nos movimos algo hacia abajo aprovechando que a las 9 se había levantado una brisa más que agradable y llegábamos al "Buggy" donde nos volvíamos a poner en fila india delante de otro bloque, más de lo mismo.


Lega en "Buggy", una buena línea que ayer estaba algo más complicada comparado con la última vez que paramos ahí. Quizás sea que estamos en julio y la última vez estuvimos en abril, no sé, es lo único que se me ocurre. Tanto Lega como yo lo comentamos que habíamos tenido que poner un poquito más de carne en el asador para hacerlo del tirón y es que las yemas ya no estaban para mucho tute.  El resto probó, probó y nada de nada y es que tal como tocas un canto ya debes ir corriendo a por el otro. Cantos con fecha de caducidad de segundo y medio. Mientras tanto Lega, infatigable, iba a re-cepillar un bloque abrimos la última vez que habíamos estado ahí justo detrás, le llamamos "Paco de Lucía" en su día no es difícil imaginar que día fue. Lo hacíamos de nuevo para seguir con nuestro entreno medio afgano medio saharaui.


Cabe en "Paco de Lucía" ya con luz artificial, la verdad es que estaba bastante limpio a pesar de llevar 3 o 4 ascensiones y es que los cantos del filo son muy buenos. Tras esto decidimos encaminarnos hacia los coches y ahí mantuvimos una tertulia que de haber sido en viernes habría traído serias consecuencias pero que al ser hoy día laborable tuvimos que cortar de manera no natural para regresar a casa. Paliza, ducha, cama y hoy a las 7 de pie, cansado pero feliz, no como los brasileños.

2 jul. 2014

Un Día de Julio sin Moscas

Anomalía meteorológica, así se podría definir lo de ayer por la tarde en El Escorial.Mirando la previsión meteorológica el lunes noche le mandé un mensaje a Lega que decía: ¿Vamos mañana por la tarde al Esco?, ¿Muevo hilos?. Y no me falló él ni los hilos, de modo que Diegote por un lado y Davilo y Lidi acompañados de un belga muy majo llamado Jöel estuvimos pasando una buena tarde en el maravilloso bosque. Más aun, la temperatura nada alta, la brisa constante y la ausencia de moscas hizo que se estuviera de auténtico lujo. Subimos tranquilamente a la zona del "Karmita" donde hicimos el clásico circuito de calentar que es ¡a por todos!.


En "El Casco" probando el grado de apertura y a la vez el punto de rotura. En ese momento nos encontrábamos a David y su hermano Manu que iban con unos colegas y nos juntábamos todos. Aunque primero Lega, Diegote y yo nos parábamos en uno que hay entre medias que ya habíamos probado una vez y le dábamos con rabia pero aun no haciendo calor, ese bloque con frío tiene que ser más asequible.


Diego en este bloque del cual me han dicho el nombre alguna vez pero no lo recuerdo. Tras comprobar que no saldría y tras dejarnos células epiteliales de las yemas por todos lados nos juntábamos con el resto en "El Anguloso" donde hubo encadenes a discreción  y mientras ahí empezamos a tramar donde ir a aprovechar esta tarde de anomalía meteorología con la cual se nos había obsequiado.

Manu encadenando "El Anguloso" y más tarde se llevaba "La Travesía del Oso" y al rato decidíamos ir a la zona de Bajos Bar, en concreto a los bloques de la curva donde "La Arista del Lega" (finalmente ha quedado así reseñada) nos esperaba, la cual ya había sido desvirgada por uno visita de vez en cuando la zona, un tal Davilo. Aunque antes también hacíamos unos cuantos de la zona como "El Filo de la Curva" y "Sobrecero".


David haciéndose con facilidad otra vez "Sobrecero". En ese momento Diego ya tenía que regresar a la base, o sea su vida familiar, y nosotros nos movíamos a  "La Arista del Lega", donde Lega quería ver si podía hacerse con la segunda ascensión. Jöel, Lidi, Lega, Davilo (para enseñarnos como lo hizo) y yo estuvimos dándole y Lega y Jöel la llegaron a tener bastante cerca. Para mi, el dolor de manos, la piel, era insufrible a esas altura de la tarde-noche.


Lega en el bloque lleva su nombre, "La Arista del Lega" buscando la segunda ascensión pero este bloque también requiere más frío y quizás alguna colchoneta más como tuvimos que añadir después. Y así a lo tonto, lo que llevamos haciendo todo el verano, salíamos  alas 10 y media de ahí vuelta al hogar después de varios intentos de lluvia durante la tarde, cenábamos a medio camino a las 11 y media y me acostaba yo que sé a que hora para levantarme devorado hoy a las 7 de la mañana. Aunque mañana ya se me habrá olvidado y voy a hacer lo mismo.